PowerUps

Auriculares Razer Kraken X Lite – Análisis

Kraken X Lite – Razer se vuelve económico

Todos sabemos y no es ningún misterio que los productos Razer tienen un precio elevado, aunque entendible por la calidad que ofrecen, no están al alcance de todos. Esto es un «problema» que viene teniendo la marca desde hace un tiempo, pero que intentan solventar al menos respecto a auriculares, con los Kraken X Lite. Estos auriculares, de diseño sencillo pero con buenos materiales, se pueden encontrar por cerca de 40€ en el mercado. Además, para su rango de precio, cuenta con el extra de sonido 7.1 mediante software, por lo que es un buen añadido. Así pues, vamos a ver que nos encontramos con los Razer Kraken X Lite.

Unboxing

Como de costumbre vamos a comenzar por lo más básico, el empaquetado de estos auriculares, que es bastante diferente a lo que vemos en las gamas superiores. Mientras que, en los modelos de gama superior, la presentación esta infinitamente más cuidada, aquí se va más al grano.

La caja por fuera, como en todas, tenemos una imagen de los auriculares y un resumen de sus características en la parte de atrás, así como un listado de sus características técnicas. Por dentro el contenido viene en una caja de cartón marrón, normalita y clásica. En su interior los auriculares protegidos por una funda, así como sus accesorios. Como añadido un manual del producto, las clásicas pegatinas de Razer, y la cartita del CEO junto al código de acceso al software para el 7.1.

Pero bueno esto se ve mejor en el unboxing que os dejamos a continuación:

La ligereza como su mayor virtud

Si vamos al diseño de estos auriculares, lo cierto es que están bastante bien hechos. Comenzado por la diadema, que esta vez la encontramos fabricada en plásticos resistentes, cosa que aligera el peso. La forma de esta es ovalada, y aunque aparentemente más cerrada que en otros auriculares, se abre bastante para ajustarse bien a nuestra cabeza, de hecho, gracias a esto conseguimos que una vez puestos queden muy bien colocados. En la parte media de la diadema encontramos un acolchado para aligerar la presión tras mucho uso, y en la zona externa como de costumbre la serigrafia de Razer.

En la zona de los altavoces, encontramos que estos ofrecen cierto movimiento para ajustarse mejor a nuestra cabeza y orejas. Estos también están construidos en plástico, con un diseño muy similar al de otros modelos de la marca. En cuanto a estética tenemos la clásica rejilla con el circulo en medio con el logo de Razer,

Las almohadillas son como de costumbre un auténtico gusto. Están hechas de piel sintética, con el canal oculto para las gafas, bastante gruesas y blandas, ofrecen además un buen aislamiento al cubrir por completo la oreja, cosa que se agradece. Respecto a si dan calorcito o no, es complicado en esta época porque donde vivo estamos siempre a unos 5º en estas fechas. Sin embargo, sí que os puedo decir que son comodísimos, como de costumbre en los auriculares Razer.

Ahora, lo que más llama de estos auriculares, es sin duda su peso. Es de lo más destacable si comparamos con otros modelos en el mercado, ya que pesan tan solo 250 gramos, permitiendo así que, tras horas y horas de tenerlos puestos, no nos enteremos.

Por último, el cable mide 1,3m y está recubierto con una goma texturizada para añadir resistencia, junto al ya conocido splitter de audio para conectarlos al PC. Aunque no todo es bonito, una cosa que me ha resultado terrible en este modelo, es la ausencia de un controlador de volumen, ya sea en los altavoces o en el cable, dejando la regulación al ordenador.

Calidad de audio

Primero os dejo las características técnicas:

Este es un tema muy interesante, ya que hay una sutil diferencia en los altavoces de estos auriculares, los cuales pasan de ser de 50mm a 40mm. Aunque el sonido es algo subjetivo, ya que no todos tenemos el mismo oído, hay unas ligeras diferencias. Podemos decir, de una manera sencilla, que unos auriculares de 50mm ofrece unos graves más potentes, mientras que los de 40mm, ofrecen unos bajos algo más desbalanceados. Sin embargo, estos drivers de 40mm de Razer parece que están especialmente optimizados.

Y es que he estado probando los auriculares como de costumbre de diferentes maneras, conectados al ordenador, en el mando de PS4 y directamente al monitor. En todos los casos el resultado ha sido igual, con diferencias tan mínimas que no hace falta ni hacer mención a ellas. El contenido que he disfrutado con estos auriculares ha sido variado: videojuegos, música, cine, series, podcasts y, obviamente, comunicación mediante Discord.

 

¿El resultado? Bastante contento. El sonido que reproducen estos altavoces es bastante potente y mantienen un buen equilibrio entre los diferentes rangos de sonido, aunque sí que es cierto que los graves no son tan potentes como en otros, pero tampoco es algo que marque mucha diferencia. Personalmente he quedado muy contento, ya que tienen equilibrio bastante bueno en sonido y, por ejemplo, las voces, se escuchan muy bien. También en consola el sonido ha tenido buen resultado, permitiendo reconocer de dónde vienen los diferentes sonidos de los juegos y localizar antes al enemigo.

Así que en, resumen, tenemos unos drivers de 40mm con un muy buen resultado que no tiene nada que envidiar a otros auriculares. Y para terminar de rematar, volvemos a tener sonido 7.1 mediante software, y esta vez funciona algo mejor, ya que el sonido de los canales extras no suena tan artificial, dando un plus para aquellos que busquen jugar en competitivo.

Calidad de micrófono

Como siempre, primero sus especificaciones técnicas.

Confieso que aquí tengo mis más y mis menos, hay cosas que no me gustan y otras que sí. Lo primero de todo es que estamos ante un micrófono que no es retráctil, por lo que siempre está fuera y esto podría ser molesto a la larga, así como perjudicial si no tenemos cuidado, y que, al carecer de controlador en el cable, no se puede silenciar rápidamente.

Dicho esto, vamos a hablar en sí del micrófono, el cual posee un patrón de captación cardioide que capta el sonido por delante y menos por detrás/laterales, pero aun así sí que es cierto que capta algo de ruido, aunque solo en potencias algo altas. Por otro lado, también digo que se mantiene en un estándar bastante bueno, que con unos pocos ajustes ofrece muy buenos resultados, tanto en ordenador como en consola.

A continuación, como de costumbre, la prueba de micrófono:

Conclusiones

Los Razer Kraken X Lite entran en un buen rango de precio/calidad, sin lugar a dudas. Tiene unos buenos materiales y acabado, son muy cómodos de tener puestos todo el día y se escuchan fenomenal. Como pegas tenemos la falta de micrófono retráctil y el pecado que es no poner un control de volumen en 2019, que si bien hay gente que puede vivir sin esto, para mí son cosas básicas en un headset.

Aun así, si a ti esas pegas no te molestan, sin duda es un producto con buena calidad y acabados, por lo que podría interesarte de igual manera.

Nota: 7.5/10

*Las notas se otorgan en relación calidad/precio.

**De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este producto ha sido analizado gracias a la cesión de una unidad para review por parte de Razer España.

Blansi

Blansi

Co-Administrador de PowerUps. Jugón desde bien pequeño y amante de los Survival Horror y RPG. Puedes leerme en Twitter o verme jugando por Twitch. Contacto: blansi@powerups.es

Publicidad

Juegos buscando financiación

Publicidad