PowerUps

Battle Royale: La fórmula del éxito

Una isla, cien participantes y un solo superviviente. A simple vista parecerá el argumento de una novela de ficción, pero no, hablamos de uno de los géneros que actualmente están pegando más fuerte en la industria del videojuego, a veces como un género, otras como modo de juego, pero lo que es seguro es que prácticamente nadie, se está resistiendo a este concepto que está circundando la fórmula del éxito.

Hoy en día al hablar del término Battle Royale automáticamente se nos viene a la cabeza cualquiera de los videojuegos que incluyen el término en sus modos de juego, Fortnite, Player Unknow Battleground u otros de los muchos que poco están instaurando este modo de juego que tanto están pegando en el mercado. Un género que apenas tenía popularidad hace un par de años y que poco a poco su número de usuarios está creciendo a pasos agigantados, tanto que hasta tal punto de que grandes compañías como Activision sopesaron muy seriamente añadir este género como un modo de juego más dentro de sus grandes franquicias, como fue el caso de Call of Duty: Black Ops 4.

El germen de todo

Pero para adentrarnos un poco más en el concepto Battle Royale en los videojuegos me gustaría hablar un poco de sus inicios, donde y como comenzó todo y quien es el creador de esta fórmula que tanto está dando que hablar en la industria y ¡no! No está basado en la novela de «Los juegos del hambre» como muchos creen.

Battle Royale viene de otra novela, concretamente de una editada en el año 1999, en aquel entonces KOUSHUN TAKAMI lanzó al mercado el best seller japonés con el mismo título, una novela que no tuvo demasiado éxito fuera de japón pero que a día de hoy, beneficiándose del éxito de Fortnite, volvió relanzarla bajo el seudónimo «la novela que inspiró el juego Fortnite: Battle Royale».

Su argumento cuenta la historia de una clase elegida para participar en el «juego» Battle Royale. Bajo la excusa de «un viaje cultural» los estudiantes del instituto de Shiroiwa, son adormecidos mediante gases en el autobús en el que viajaban y son secuestrados y llevados a un instituto en una isla que ha sido evacuada, la isla de Okishima. Cada año, cincuenta clases de tercer año (Noveno grado) de varios institutos son elegidas para participar en el juego. Se concentra a la clase en un lugar aislado (una zona industrial, una isla…), y los estudiantes son obligados a luchar a muerte hasta que sólo quede uno, por lo que el superviviente es el «ganador» oficial del juego.

El concepto Battle Royale en los videojuegos

El concepto Battle Royale viene de bastante atrás. Para los que aún no lo sepan sus primeros pasos llegaron como mods para los conocidos Minecraft y Arma II. Estos modos poco a poco fueron llamando la atención de los usuarios creándose multitud de nuevos servidores y terminando por captar la atención de las desarrolladoras. Pero hoy en día este concepto nos lo podemos encontrar de dos maneras distintas: como género principal o como modo de juego dentro de un videojuego.

H1Z1 , Call of Duty Black Ops IV y hasta el MOBA de Stunlock Studios, Battlerite, han añadido el modo de juego «Battle Royale» dentro de sus títulos.

Todo esto resultó en el primer lanzamiento del género en el mercado, Player Unknown’s Battlegrounds, conocido por millones de jugadores como PUBG, un videjuego que mezclaba los géneros shooter, supervivencia y battle royale. Este nuevo lanzamiento, desarrollado por el estudio Bluehole y distribuido a nivel mundial por Endnight Games, se convertía en el pionero plasmando la ambientación de la obra de Koushun Takami en un videojuego comercial. En PUBG el jugador pelea con hasta otros 100 usuarios en una Batalla Real (Battle Royale), un tipo de combate a muerte (Deathmatch) en cual hay enfrentamientos para ser el último con vida y hacerse con la victoria mientras la superficie de juego (mapa) se iba reduciendo por culpa de una tormenta que nos merma la vida.

Posteriormente a este lanzamiento y visto el éxito logrado por este pionero del género, los chicos de Epic Games, incorporaron un modo «battle royale» de manera gratuita para su título Fortnite, un videojuego en el que la premisa de su modo principal era resistir las hordas de cáscaras (zombies) en modo multijugador online cooperativo mientras salvábamos al mundo de su aniquilación. Al poco tiempo, el modo battle royale de Fornite consiguió tal éxito que incluso obtuvo más popularidad que el propio «salvar el mundo», convirtiéndose en el más directo competidor de PUBG.

Pero como ya comentaba al inicio y en vista a la popularidad del género, muchas compañías empezaron a valorar la posibilidad de ir incorporarlo a sus videojuegos este modo. Call of Duty: Black Ops 4, Battlerite Battleroyale o como última incorporación Apex Legends, un nuevo battle royale desarrollado por el estudio Respawn y ambientado en el universo de Titanfall. Todos ellos juegos desarrollados en universos distintos, jugabilidades pero unidos por la misma mecánica de juego, conseguir la Victoria antes de que el anillo, tormenta o como quiera que se llame, se cierre sobre nosotros o nuestro equipo.

El DJ Marshmello como abanderado de Fortnite

Fortnite comenzó una escalada de popularidad a lo largo de los meses hasta convertirse en el más visto en twitch durante el pasado 2018. Muestra de ello son la cantidad de eventos temáticos, e incluso el más reciente, que acogió más de 10 millones de jugadores durante el concierto virtual del conocido DJ Marshmello en el recinto de Parque Placentero, convirtiéndose en el mayor de la historia de la música y triplicando el del mítico cantante Rod Stewart el Fin de Año de 1994 en la playa de Copacabana de Río de Janeiro. ¿Estaremos ante el futuro de los conciertos?

Hacia donde va el término Battle Royale

Actualmente es bastante difícil determinar hacia donde va el término battle royale, un género que se va manifestando de distintas maneras en el mercado y que su formula esta acaparando la mayoría de horas de juego de los usuarios. Un término que y como indico en las primeras líneas del artículo se podría considerar como «la fórmula del éxito» y que está transformando tanto la sociedad como el mercado con videojuegos que están dejando en un segundo plano al videojuego clásico y los aspectos que siempre los han caracterizado, como el argumento, la música,  ambientación.. Apostando al caballo ganador por la jugabilidad y multijugador online.

¡Sí! Admito que son géneros completamente distintos pero, también hay que considerar que están transformando el mercado prácticamente en su totalidad, sobre todo a los usuarios más jóvenes que a diario invierten parte de sus ahorros en micropagos para conseguir la skin que tanto les gusta o esperan en partidas privadas durante horas que ocurra un evento en concreto. Horas muertas que se invierten en videojuegos sin contenido argumental sin tomarse en cuenta todos esos aspectos que tanto valorábamos en nuestra niñez y que tanto les cuesta desarrollar a las compañías. ¿Será este el futuro de los videojuegos? Sinceramente, espero que no.

 

Alberto

Alberto

CEO PowerUps. Aficionado a los videojuegos, lector de todo lo que cae en mis manos y apasionado de los indies. Posdata: "Los videojuegos ya no son como los de antes".

¿Te gustaría apoyarnos?