Mastodon
PowerUps
b.i.o.t.a. analisis

B.I.O.T.A. – Análisis PC (Steam)

Píxeles VS Alienígenas.

Ambientado al más puro estilo USA, una aventura tradicional de plataformas y acción con escenarios que son un desafío individualmente en sí. Tintes de película bélico/fantástica americana de los 90 en la que un aguerrido grupo de especialistas salvará el mundo y las colonias espaciales de un agente alienígena que traemos a nuestro planeta con tal de tener una fuente de energía más con la que ganar dinero.

Parece que mi tiempo en PowerUps empieza a tener algo que se repite como patrón. Los que yo llamo «one man design», con una persona dedicada a desarrollar una idea, programar todo el videojuego y realizar los gráficos. Pues eso, amigos míos, es Small Bros, una compañía que, como cuenta en su web, nació de una idea que alguno creería imposible y este señor tuvo coraje de realizar. La idea en cuestión se llama Ghostly matters y fue el debut del anónimo desarrollador. En esta ocasión B.I.O.T.A. es su segundo trabajo y está dispuesto a que haya mucho más. El juego lo distribuye Retrovive, especialistas en juegos indies que quieren crecer en el mundo del videojuego con algunos juegos en Steam como Project Warlock, Shardpunk: Verminfall o Janosik.

La idea B.I.O.T.A. es divertida, no muy original, y nos dispone los elementos desde el principio. Nos sitúa en el siglo XXII, 2177, un meteorito cae en la tierra y trae a nuestro planeta el Viridium, un mineral mejor que cualquiera que ya tuviéramos aquí y que nos permite conquistar el espacio. Esto hace que las compañías mineras crezcan tanto que acaben con los gobiernos y una en particular se hace con el poder, V-Corp. Es tan goloso que tienen colonias mineras a lo largo del universo. En una de ellas aparece «el agente» una entidad alienígena que se carga a un grupo de científicos y mandan a «el infame escuadrón Gemini II a solucionar la papeleta.

Gráficamente es un juego pixel art 8 bits muy resultón, con animaciones muy fluidas, no exige mucho al hardware (yo lo jugué en Steam) con lo que no se para mucho, esencial para estos juegos donde los reflejos tienen que estar acompañados de la imagen. Detalles en todas y cada una de las pantallas que componen este metroidvania y escenarios variados son lo que nos ofrece este entretenido título. Paleta de colores personalizable con hasta 54 colores, que aporta ambiente peliculero a los ya mencionados escenarios.

En cuanto al sonido es un poco peor para mi gusto que los gráficos pero tampoco te sacan del juego. Mezclas con épica y suspense dependiendo de la zona y música con sintetizadores modo retro.

Ya en el juego nada más empezar tienes un pequeño mini tutorial que te explica los controles, mejor con mando sobre todo desde que es tan fácil conectar uno de PS4 o PS5, y al finalizar ya nos deja a nuestra suerte. Tenemos al principio 4 personajes para elegir, que se convierten en 8 cumpliendo una serie de requisitos, y dos finales. Para llegar a ellos deberemos pasar de mini fase en mini fase encontrando powerups (en honor a esta casa) y abriendo nuevos caminos a zonas diferentes sin ninguna ayuda más que el mapa y con barreras en el diseño como por ejemplo si necesitas A vas a tener que pasar por B o sino no tendrás el «poder» adecuado o la imposibilidad de comprar items que necesitas hasta que tengas tu monedero al nivel necesario.

Llegado el momento accederemos a un mecha que nos abre unas fases de destrucción masiva con misiles infinitos que te vendrán muy bien como terapia antiestrés, festivales de monstruos por todas partes y humo en la pantalla. Muy divertido si el estilo metroidvania te gusta mucho y no te importa que la estética sea retro. Una cosa que si le aconsejaría al desarrollador de Small Bros es que si guardas con un solo botón o en los puntos de guardado repartidos por el mapa, quizá la segunda posibilidad es poco útil, por ahorrar esfuerzos.

Cada jugador es diferente en comportamiento, velocidad y rango de ataque, siendo factor diferencial sus poderes secundarios. ACE utiliza una SMG y bombas, ZEED en cambio tiene una Shotgun y su rango es más cercano, KIRILL y su C4 viene bien para jefes y FLYNT abarca toda la pantalla con su rango. Avanzada la historia además todos suben sus prestaciones cuando compramos mejoras en las tiendas y vamos desbloqueando a los otros 4 personajes. UNIT 34 es necesario para poder pasar una zona en concreto, a JADE la rescatamos en un momento concreto y nos aporta el botiquín y tanto TETSUO como ALEX son perfiles orientados al speedrun y los conseguimos al terminar por primera vez el juego.

Conclusión

B.I.O.T.A. se trata de un videojuego entretenidísimo que muestra una mezcla explosiva entre jugabilidad y píxel art que nos deja buen sabor de boca. Entre el modo principal, que al final tiene su miga incluso acercándose al final, y los demás modos de juego se invierten con sentido una buena ración de horas que merecen la pena. En un juego apto para los amantes del pixel art y el género metroidvania a partes iguales.

8

B.I.O.T.A. está disponible en PC (Steam y GOG) por 8’99€

*De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este título ha sido jugado gracias al envío de una copia de prensa por parte de PressEngine.