PowerUps

Vuelve God of War con un Kratos muy diferente

Durante la conferencia de Sony se mostró el tráiler del nuevo título de la franquicia, aunque se desconoce su fecha de lanzamiento

Los cambios siempre implican grandes riesgos, para bien o para mal; es necesario crear nuevos conceptos o, al menos, renovar lo ya inventado. Por esta vía ha optado Santa Monica Studio en la nueva entrega de la queridísima franquicia de God of War, con un tráiler que apunta hacia una perspectiva muy diferente del todopoderoso Kratos.

Así empezaba Sony su conferencia en el E3: por todo lo alto, dejando sin habla a los más acérrimos fans de God of War.  Se nos muestra a un Kratos barbudo, más entrado en años y con el peso de la experiencia a sus espaldas. Ahora, el sangriento y temible guerrero es padre, y al igual que las propias mecánicas del juego, la vida de Kratos ha experimentado un gran cambio. La mayor responsabilidad de todas ha entrado en su vida, y tal y como afirma Cory Barlog de Santa Monica, «necesita averiguar cómo meter el monstruo en la caja de nuevo, cuándo debe dejarlo salir o tenerlo guardado.»

Esta es la gran metamorfosis que experimentará no solo la franquicia, sino también el propio Kratos. Ya no puede permitirse el lujo de dejarse llevar por la ira, por la sangre y el cautivador encanto de la guerra; no siempre, al menos. Kratos seguirá luchando y partiendo en dos a toda clase de bestias y seres mitológicos, precisamente porque el monstruo que lleva dentro nunca podrá morir. Pero ahora tiene algo que perder, un motivo por el que frenar su sed de sangre y anteponer sus instintos. Su hijo necesita un padre.

God of War

God of War se dirige hacia una visión más emocional, y sobre todo cercana, de la vida de Kratos. Santa Monica Studio quiere que sintamos cada movimiento del gran guerrero, restando el factor hack and slash de anteriores entregas en pos de combates más personales pero igual de intensos. La cámara en tercera persona se mantiene a escasa distancia del personaje, creando un estilo que puede recordar ligeramente a The Last of Us y en el que prima la cercanía y el peso de cada golpe que efectúa Kratos. La venganza ya no es lo que ocupa su mente, y el instinto de protección  o el temor al pasado se abren camino en el fragor de la batalla. Después de reventar cabezas mitológicas tiene que enseñar a cazar a su hijo, a sobrevivir.

Nuevas mecánicas sin fecha de lanzamiento  se avecinan de forma inevitable en una de las franquicias más emblemáticas del mundo de los videojuegos, en una nueva entrega donde la «spartan rage» deja sitio a la experiencia y a un ritmo más pausado, donde la mitología griega se desvanece en un mundo nórdico y helado. Los cambios no siempre son buenos, desde luego, pero hace falta valor para llevarlos a cabo; eso es algo que, al menos de momento, no se le puede negar a Santa Monica Studio.

God of War

¿Te gustaría apoyarnos?