PowerUps
esports populares

Los tres eSports más populares

El juego por internet está cada vez más naturalizado entre la población, que ha encontrado en la red un lugar donde pasar muchos momentos de ocio compartiendo experiencias con otros usuarios. Hay una amplia propuesta como casinos online, plataformas televisivas o videojuegos. Entre ellos destaca el crecimiento de los eSports, juegos de ordenador o videoconsolas que han adquirido altos índices de popularidad.

El League of Legends es el videojuego que reina en el mundo de los eSports. Es un juego que combina velocidad y estrategia bajo un contexto de juego de rol. Se trata de un universo fantástico en el que dos equipos pelean por conquistar el poder. Cada jugador controla a uno de estos equipos que están formados por hasta cinco héroes, cada uno de ellos con sus particularidades, sus puntos fuertes y débiles. Saber conocer las limitaciones y posibilidades de estos campeones es clave para tener opciones de ganar. Su capacidad para ofrecer partidas dinámicas y con una continua acción, sin superar un tiempo excesivo en cada una de ellas, como tradicionalmente ha ocurrido en otros juegos de estrategia y rol, han permitido a League of Legends situarse como el líder de los Esports en todo el mundo. Su popularidad ha creado un negocio que mueve más de 2.100 millones de dólares anuales entre ventas de artículos para el juego y otros factores como los campeonatos de nivel internacional que se organizan, patrocinios o seguimiento en Youtube por cientos de miles de aficionados cada día.

En segundo lugar respeto a los eSports más jugados se encuentra un clásico de principio de siglo que ha sabido adaptarse a las nuevas tecnologías y a la demanda de los fans. Se trata del Counter Strike, que con su versión online, Global Offensive es la cuarta entrega (CS:GO), mueve a millones de jugadores cada día. Al igual que el LOL, es un videojuego rápido de partidas cortas, lo que favorece la jugabilidad. Hay dos equipos, uno de policías y otro de terroristas, que pelean por controlar un área. El equipo que mantenga al último participante, gana. Cada jugador tiene sus armas y otras herramientas armamentísticas; y puede ir comprando más a medida que avanza la partida en función de los puntos obtenidos. Son juegos rápidos, de no más de 15 minutos, y presentan varias modalidades; aunque toda se basan en la misma esencia: acabar con el equipo contrario. Solo en la plataforma Steam, un espacio virtual para comprar y descargar videojuegos para jugar en línea, Counter Strike cuenta con 50 millones de jugadores activos.

El DOTA 2 es el tercer eSport más seguido a nivel mundial. Es parecido al LOL, de hecho ambos pertenecen al género MOBA (Multiplayer Online Battle Arena). Son partidas cortas en las que dos equipos, cada uno formado por cinco héroes, compiten por dominar una zona y el objetivo es destruir las estructuras rivales. Es fácil de entender y está adaptado a todos los públicos. Cuenta con dos escenarios, aunque hay una gran propuesta de héroes, más de cien, entre los que el jugador debe elegir. Cada uno de ellos utiliza sus propias armas y cuenta con unos niveles de fuerza e inteligencia diferentes. El DOTA 2 ha generado torneos de alcance mundial que en 2017 movieron una cantidad de 23 millones de dólares.

¿Te gustaría apoyarnos?