railway empire

Railway Empire, forjando tu propio imperio – Análisis

La historia de la expansión ferroviaria estadounidense como nunca la habíamos visto

En 1863 se inicia la construcción del ferrocarril Central Pacific desde la Bahia de San Francisco hacia el este. Mientras tanto, el ferrocarril Union Pacific comienza su construcción en 1865 desde Council Bluffs (Estado de Iowa) hacia el oeste.

Si bien se había especulado con otras ciudades como punto de partida, las principales ventajas de Council Bluffs eran que estaba bien al norte de la región donde tenía lugar la guerra de secesión y además era la ruta más corta para pasar al sur de las Montañas Rocosas en Wyoming, cruzando una tierra fértil apta para quienes se animaran a asentarse.

Thomas Clark Durant fue el principal accionista y vicepresidente del ferrocarril Union Pacific. Durant fue un personaje polémico, ya que mientras transcurría la guerra civil, hizo una fortuna con el contrabando de algodón desde los Estados Confederados, con la ayuda del general Grenville M. Dodge. Mientras tanto, gracias a sus contactos, también obtuvo otros beneficios para su ferrocarril como una ampliación de la cantidad de tierra concedida a la empresa en 1864. Como el Gobierno pagaba por cada kilómetro de vía establecido, Durant hizo caso omiso de sus ingenieros y ordenó construir varios kilómetros de recorrido adicional. Así fue que en los primeros dos años y medio, aprovechando la distracción del Gobierno en la Guerra Civil, la Union Pacific no se extendió más de 65 km a partir de Omaha.

Y aquí, en este punto es donde nuestra historia comienza como administradores del futuro de la Union Pacific.

Hace tiempo que no vemos un simulador de gestión de ciudades o elementos urbanos. Al menos uno bueno. Lo que nos ha quedado claro en PowerUps es que a los fans Railway Empire les va a encantar. Pero antes que nada pasemos a analizar todo lo que nos ofrece esta bestia de la gestión industrial.

Lo que ofrece Railway Empire es un auténtico desafío al jugador. Apoyándose en la historia real sobre la expansión de la mayor red ferroviaria estadounidense. EL juego nos desafía a lograr no solo con la creación, si no también con el mantenimiento de una red ferroviaria que conectará tantas ciudades como podamos.

Gaming Mind Studio, creadores de Port Royale y Patrician IV entre otros, son los creadores de Railway Empire. Juegos que vienen alucinando a los fans de los juegos de estrategia, gestión y expansión. Railway Empire nos pone en la piel de un administrador de una empresa de ferrocarril en alza. Nuestro jefazo nos irá dando tareas que completar. Estas tareas supondrán paso a paso un desafío tanto logístico como intelectual para llegar a establecer dicha red ferroviaria. Si bien hay que tener en cuenta es que no es un juego para todos los públicos. Con paciencia y dedicándole un par de horas al aprendizaje, cualquiera que se acerque al género llegaría a cogerle cariño. No obstante, el juego se rodea de ciertos personajes que, aun cayendo en diferentes tópicos, consiguen llegar al jugador. Ofreciendo algo de argumento extra para continuar echándole horas al título.

Otro de los aspectos interesantes son los arboles de investigación, a modo de talentos que iremos descubriendo a medida que completemos tareas y lleguemos a objetivos. Estos nos permitirán mejorar nuestras infraestructuras: Estaciones de tren, edificios de mantenimiento y lo más importante, nuestras vías y locomotoras.

"

"Un desafío tanto logístico como intelectual".

 

Las tareas y objetivos que ya hemos mencionado varias veces se nos ofrecerán en los diferentes periodos de la historia y del juego. Conforme avancemos estos se volverán, una pesadilla logística y económica. Deberemos estrujarnos los sesos a medida que avancemos en los diferentes escenarios.

