PowerUps
ancestors legacy analisis

Ancestors Legacy – Análisis PlayStation 4

Una de las mejores adaptaciones del género para consolas

Desde el pasado verano, los usuarios de PlayStation 4 y Xbox One están disfrutando de Ancestors Legacy, el título de estrategia en tiempo real (RTS) del estudio polaco Destructive Creations para PC adaptado para consolas y distribuido en nuestro país gracias a Meridiem Games. El videojuego, ambientado en la Europa medieval y los conflictos entre las facciones que la habitaban en la época, contiene un alto componente histórico y altas dosis de violencia a través de sus cuatro campañas; vikingos, anglosajones, germanos y eslavos.

Una sólida ambientación histórica

Ancestor Legacy nos hace dar un salto temporal a la Europa medieval donde las cuatro facciones predominantes de la época: Vikingos, Anglosajones, Germanos y Eslavos, se disputaban los ricos territorios del viejo continente a golpe de espada y hachazos. El videojuego, a través de sus cuatro campañas, nos cuenta las incursiones más importantes que se llevaron a cabo durante la época: comenzando por el saqueo del monasterio de Lindisfarne, en la era vikinga, hasta la rebelión contra la Orden Teutónica durante el Gran Levantamiento Prusiano en Magdeburgo entre otras. Un viaje temporal por las campañas más importantes durante el medievo europeo que trata de reflejar lo dura y brutal que era la realidad de esa época.

Cuatro campañas y multijugador

A priori, en Ancestors Legacy nos encontramos con dos modos de juego diferentes; el habitual modo campaña del género y un multijugador en línea. En cuanto al primero de ellos, el modo Campaña, nos encontramos la posibilidad de elegir entre las cuatro facciones que poblaban la Europa medieval de la época; Vikingos, Anglosajones, Germanos o Eslavos.

En Ancestors Legacy nos esperan cuatro intensas campañas militares divididas en dos héroes cada una.

Cada facción, nos sumerge en historias diferentes. Concretamente en la de dos de sus gloriosos personajes de la época. Por parte de los Vikingos del Reino del Norte, tenemos a Ulf Barba de hierro y a Riúrik. De los Anglosajones Reino de Britania, a Eduardo el confesor y Haroldo II Godwinson. Los Germanos del Sacro Imperio romano-germánico nos trae la campaña de Rodolfo I y de la Orden Teutónica. Finalmente, los Eslavos Reino de Polonia, a Miecislao I y a Boleslao I «El valiente». Todas ellas a través de cinco misiones interconectadas entre sí a través de la línea del tiempo y que nos llevarán a conocer los acontecimientos más importantes de cada facción.

Las campañas están divididas en dos, que corresponden a cada personaje, por lo que la duración del modo principal de Ancestors Legacy es bastante extenso. Todo esto sin llegar a meternos, al menos de momento, en la duración de cada capítulo. Aquí ya depende de muchos otros factores, aunque ya adelanto que pueden llegar a durar de entre hora y media a dos horas cada uno.

Por otro lado, tenemos el juego multijugador en el que podemos elegir entre partida rápida o el buscador de servidores. En cuanto al primero se trata de una partida publica normal usando el servicio de matchmaking. Una vez elegido se pueden elegir una serie de filtros para buscar ciertas partidas ajustadas a nuestro gusto. Algo que me asombró bastante en este modo es la cantidad de jugadores activos que se encuentran en los servidores, haciendo el tiempo de espera entre partidas bastante corto y con conexiones muy estables en los servidores.

fenómenos atmosféricos
Los fenómenos atmosféricos afectarán tanto al movimiento de las unidades como a la propagación de los incendios en los edificios.

Una vez dentro de las partidas multijugador nos encontramos con dos modos: Aniquilación y Dominación. Saber cuál es la diferencia entre ambos no es muy difícil. En el primero de ellos; Aniquilación, básicamente tenemos que eliminar, por completo, la base enemiga. En este modo no solo se trata de destruir las unidades enemigas, sino también, las construcciones dentro de su base: Si por un casual una de estas edificaciones principales siguiera en pie; operativo: ayuntamiento, barracones, campo de tiro, herrería o establos, el enemigo no estaría completamente derrotado.

En cuanto al modo Dominación… Básicamente se trata de conquistar y mantener el control de las aldeas del enemigo. De igual modo, cada jugador tiene un número determinado de puntos visibles en todo momento y que, a medida que vaya perdiendo el control de las aldeas y pase el tiempo, irán disminuyendo. El jugador que llegue a cero puntos, será derrotado.

