Air Conflicts: Pacific Carriers

Análisis: Air Conflicts: Pacific Carriers

El simulador que pasó por PS3 y PC “volando” vuelve con un tímido lavado de cara.

Desarrollado por BitComposer Games y distribuido por Meridiem Games en España, Air Conflicts: Pacific Carriers se presenta en PlayStation 4 tras haber pasado más de dos años desde que la versión del título original apareció para PS3 y PC. Ya en esa época, la entrega paso desapercibida entre los usuarios de PlayStation, por lo que, desde BitComposer Games, han querido lanzar el juego en la nueva generación, ofreciendo el titulo para la versión de PlayStation 4 con la misma mecánica y pequeñas mejoras centradas en el aspecto técnico.

Entre 1935 y 1945 se desarrolló el segundo conflicto militar global, en el que participaban la mayoría de estados del mundo. Esta etapa, la segunda guerra mundial, ha sido retratada en cantidad de películas, libros, novelas gráficas y videojuegos. En títulos como Medal of Honor, Call of Duty o Day of Defeat, se han reproducido las batallas más famosas de Estados Unidos contra la Alemania Nazi, batallas exprimidas hasta la saciedad, han hecho que se haya cambiando de tendencia en estos últimos años por conflictos bélicos más futuristas. Pero hay otras batallas como Pearl Harbour, Midway o la batalla de Iwo Jima, que no han sido tan retratadas en videojuegos como otras batallas del conflicto. Esta etapa del pacífico es la que nos ocupa en Air Conflicts Pacifics Carriers. En 1941 el Imperio japones, que había estado en guerra con China, y pretendía expandir sus dominios en Asia, ataco a los Estados Unidos de América y a las posesiones europeas en el océano pacifico, conquistando rápidamente gran parte de la región.

Air Conflicts: Pacific Carriers_20151125030504

No hay ni buenos ni malos en la guerra, solamente ganadores y perdedores.

Estamos, en la actual generación, ante una ausencia de títulos de la segunda guerra mundial y de conflictos bélicos basados en acontecimientos reales. Por ello se agradece que Air Conflicts se lance para PS4. El juego se decanta por la simulación de vuelo, aunque ésta esté mezclada con un sistema arcade, derivando en un híbrido de ellos dos.

Los eventos o las batallas del modo historia del juego son basados en conflictos bélicos reales. En la campaña, uno de los cuatro modos de juego que podemos disfrutar en esta entrega, empezaremos con el ataque a Pearl Harbour. Podremos elegir cualquiera de los dos bandos, armada estadounidense o el imperio japones. Por lo tanto podremos disfrutar desde ambos puntos de vista cada batalla, no solo en este modo de juego sino en todos. Es un punto del juego a agradecer a los desarrolladores, ya que le añade mucha variedad al juego y nos permiten jugar de forma que podamos ver los famosos ataques como la parte ofensiva y la defensiva, bombardeando portaaviones como japonés o repeliendo el fuego enemigo como norteamericano.

Air Conflicts: Pacific Carriers_20151125030904

Los conflictos entre los dos bandos, y por lo tanto, las dos campañas complementarias nos permiten ponernos tanto en el lugar del soldado norteamericano Lucas Stark, como  y en el del japonés Hideaki Hashimoto, participando en batallas como Pearl Harbour, Midway o Wake Island entre otras. Además de las batallas principales que debemos superar para avanzar en la historia, el titulo nos ofrece unos eventos secundarios que podremos completar o no, es a nuestra elección, pero no completarlas no nos impedirá seguir avanzando en la historia.

En función de la nación o bando elegido podremos decidir controlar un grupo de aviones o buques de guerra de diferentes tipos, algo que nos satisface mucho por la cantidad de variaciones al realizar las misiones, ya que presentan diferencias claras en sus características y armamento. A medida que vamos avanzando en la campaña y cumpliendo objetivos podemos subiendo las habilidades y el rango de los pilotos.