¿Pero se puede hacer crecer más el juego? Si, por supuesto. Aunque el juego al principio parece muy cerrado, es solamente durante el periodo inicial en el que, a modo de tutorial nos enseñaran a desarrollar nuestras infraestructuras, posteriormente nos dejará una completa y total libertad para hacer lo que queramos. Cada ciudad que conectemos a nuestro imperio ferroviario tendrá unas exigencias y requisitos que tendremos que satisfacer, así como pasajeros que quieran viajar a diferentes ciudades. Para que nuestros trayectos, sobre todo los más largos sean rentables y sean lucrativos tendremos que interconectar diferentes ciudades, con las granjas e industrias cercanas.

La planificación será la clave de nuestro éxito y ser conscientes de que gastos podemos asumir. Porque a medida que añadamos vías, conexiones, estaciones más grandes y estas se vuelvan más y más complejas y extensas también aumentara todos los factores a tener en cuenta para poder realizar esas acciones. Añadir vías adicionales paralelas, intercambiadores, señales y diferentes edificios de mantenimiento harán que nuestra industria siga viva al final del día.

"

"La planificación será la clave de nuestro éxito y ser conscientes de que gastos podemos asumir".

Por si fuera poco, a lo largo de la aventura aparecerán competidores, tanto empresarios, como mafiosos, como políticos mafiosos y empresarios mafiosos. Su labor será la de sabotearte y hacerte la competencia. Tendremos que invertir en vías, trenes y tomar decisiones. No solo limitarnos a ver como sube y sube la cuenta de dólares y acelerar el juego. Para continuar con este apartado solo decir que es de las pocas cosas malas que le he encontrado al juego. Personajes cargados de tópicos e insustanciales que no aportan nada. La dificultad que aportan al juego no es tan grande como la que esperaba. Son el único factor que puede llevar al traste tu empresa de ferrocarriles. Otra mecánica que añade aún más factores a tener en cuenta son Las Subastas. Con estas podremos conseguir diferentes bonificaciones para nuestros trenes, estaciones o industrias aledañas.

El juego cuenta con varios modos de juego, desde uno más trivial y sin restricciones hasta los más complejos. De todos el que más cabe destacar es el editor ya que nos deja muchas horas de potencial trabajo sobre nuestro imperio ferroviario e incluso poder colgarlo en el Steam Workshop, pudiendo compartir nuestros logros a través de Steam.

Pasemos al apartado técnico, el cual está más que pulido. Increíblemente elaborado los menús, simples, vistosos y fáciles de visualizar. Esto siempre ha sido una lacra en este tipo de juegos. Los personajes vienen representados por caricaturas muy coloridas a juego perfectamente con el título y sus menús.

 

"

Con paciencia y dedicándole un par de horas al aprendizaje, cualquiera que se acerque al género llegaría a cogerle cariño.

Finalizando el análisis, nos encontramos que gráficamente está perfectamente cuidado, dando de un realismo enorme al terreno, objetos y ciudades con una gran optimización. Las opciones gráficas no permiten demasiadas flexibilidades, pero lo compensa una gran estabilidad. Cada locomotora está perfectamente animada. Cada engranaje se mueve y cada rueda gira al compás de nuestra máquina de vapor surcando el oeste americano. Esta es una de las cosas que más nos ha impactado. El hecho de poder pasar desde una vista de mapa a un plano de detalle más que increíble, en el que podemos ver todo el detalle del juego.

Como conclusión lo mejor que saco es que, es el título adecuado para todos aquellos que quieran acercarse a este tipo de géneros. El juego si se coge con paciencia no solo es brillante es sublime todo lo que puedes llegar a hacer. Aunque le falta dificultad en cuanto a los inconvenientes planteados por la IA.

Borja "Lovimank" Costas

Article by Borja "Lovimank" Costas

Nací con una Sega Master System II debajo del brazo. Corría al lado de Sonic y Tails, liberé a los dragones cristalizados con Spyro y recorrí desde Balamb hasta Esthar por salvar al amor de mi vida. Todo ello mientras me formaba como actor de doblaje y locutor, profesión que compagino con mi mayor hobby, escribir y jugar a videojuegos.