Por último, tenemos el modo de juego «Escaramuza». Que se trata de jugar contra la I.A. en los mapas del modo multijugador. De esta manera podemos estudiar el terreno antes de enfrentarnos a otros jugadores en el modo online.

Buena adaptación de los controles

Una de las cosas por lo que no me atrevía a analizar este título en PlayStation 4 precisamente era por este apartado. Soy jugador frecuente del género RTS con la excepción, de haberlo hecho siempre desde PC utilizando teclado y ratón como es habitual. Entonces, la mayor duda que se me planteaba era que la experiencia de juego podría verse mermada por utilizar un Gamepad, sin embargo, tras las impresiones positivas de compañeros que lo probaron en el stand de Meridiem Games durante el MGW de este año, me animé con el análisis y la verdad es que mis conclusiones son bastante positivas.

Aun así, tengo que decir que, para los que venimos de jugar al género en PC, al principio se nos hace un poco extraña la distribución de los controles en el gamepad. Es verdad que están algo más limitados que en teclado y ratón debido a su accesibilidad y velocidad a la hora de elegir los comandos, pero al cabo de unas partidas uno se va adaptando a perfectamente a ellos. Se nota a grandes rasgos el esfuerzo del equipo de desarrollo ha trabajado bastante duro para adaptar adecuadamente cada uno de los controles al dispositivo.

Menú de atajos
Se podrá acceder a las acciones tanto pulsando R2 como mediante el menú de atajos de la parte baja de la pantalla.

Tenemos accesos rápidos tan solo combinando R1 o L1 junto con la botonera frontal, o desplegables de los mismos combinando los otros dos gatillos, R2 o L2, junto a direccional analógico derecho. El control de la cámara está reservado para los sticks analógicos. El izquierdo para moverla tanto longitudinal como transversalmente y el derecho, para acercar o alejar. Además, si pulsamos junto a la dirección que queramos R1 el desplazamiento de la misma es más rápido. Es indudable que, al principio, se nos hará un mundo quedarnos con toda la distribución de cada acción con cada uno de ellos, pero, tras superar los tutoriales y que, en la interfaz de la pantalla nos aparecen junto a su función, todo es más fácil de asimilar.

En general la adaptación de los controles de PC a consolas ha resultado ser bastante buena, no tanto como nos hubiera gustado debido a las limitaciones que tiene el uso de un gamepad en este género de videojuegos, pero en general, la experiencia jugable en ninguno de los momentos ha terminado siendo un suplicio.

Una buena mezcla entre gestión de recursos y táctica

En Ancestors Legacy no solo tendremos que gestionar las unidades de combate, también es de suma importancia la gestión de los recursos de los asentamientos para crear o mantener a nuestras unidades de combate. Como es habitual en el género, la recolección de recursos está dividida en tres: Madera, comida y hierro. Además, cada aldea tiene sus propios civiles que se encargan de su recolección. Como gestor de ellos nuestra misión es decidir qué tipo de recursos necesitamos y cuales tenemos que recolectar.

Estar al tanto de los recursos no es nada difícil, en la misma pantalla, se puede ver que cantidad de tipo tenemos y la cantidad que se está recolectando en todo momento. Como ya he comentado, la recolección es de suma importancia, ya sea para crear nuevas unidades, hacer crecer el pueblo con nuevas construcciones; casas, barracones, pozos… que a su vez abren aún más el abanico de recursos de combate y unidades y, además, mantener la moral de las unidades alta manteniéndolas bien alimentadas.

Nivel tecnológico
Subir el nivel tecnológico de nuestro asentamiento ampliará el número de construcciones y unidades reclutables.

Además, el que Ancestors Legacy estuviera respaldado con una sólida ambientación histórica no iba a pasar desapercibido. Cada facción representa la propia cultura, tecnología y tropas de la época. Aunque no se diferencien demasiado en la clase de tropa, sí que lo hacen por el tipo de habilidades. Además, los héroes de cada facción también tienen sus propias características que apoyarán notablemente a las unidades en combate, además de mantener la moral de las tropas siempre alta, siendo una pieza indispensable en nuestro ejército. ¡Protégelas a toda costa!

Alto componente táctico y variedad de misiones

Sumergiéndonos un poco el sistema de combate de Ancestors Legacy tengo que decir que es un RTS que ofrece muchas posibilidades. Una de las que más me llamaron la atención se trató de la posibilidad de poner en práctica nuestras propias tácticas de combate gracias al aprovechamiento de las características de las propias unidades. En primer lugar, se trata de uno de los juegos del género que tienen en cuenta la posición de las tropas. Con esto quiero decir que se aprovechan bastante bien los elementos naturales, como las elevaciones, cubiertas, ocultaciones e incluso el factor atmosférico tiene bastante que ver durante los combates.

