PowerUps

Aggelos – Análisis PS4

Aggelos: sucesor de la saga Wonder Boy

Mientras que la licencia de Wonder Boy está estancada en cuanto a lo que novedades respecta, más allá de los remakes/remaster que han aparecido estos últimos años para las diferentes consolas, hay gente que sigue haciendo juegos muy del estilo. Este es el caso de Wonderboy Bobi, creador de Aggelos, un título que sin lugar a dudas  está a la altura de la saga y que merece toda nuestra atención.

Una historia RPG clásica

Para mantener todo en un mismo toque de juego retro, la propia historia también pertenece a una época en la que los RPG tenían historias bastante similares: luz y oscuridad. Nuestro protagonista se despierta un día con una imperiosa necesidad de viajar al bosque del oeste, algo le está llamando… Al emprender nuestro viaje nos toparemos con la princesa del Reino de Lumen, que ha escapado del castillo de Valion, el malo malísimo de la historia, y nos dice que vayamos a ver al Rey de Lumen.

Aggelos

Una vez que llegamos al castillo y hablamos con el rey, todo sucederá de golpe. Aprenderemos que Valion es malvado, que nuestro protagonista puede asimilar los elementos de la naturaleza, y por tanto crear el elemento de la luz, y que nuestra misión, de repente, es eliminar a Valion. Simple, directo y sin muchos rodeos.

Y ahora que sabemos que debemos hacer, inicia nuestra aventura, la cual estará llena de misterios, extraños personajes y con bastantes peligros. Como digo, es una historia simple y se puede incluso intuir a mitad de la aventura su desenlace, pero me ha resultado entretenida debido a las misiones secundarias y su variado mundo.

Aggelos

Refinamiento de la vieja escuela

Sin lugar a dudas, creo que parte del encanto de Aggelos reside en su jugabilidad, que mantiene un toque clásico en cuanto a movimientos, pero es fluido como un juego actual. El ataque básico es un solo movimiento de espada, que se debe combinar de vez en cuando con el ataque en salto (que permite rebotar en el enemigo) para poder derribar a los enemigos que nos encontramos en el camino, junto al salto sin más de toda la vida que permite llegar a diferentes zonas y sortear a los enemigos.

Por suerte para nosotros, la jugabilidad no se limita a simplemente estos movimientos, pues en nuestro viaje por el reino vamos a adquirir nuevos poderes ligados a los elementos que asimilaremos. Estos poderes se adquieren en los templos, que son lugares llenos de enemigos, un jefe final y algún que otro acertijo, aunque no muy complicados (hablaré un poco de esto más adelante).

Aggelos

También tenemos una serie de habilidades extras que se obtienen mediante instructores “escondidos”, muchos de ellos accesibles tras adquirir otra habilidad. El “backtracking” del juego es excelente, su mundo está bastante bien diseñado para que sea explotado de esta manera.

Entre tantas habilidades, hay cosas más sencillas en el título como por ejemplo que podemos cargar una poción para curarnos, una hierba para evitar la muerte (nos recupera con una parte de vida), equipar diferentes armas y armaduras, y por supuesto, mejoras de salud y magia “escondidas” por el mundo.

Todo el conjunto se remata con una dificultad, que incluso en dificultad normal, se podría decir que está muy ajustada, no es excesivamente complicado, pero tampoco es un paseo. Los jefes finales dan bastante guerra a lo largo del juego, entre que aprendes los patrones y estrategias, las muertes están aseguradas. Aunque eso sí,  si eres todo un experto y normal se te hace muy fácil puedes probar a jugar en dificultad difícil.

Un mundo por explorar

El mundo de Aggelos es un mundo lleno de vida y muy diverso. Al principio parece que es un lugar de lo más “normal” con humanos y criaturas enemigas, pero a poco que avanzamos nos vamos dando cuenta que hay más de lo que parece. Enseguida descubriremos que los animales también hablan, que hay un completo mundo submarino y otro en el cielo. Que cada ciudad es completamente diferente, así como quien habita en cada una. Da gusto ver algo tan variado en un mundo tan “pequeño”.

Aggelos

Y es que pequeño lo pongo entre comillas, porque realmente es grande, pero son pocas las zonas que existen. Los templos son solo 4 para que os hagáis una idea a lo que me refiero, pero la exploración en general da la sensación de encontrarnos ante un mundo bastante más grande, al ser un mundo no lineal y permitir la libre exploración.

Los templos son las zonas en las que el juego lo da todo, como comentaba son desafiantes y tienen diferentes acertijos, junto al jefe final (combates muy buenos), pero es que cada uno de estos te exige habilidad. El juego te exige que uses lo aprendido hasta el momento para superar cada uno de ellos y obtener la recompensa, un nuevo poder. Y a más avancemos, más complicados se vuelven.

Aggelos

Hay que luchar contra la oscuridad, pero con calma

Vale que Valion está ahí, trabajando en sus cosas malignas a punto de destruir el mundo actual, pero como buen héroe que somos hay que tomárselo con calma y ayudar a quien lo necesite. Si bien es cierto que en muchas de las ocasiones lo haremos por propio interés, en Aggelos también hay misiones secundarias y secretos que encontrar.

Si prestamos atención a nuestro entorno y lo que algunos NPCs dicen en las ciudades, podemos descubrir muchos de estos secretos. Otros simplemente nos pedirán que hagamos algo… No son muchas las submisiones, pero algunas de ellas son necesarias para adquirir el equipo de Aggelos, el mejor del juego. Si exploramos lo suficiente, podemos incluso encontrar un NPC que montará su tienda en nuestra casa.

Aggelos

Gráficos y música

Como siempre digo, no hay que juzgar un juego por sus gráficos, así que esto que nunca os eche para atrás. Aggelos cuenta con un apartado visual bastante fiel a los 16 de bits, con bastante buen nivel de detalle y fluidez en animaciones, aunque también diré que hay algún sprite que no me terminaba de encajar con todo el conjunto.

En cuanto a la música, sin ser algo que para mi gusto destaque por encima de todo lo demás, encaja perfectamente en el título y le proporciona un extra para que no se vuelva monótono.

Aggelos

Conclusiones

Aggelos es un título con una inspiración bastante clara en títulos como Wonder Boy, pero consigue crear su propio mundo sin ningún problema. Tiene una buena base y muy sólida, con una aventura divertida y desafiante, junto a una jugabilidad híbrida entre lo clásico y lo moderno. Nuestra primera partida puede darnos entre 6 y 8 horas de juego aproximadamente según el tiempo que exploremos. Si te gustan las aventuras clásicas RPG no lineales y quieres echarte un rato agradable, Aggelos es sin duda un título a tener en cuenta.

Nota: 8/10

*De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este título ha sido analizado gracias al envío de una copia de prensa por parte de PQube Limited via Keymailer.

Blansi

Contact and review codes (PC & PlayStation): blansi@powerups.es