Double Kick Heroes

Double Kick Heroes (Early Access) – Análisis PC

Propuestas frescas en juegos musicales

Double Kick Heroes es una de estas propuestas que en ocasiones pasan desapercibidas mediante esa enorme cantidad de juegos que están saliendo continuamente en Steam, cosa que cada día es más horrible. Double Kick Heroes es una propuesta que se creo que en el Ludum Dare #34 en 2015 y que 3 años más tarde, han decidido pulir, mejorar y sacar una versión del juego.

Para que tengáis una idea de esta alocada historia, estamos hablando de que han juntado un shoot’em’up con un juego musical, imaginaos que en Guitar Hero todas las canciones fuesen heavy metal y subgéneros de este, y además, mataseis zombis al ritmo de las canciones. Pues más o menos, esto es lo que vais a encontrar en Double Kick Heroes.

Montados en nuestro “Gundillac”, sí, un Cadillac armado hasta los dientes, nuestra banda huirá de su concierto al ver que todos los espectadores son zombies, desde este momento descubren que algo está mal en el mundo y se pondrán a investigar lo que ocurre mientras evitan ser comida por esos… “seres”.

Actualmente el juego tiene 3 modos de juego que voy a describir brevemente, puesto que es de los pocos juegos que musicales que he visto con modo historia, lo cual ya merece mención.

En el modo historia, iremos avanzando por el mundo, separado en distintos niveles, encontrándonos con incluso celebridades (imitaciones) de la historia del heavy metal, grupos de supervivientes, descubriendo los últimos resquicios de “humanidad” y, sobre todo, dando con el origen de este desastre que parece ocurrir a nivel mundial, ya que no son solo humanos los afectados… En la versión Early Access contamos con 15 niveles (15 canciones) del total de 30 que nos indican en su página web.

Por otro lado, tenemos el clásico modo Arcade donde simplemente jugamos los niveles para desbloquear otros, conseguir la mejor puntuación y practicar, fuera del estrés de tener que conseguir pasarlo para avanzar en la historia.

Estos dos modos de juego anteriormente mencionados, cuentan con 5 niveles de dificultad, los cuales aumentan de manera progresiva añadiendo nuevas pistas y penalizaciones diferentes, se agradece que haya tantos y tan bien distribuidos, ya que no todos somos pulpos capaces de tocar todo a la vez y además con ritmo. En su nivel más fácil, puedo asegurar que se disfruta de una experiencia de juego agradable y sin necesidad de ser un experto, mientras que la más alta nos exigirá ser absurdamente buenos e incluso aprendernos la partitura.

Pero para que entendáis esto, hablemos de la jugabilidad. Destacar, antes de nada, que podemos configurar los controles a nuestro gusto y distribuir los instrumentos a nuestro gusto y de la manera que nos sea más cómoda, además, admite mando, teclado, accesorios de Rock Band y sticks arcade.  En total, el máximo de instrumentos que llegaremos a tocar son 3: platillos, bombo y caja. Los platillos, la base del juego, se distribuyen en dos tipos de disparo, alto y bajo, que tendremos que ir alternando para derribar a los enemigos. El bombo y la caja corresponden al sistema avanzado de armamento, pues al hacer una cadena larga de estos, tendremos un ataque especial. A esto se suma, que se mejora el arma base del “Gundillac” según hagamos combo, pasando de una simple pistola hasta un cañón que hará estallar todo a su paso. También, como buen shoot’em’up, tiene sus fases de jefe, que de por sí se complican, pero, añaden como extra el hecho que tenemos que mover nuestro “Gundillac” arriba y abajo para colocarnos en la misma línea que los enemigos.

Y en otro orden de cosas, fuera de estos dos modos de juego propios de los desarrolladores, tenemos uno en el que nos permiten crear nuestros propios niveles, escogiendo la canción que queramos, editar la partitura, nivel y los monstruos que saldrán en él. Estos niveles, aun no tengo muy claro como funcionará el sistema, ya que no está del todo implementado, pero supongo que funcionará mediante Steam Workshop, de manera que podemos compartir y descargar sin problemas.

En toques finales de este análisis, algo corto debido a que el juego se encuentra en Early Access, recalcar que el arte grafico es pixel art y que la música (bastante buena) corre a cargo de Frédéric “ElMobo”, quien ya tiene más que experiencia creando música para videojuegos y obviamente, aquí ha hecho un trabajo más que bueno, aun sin ver las otras 15 pistas que faltan.

Pese a ser un juego que actualmente se encuentra en Early Access, promete desde el primer momento en el que lo iniciamos. Es un concepto bastante bueno y bien mezclado, proporcionando un buen ritmo de juego y progreso en el modo historia, a la par que buenos desafíos. La posibilidad de configurar a nuestro gusto los controles, hace que sea más accesible para algunos jugadores, junto a las dificultades bien estructuradas. Es toda una delicia para disfrutar, tanto si eres novato o experto, lo único que me llega a apenar es no saber que ocurre debido a que aun falta contenido, el cual espero que llegue pronto y en la misma línea del que ya conocemos.

Blansi

Article by Blansi

Amante del survival horror, rpgs y shooters. En particular fan de Resident Evil y todos los juegos que se asemejen un mínimo. Streamer en twitch: https://www.twitch.tv/blansis Contacto: blansi@powerups.es