Black Clover

Black Clover: Quartet Knights – Análisis PlayStation 4

Juegos como Naruto Shipuden Ultimate Ninja Storm y Dragon Ball Z Budokai Tenkaichi nos han dejado un legado de títulos donde la lucha ya no se observa en 2D, ahora tenemos espacios abiertos donde el posicionamiento, a modo de estrategia, cuenta para seguir luchando, huir o simplemente realizar un poder del cual el enemigo tenga pocas posibilidades de esquivar. Sobre este estilo está basado Black Clover: Quartet Knights. Donde podemos encontrar un modo historia, un modo con distintos desafíos, online, entrenamiento e incluso podemos personalizar a nuestros personajes con distintas cartas y trajes.

Una historia a la altura de una OVA

El modo historia no sigue la trama del anime, si no que nos muestra un spin-off que bien podría estar a la altura de una OVA, así que los que aún no hayan visto el anime, pueden estar tranquilos ante cualquier spoiler. En él, debemos luchar contra diferentes enemigos, a veces personajes de la trama y en otras npc’s como magos del reino o golems de piedra. Después de pasar cada capítulo del modo historia, nos permiten volver a jugarlos con los distintos personajes que aparecen en el mismo, por ejemplo: si somos Asta y tenemos que luchar contra Yami, al completar el capítulo podemos jugar con Yami y luchar contra Asta. De modo que podemos ver la batalla desde distintos puntos de vista. Así la batalla de cada capítulo se afronta de distinta manera, ya que no es lo mismo jugar con el rol de guerrero que jugar con el rol de lanzador. Como recompensa, el juego nos da un título que podemos usar en el online.

A diferencia de otros títulos como Naruto Shipuden Ultimate Ninja Storm o Dragon Ball Z Budokai Tenkaichi, no solo tendremos diferentes personajes jugables con distintas habilidades, si no que cada personaje pertenece a un rol distinto.

  • Guerrero: En este rol podemos encontrar a los individuos con más vida o escudo por norma general. Son personajes que hacen mucho daño cuerpo a cuerpo con la condición de estar cerca para atacar.
  • Sanador: Como su propio nombre indica, son los personajes que se dedican a sanar a los demás jugadores. Estos ofrecen una gran resistencia al equipo aliado para que puedan seguir en batalla por mucho más tiempo.
  • Apoyo: Estos personajes se encargan de aumentar las cualidades de nuestros aliados con mayor escudo, mayor velocidad de movimiento o también los tenemos que por el contrario, se encargan de fastidiar al equipo rival restringiéndoles el movimiento, haciendo daño en área o disminuyendo su poder de ataque.
  • Lanzador: Son los que se encargan de luchar a distancia mientras los guerreros se encargan de mantener ocupado al equipo rival. Hacen mucho daño, aunque menos que los guerreros, pero pueden crear estados de aturdimiento, alejarlos de un área, etc.

Como se puede ver, todos los personajes son útiles depende de qué situación. No es lo mismo defender una zona con un lanzador y un apoyo, que con un guerrero y un sanador. Pero desde luego, no hay lugar a dudas de que podrás encontrar un personaje que vaya con tu estilo de juego. Para ello tenemos un modo entrenamiento donde podemos poner en práctica nuestras habilidades y cada poder de los numerosos personajes. En este modo hay npc’s estáticos, dinámicos, con más o menos vida y algunos incluso se atacan entre ellos para que puedas probar a los personajes de apoyo o sanadores, cosa que es de agradecer.

Algo negativo para mí, es que en algunas ocasiones hay demasiados elementos en pantalla a la hora de combatir, por ejemplo, ocho contra ocho. En Overwatch, sabes cuándo un ataque está impactando sobre determinado enemigo, aquí es algo complicado saber cuándo tienes que atacar para poder impactar en la hitbox del enemigo. Cierto es que se pueden hacer combos con compañeros, pero aún así se pueden sentir a destiempo o algo forzado.

Además, si juegas ocho contra ocho en el modo de juego “Combate simulado”, la inteligencia artificial de los aliados deja bastante que desear, ya que en no pocas ocasiones simplemente se limitan a seguirte hasta que te encuentras con el enemigo. Incluso cuando te encuentras con ellos, algunos se quedan contigo y eso no sería problema si tu fueras un lanzador y ellos sanadores, pero eres un lanzador y ellos guerreros.

Pero la chicha, como en casi todos estos juegos, se encuentra en el modo online ya que el modo historia si pasamos de volver a jugar los capítulos, puede durar unas dos horas. En este online podemos luchar en distintos mapas y con distintas condiciones para cada partida. Hay algunos mapas que les sienta mejor un modo u otro. Por ejemplo: tenemos el típico modo de capturar una zona, que le sienta genial un mapa circular. También el modo de juego donde debemos capturar una zona, el equipo que lo consiga tendrá que empujar un cristal hasta la base enemiga y este modo encaja muy bien con los mapas de largos recorridos. Esto se hace mucho más emocionante cuando compites contra otros jugadores y enfrentándote a diferentes roles. La estrategia y la habilidad están en juego.

Entre partida y partida, y con bastante menos dificultad de la que aparenta, también podemos disfrutar de unos desafíos que debes realizar con los distintos personajes que pasan desde lanzar cierto numero de ataques seguidos, impactar con cierta habilidad, usar algún poder curativo sobre algún aliado a punto de morir o protegerte del mayor daño posible. Con cada personaje tenemos cinco objetivos a cumplir y con ello ganar dinero para comprar aspectos y cartas en el modo de “personalizar personaje”

Modo online frenético

En este ultimo modo podemos personalizar a nuestro personaje con distintos aspectos, que en la mayoría de casos suelen ser cambios de color, para poder usarlos online o cualquier otro modo de juego. También podemos comprar cartas que añadiremos a distintos mazos. Tenemos un total de tres mazos que podemos crear para diferentes situaciones. Si empiezas la partida con un guerrero y toca defender una zona, quizás te conviene más usar un mazo donde hayas comprado cartas que te suban la vida y la resistencia. Por el contrario, si debéis atacar una zona donde los jugadores del bando contrario han elegido personajes con bastante vida, quizás te conviene hacerte un mazo con más fuerza de ataque y que potencie tus habilidades.

Conclusiones

Con todo lo visto y los diversos modos de juego que tiene, quizás lo que más pueda llamar la atención de este título sea el online. Ya que la historia la podemos terminar en unas dos horas y probar todos los personajes no te llevará más de 40 minutos. Para los amantes del anime, será un gran acierto, pero si eres un jugador casual te aburrirás más bien rápido.

*De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este título ha sido analizado gracias al envío de una copia de prensa por parte de Bandai Namco.

Article by Agrava714