Air Conflicts: Pacific Carriers_20151125030550

Vuela y sobrevive.

Dejando a un lado la campaña, el título contiene diferentes modos de juegos muy disfrutables. En primer lugar, un modo entrenamiento en el que se nos muestran las mecánicas del juego y podemos practicar nuestros bombardeos antes de comenzar con un modo más exigible como la campaña, o el modo batalla.

También ostenta un modo online, que en nuestra opinión no está para nada aprovechado. Este modo se convierte realmente en una carencia grave del juego, por lo que podría haber sumado a la experiencia. Podemos encontrar cuatro modos de juego diferentes en este modo, pero lo que sería una gran experiencia online derribando aviones enemigos de otros jugadores, se convierte en una autentica lucha por encontrar un servidor activo, teniendo que crear nuestro propio servidor y esperar a que entre alguien. Tendrás suerte si alguien lo hace. Mucha…

Air Conflicts: Pacific Carriers_20151125030659

Batalla instantánea, es el modo más divertido del juego para nosotros, en él, podremos crear las batallas más divertidas escogiendo entre diversas opciones. Podremos elegir el escenario donde disputar el combate, el clima, el tipo de batalla (ataque naval, cerrado o terrestre), elegir la aeronave enemiga, las características de nuestros aviones y el armamento, así como la intensidad y el número de la defensa enemiga.

En el modo sobrevive, cambiaremos el combate aéreo por el combate terrestre en un portaaviones, cuyo principal objetivo, como el lógico en este modo de juego, es derribar el máximo número de enemigos con la artillería pesada sin que te destruyan el barco.

Air Conflicts: Pacific Carriers_20151125030927

Le sienta mejor el arcade que la simulación.

El juego puede resultar bastante repetitivo y da poca sensación de libertad, con un apartado gráfico, narrativo y sonoro bastantes convencionales, apenas hay diferencias entre esta remasterización y el juego original de la pasada generación para PlayStation 3. El apartado gráfico es aceptable pero soso, los escenarios podrían haber estado mucho mejor recreados,  y añadir más detalles que hagan mejorar la experiencia visual, ya que se trata de un juego de Playstation 4. La superficie terrestre está muy por debajo de lo que debería, no tanto las texturas del mar, que son bastante decentes. El modelado de los aviones así como los portaaviones y demás vehículos luce notablemente. El avión se puede manejar desde distintas perspectivas en primera persona y tercera persona. La primera persona no es para nada recomendable, ya que la sensación no es nada inmersiva y nos proporciona menos visión, por lo que recomendamos la tercera persona.

El armamento de los aviones es totalmente configurable, tanto el tipo de ametralladoras como la carga de diferentes bombas, las cuales son buenas para atacar objetivos terrestres, con tanto con que algunos aviones poseen bombas de varios tamaños que generan más daño restando velocidad o añadiéndola, y como alternativa  los torpedos son más aniquiladores pero requieren volar a una altura muy baja y a una velocidad prudencial para poder acertar en el objetivo. En teoría, el juego tiene cierta carga estratégica, debido a que puedes pasar de uno a otro avión durante el combate cuando se te acabe la munición o la salud de tu avión sea demasiado baja. De las dos configuraciones de control, arcade y simulación, el modo arcade es la que más nos ha gustado y nos ha parecido más accesible que simulación, ya que ésta más que añadir realismo, nos limita el manejo del avión y los disparos o lanzamientos de bombas.

Air Conflicts: Pacific Carriers_20151125030950

[one_half] Lo mejor:

  • Campaña bien llevada y desde dos puntos de vista.
  • Fidelidad a los grandes combates bélicos.
  • Buena ambientación.

[/one_half] Lo peor:

  • Escasa evolución en cuanto a su juego original.
  • Gráficamente no sorprende.
  • Narrativa mejorable.
  • Se puede hacer repetitivo.

[one_half]

Powerups

Article by Powerups