cover

Beekyr Reloaded – Análisis PC

Los shoot’em up aún tienen un hueco que, quizá, deberían recuperar

Beekyr Reloaded ha vuelto a un género que últimamente no se suele ver, ni jugar, ni desarrollar, hablamos de los shoot’em up o matamarcianos, que es más español, al igual que el juego.

El juego original salio en 2013 para Android, pero esta versión mejorada trae muchas novedades; niveles nuevos, jefes, modo cooperativo y soporte a gamepad entre otras. Pero creo que lo que más me llama la atención de KaleidoGames, es que se trata de un estudio de una sola persona, Jaime Dominguez. Si bien es cierto que ha recibido ayuda de muchas personas, como los créditos delatan. Me parece que es un buen ejemplo de desarrollador independiente, aunque bueno, puestos algo más en contexto hablemos del juego, que es para lo que estamos aquí.

Imagínate que después de pasarte todo un verano trabajando, llegas un día a casa y te han robado los muebles y el dinero, lo suyo es que quieras vengarte de quien lo ha hecho y recuperar tus cosas. Pues bien, algo así pasa en Beekyr Reloaded, pero con insectos. Un día volvemos a la colmena, donde unos malditos avispones nos han robado todo el polen y la miel que tanto trabajo ha costado recolectar. ¿No os lo he dicho ya? Sí, somos una abeja.

Nuestra principal misión es recuperar nuestro polen y miel y vengar a la colmena, para ello obviamente vamos a disparar (Sí, disparamos siendo una abeja, no os preocupéis) a todo cuanto se cruce en nuestro camino, asaltando colmenas enemigas y destruyendo sus reinas. Para ello, contaremos con elementos muy básicos de prácticamente cualquier shoot’em up, mejoras de disparo y bombas que nos vuelven invulnerables durante unos segundos y hacen daño a los enemigos haciendo que, bien usadas, sean nuestro as en la manga para dificultades más elevadas.

En cuanto a los niveles, tenemos 4 mundos con 28 niveles en total y algo de variedad entre ellos. Sí bien es cierto que hubiera agradecido que algunos niveles no fuesen tan parecidos, tampoco lo voy a poner como una pega enorme. Contamos con niveles horizontales y verticales, estos últimos más bien son una especie de mini juego donde tenemos que matar enemigos, recoger polen para cargar el indicador bomba y eliminar a un jefe, al principio me chocó un poco la mezcla, pero luego los he ido agradeciendo a modo de “descanso” de los niveles horizontales.

Y aún no os he contado, pero hay que tener mucho cuidado cuando juguemos, ya que no solo nos podrán matar los enemigos, sino que también podemos chocar con piedras y otros elementos del mapa, por lo que hace que movernos, esquivar y disparar al final se torne en algo complejo. Según escalemos dificultad se vuelva un auténtico desafío.

El apartado gráfico encontramos también otra diferencia, al menos respecto a otros shoot’em’up que yo he jugado, y es que son gráficos 2D y no es pixel art cargado de efectos por todas partes que al final no sabes ni donde han quedado tus disparos ni los del enemigo, cosa que sobretodo me pasa en los Touhou (aunque esto es más bien un “bullet hell” en toda regla) y al final uno acaba hasta mareado.

En especial os quiero recalcar que no os dejéis llevar por la estética “infantil” del juego, con sus insectitos y sus colores vivos, porque os va a hacer sudar la gota gorda a poco que os despistéis.

 

Conclusiones

Por “desgracia” es un juego que se hace corto y realmente poco más puedo contaros sobre Beekyr Reloaded, más que es un juego que cumple perfectamente con sus “normas” dentro del género. El trabajo de ofrece una experiencia shoot’em up más que desafiante, con una muy buena dosis de rejugabilidad con aquello de picarse a sumar puntos en el marcador y dejar tu nombre en la tabla de puntuaciones y sus diferentes modalidades de juego y dificultades. Sí me preguntáis si recomiendo el juego, creo que os diría que sí, siempre y cuando estéis buscando algo de este género.

Además, como comentaba al principio, se trata de un estudio de una sola persona que ha conseguido, bajo mi opinión, más que otros estudios más grandes y nunca está de más apoyar la industria independiente nacional.

*Siguiendo nuestra política de actuación, este análisis ha sido posible gracias al material cedido por Kaleido Games.

Blansi

Article by Blansi