Por ejemplo, si nos encontramos en una elevación con escuadrones de arqueros o honderos, aprovecharemos la barrera natural para evitar el combate cuerpo a cuerpo y así ejercer un mayor daño a la unidad enemiga. Así mismo, también se pueden utilizar arbustos para escondernos y emboscar a unidades enemigas, ganando ventaja frente al enemigo mediante el aprovechamiento del factor sorpresa. Igualmente, cuando se hace de noche, nos será más difícil ser detectados por el enemigo, siempre y cuando no hagamos uso de las antorchas, por lo que nos será más fácil acercarnos lo más posible a las defensas enemigas sin ser visto.

En cuanto al movimiento, se sigue el sistema tradicional en el género. Se puede operar por unidades individuales o en grupo, mediante la selección en masa. Hay que tener en cuenta que cada unidad tiene su factor de movimiento, unas son más rápidas que otras, además de depender el tipo de armadura que porten. Este detalle es bastante importante cuando desplacemos por el mapa varias unidades, ya que de no controlarlas tal vez llegue antes una unidad que no queramos que entre en combate, como las de arqueros, que lo ideal es que queden retrasadas para apoyar el avance de otras.

Ocultación unidades
Ocultar nuestras unidades en la maleza nos proporcionará ventaja táctica sobre el enemigo.

Además, los combates utilizan el famoso sistema piedra, papel, tijera. De esta manera cada unidad, divididas en lanceros, escuderos, infantería pesada, caballería, escuadrones a distancia, ballestas, catapulta y civiles, tendrá una ventaja en combate frente a otras dependiendo de sus características de combate.

A un buen nivel dentro del género

Llegando al aspecto técnico tengo que decir que el rendimiento está por debajo de la versión en PC, aun así, se encuentra a un buen nivel dentro del género. Nuestro análisis, realizado desde una PlayStation 4 Slim, ha conseguido una resolución máxima de 1080p y 30 FPS «básica», aunque el menú de opciones de pantalla subirlo a «mejorado» con una mejora en las texturas y, a «alta resolución» a 4K y 30 FPS. Esta última suponemos que sea para PlayStation 4 PRO.

En cuanto al diseño, se nota a grandes rasgos el gran esfuerzo en darle forma a las unidades de combate, así como a las edificaciones y escenarios que, por cierto, son bastante variados y amplios en cuanto a orografía y estética. Además, quiero hacer una mención especial a los efectos del fuego, la lluvia y los relámpagos, añadiendo a la escena un ambiente aun más realista. En cuanto a las escenas de introducción, el equipo de desarrollo ha optado por el uso de ilustraciones de arte, que a pesar de ser demasiado estáticas le dan más profundidad a la hora de contarnos historia que estamos viviendo.

La cámara de batalla (R3) permite ver en primera plana que es lo que está ocurriendo en el combate.

Finalmente, el último punto lo reservo para el apartado sonoro que, no siendo demasiado relevante en el videojuego, se comporta correctamente gracias a las melodías que aderezan en el fragor de la batalla y un tema principal que suena a tambores de guerra desde el primer momento. La desarrolladora, se ha preocupado de incluir voces en inglés para la narración de las introducciones, además de todo tipo de efectos y voces durante la partida que ayudan a que este apartado sea aún más positivo.

Conclusiones

Ancestors Legacy es uno de los títulos que mejor representan al género RTS en consolas. Un videojuego con un fuerte componente histórico a través de sus cuatro campañas con muchísimas horas de juego y un modo multijugador en línea, con una comunidad de jugadores bastante activa que proporciona un plus más en cuanto a duración.

Aunque técnicamente no está a la altura del rendimiento en PC el videojuego, no muestra en prácticamente ningún momento deficiencias técnicas. Además, la adaptación de los controles al gamepad, aunque al principio os parezca incómodos, es fácil de asimilar al cabo de varias partidas.

Resumiendo, en Ancestors Legacy se siente el cariño con el que los de Destructive Creations han tratado la adaptación de este título, una excelente oportunidad para adentrarnos en el género desde una consola si no tienes un PC lo suficientemente potente para disfrutar de ellos. 

Nota 8/10

*De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este título ha sido analizado gracias al envío de una copia de prensa por parte de Meridiem Games.

Alberto

Alberto

CEO PowerUps. Jugador de la vieja escuela, lector de todo lo que cae en mis manos y apasionado de los indies. "Los videojuegos ya no son como los de antes".

Publicidad

Juegos buscando financiación

Publicidad