0 Comentarios


Cuando jugar al Golf es más que divertido

Considero que el Golf es uno de los deportes mas serios y que requieren más concentración del paradigma deportivo. Elegir el tipo de palo, estudiar la dirección y fuerza del viento, y finalmente golpear con una intensidad suficiente como para llegar o no pasarnos del hoyo, así como las condiciones meteorológicas, requiere ser una persona muy meticulosa antes de golpear la bola. Cualquier fallo puede hacernos pasar de un birdie a un boggie, o simplemente conseguir un par, que sería como hacer los deberes correctamente.
Hoy aprovecho para hablaros de un juego que me ha sorprendido de una manera muy grata. Durante todos estos años he tenido la oportunidad de jugar a algunos de los simuladores de golf del mercado en distintas plataformas. Desde los clásicos de Nintendo, NES Open o Golf, pasando por la serie Mario Golf,  finalizando con otros más realistas y serios como son las franquicias Tyger Wood’s PGA Tour o la serie Links. Pues bien, la franquicia Everybody’s es una de esas con un largo recorrido en el mercado, un juego que vive en la línea que divide la simulación y el  arcade, que es capaz de mezclar muy bien ambas mecánicas jugables, y que da como resultado un título repleto de diversión y muchos retos por superar.

Everybody’s Golf llegó el pasado verano a PlayStation 4 con una sola ambición, poner un punto y aparte en el género de los videojuegos de golf. Esta veterana franquicia, que emprendía su viaje en el año 1997 de la mano de Camelot Software y Clap Hanz en la menor de las videoconsolas de Sony, lleva a sus espaldas un buen puñado de lanzamientos principalmente relacionados con el Golf, aunque también se han atrevido en alguna que otraocasión con el Tenis o colecciones de minijuegos deportivos a lo Wii Sport.

Adaptado a las mecánicas modernas

Es evidente que estámos viviendo una época donde los nuevos títulos  se cargan de nuevas mecánicas, y en Everybody’s Golf no iba a perder esta ocasión. La nueva entrega de la franquicia da paso a un mundo abierto donde jugar al golf se convierte en algo mucho más que divertido. La sensación de libertad se hace tangible en todo momento durante nuestra estancia en Everybody’s Golf, un lugar donde jugar a este deporte es sinónimo de diversión. Además, todo gira en torno a una trama argumental que iremos descubriendo a medida que avancemos en las distintas ligas y eventos que aparecen durante el juego.

Nuestros primeros pasos los daremos en Golf Island, allí nos darán la bienvenida el señor Suzuki, presidente de la misma, y Yuki, la caddie que nos guiará en nuestros primeros pasos. En ese momento ambos nos explicarán de una manera mas o menos breve, digo mas o menos, porque después de la charla no nos acordaremos de prácticamente nada sobre el funcionamiento de Everybody’s Golf. Los distintos modos de juego, eventos online, como subir de rango… pero en realidad, la única manera de ir entendiendo las mecánicas y modos es participando en torneos y descubriendo -a pié o en carrito de golf- todo lo que nos rodea en Golf Island, que no es poco.

El sistema de golpeo mediante tres pulsaciones, proporciona gran sensación de control.

Clap Hanz no exprime, pero si aprovecha

La nueva aventura de la franquicia intenta aprovechar el hardware de la consola de Sony hasta cierto punto, los escenarios, así como decorados, efectos del césped, tierra, agua y climatología resultan bastante realistas. Si bien tengo que decir que la estética animada del videojuego no es comparable con efectos gráficos tan realistas como de otros títulos del género, pero en cambio, se dejan querer y mucho, gracias a la simpatía que derrochan. El juego goza de una excelente iluminación y utiliza una paleta de colores que mezcla perfectamente colores cálidos con fríos dependiendo del momento del día en el que juguemos el partido.

Así mismo, la desarrolladora ha optado por darle un pequeño cambio al diseño de personajes, dando paso a una estética que mezcla los conocidos Mii’s de Nintendo y los Microsoft Avatars con una versión algo más anime, desechando los diseños de personajes cabezones de anteriores entregas que la verdad, no terminaba por convencerme.

Customiza como quieras

Donde en realidad encontramos este punto de diversión y variedad, es en todas esas funciones de personalización y modos de juego que aparecen en el juego. Si bien queremos, podémos personalizar nuestro avatar a nuestro antojo gracias a al gran abanico de opciones que nos ofrecen. Nuestro avatar inicial podrá personalizarse hasta el más mínimo detalle, altura, complexión, forma y color de pelo, ojos, pelo, cara, expresiones corporales… Hasta el más mínimo detalle que se nos ocurra podrá personalizarse a nuestro antojo.

Por otro lado tenemos la tienda, donde se pueden adquirir elementos decorativos tales como camisetas, gorras, elementos temáticos, gafas o cualquier cosa que podamos comprar con las monedas que obtengamos en nuestras participaciones en torneos o dinero real a través de PlayStation Store. Este apartado muestra muy divertido, dado a que durante las partidas online, podremos llegar a presumir de ciertos objetos que hayamos comprado/adquirido durante las partidas.

Contamos con multiples opciones de personalización de personajes.

En la variedad está la diferencia

Golf Island se presenta como un lugar lleno de secretos y maneras divertidas donde entretenernos, ya sea jugando al golf o realizando otras actividades, como pescar o montar en carrito de golf, explorar, o tal vez visitar al profesor Koenji, que además de explicarnos algunas reglas y mecánicas de juego, nos pondrá a prueba con cuestionarios de distintos niveles, premiándonos con alguna que otra suculenta recompensa al superarlos. Y recuerda, no es fácil acertarlas todas.

Así mismo, Everybody’s Golf está lleno de detalles divertidos, funciones especiales en los partidos, como los hoyos tornados, grandes, normales, que marcarán la dificultad de embocar diferentes tipos de bolas, climatología cambiante, dirección e intensidad del viento, palos especiales, distintos tipos de bolas, subidas de nivel… todo esto hace que las partidas sean más dinámicas y por supuesto divertidas.

Actividades como pescar hacen de Everybody’s Golf un título variado y muy divertido.

A todo esto hay que sumarle los distintos modos de juego, que no son pocos, como los torneos con sus respectivos desafíos para subir de rango, torneos internacionales, el divertido modo disputa territorial o campo abierto, estos tres últimos online, que convierten a este título en un lugar lleno de diversión.

A primeras Everybody’s Golf se muestra como un videojuego dirigido a un pequeño sector de jugadores, pero en realidad es todo lo contrario. Desde que pongamos los pies en Golf Island, descubriremos una forma diferente y muy divertida de disfrutar del deporte del golf. Las personalizaciones de personajes, sus robustos modos online con eventos periódicos, los distintos torneos, sus divertidas mecánicas y por supuesto, su mundo abierto, ofrece un abanico de posibilidades de diversión al jugador que pocos videojuegos de este tipo se ofrecen. Sin embargo, nuestra experiencia en Everybody’s Golf puede llegar a frustrase si no somos un jugador hardcore que busca superar retos constantemente debido a lo costoso es llegar a un determinado rango en los torneos off-line. Por todo lo anterior Everybody’s Golf nos pone en bandeja numerosas horas de juego llenas de diversión. ¿Preparado para hacerte un “Hole in One”?

# # # #

Alberto

Autor: Alberto

Lector de todo lo que cae en mis manos, apasionado del género RPG y Nintendero ante todo. Todo empezó con Super Mario Bros y un aparatejo llamado NES. Los videojuegos ya no son como antes.


Apoya nuestro proyecto

Deje su comentario

You must be logged in to post a comment.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies