PowerUps
blazing chrome

Blazing Chrome – Análisis PC (Steam)

Mamá de mayor quiero ser… Contra

Cada día me queda más claro que los videojuegos de los 90 marcaron tendencia, sobre todo para las desarrolladoras independientes, en las que muchas quieren rememorar a grandes sagas con las que muchos crecimos, con la intención de dar a conocer sus trabajos irrumpiendo en la escena independiente. Concretamente hoy voy a hablaros sobre Blazing Chrome, un run & gun clásico que bebe directamente de las aguas de la gran saga Contra, con muchas referencias a la saga, aunque también con un toque personal.

Editado por The Arcade Crew, la propuesta de Blazing Chrome es cuanto más post-apocalíptica. Nos situamos en el año 21XX tras una hecatombe mundial, sin saber muy bien porque, en la que solo quedan pocos reductos de humanos que luchan por la supervivencia de su pueblo contra un ejército de robots. A la humanidad solo les queda una esperanza, Mavra, una solitaria luchadora de resistencia humana y el rebelde robótico insurgente con aspecto de Punk, Doyle, que juntos lucharán por la supervivencia humana, abriéndose paso a través de las líneas enemigas, con el fin de salvar a la humanidad de un terrible destino.

Como veis, la premisa de Blazing Chrome no se sale de lo clásico, salvar a la humanidad sea como sea de un poderoso enemigo que nos supera en número, aunque tampoco es que necesitemos mucho más para ponernos manos a la obra a aniquilar cientos de robots, sin un por qué y un por donde nos vengan, a través de seis variados niveles llenos de enemigos que eliminar.

Estética y apartado sonoro: Buenos a partes iguales

Nos encontramos con un diseño pixel-art arcade de estilo ochentero con unas animaciones impecables, buena variedad de enemigos y escenarios bien diseñados, lo que hace que este título sea disfrutable de principio a fin. El motor gráfico se comporta de manera impecable en todo momento, no importando la cantidad de enemigos que aparezcan en pantalla, detalle a tener en cuenta en un título en el que tenemos que estar constantemente adelantándonos a las acciones (patrones) de los enemigos si no queremos perder más de una vida.

Sobre el apartado musical no tengo nada negativo que reprocharle, es más, tanto los sonidos como la banda sonora están perfectamente cuidadas. Además, para la banda sonora se ha utilizado el estilo synthwave y algo de música disco para de los 80 para el ending del videojuego, que a decir verdad son bastante pegadizos, aderezando perfectamente la aventura.

Pequeñas pinceladas de innovación

Aunque parezca que en Blazing Chrome vayamos a ver más de lo mismo, la desarrolladora JoyMasher se ha preocupado en innovar en un género del que llevamos más de veinte años viendo títulos y con los que muchos, de grandes franquicias, sentaron las bases de los run-and-gun, considerando que eso es hoy en día realmente difícil.

A priori, a la hora de iniciar la aventura tenemos dos personajes para elegir, como ya dije al principio Mavra y Doyle, aunque como se anunció la editora The Arcade Crew, el elenco de protagonistas se ampliará con otros dos personajes al completar la aventura en modo normal, se trata de  “Suhaila”, una razor girl con brazo robótico, y el experimentado y mortal ninja “Raijin” antes de pasar a la acción.

Cada personaje se funciona de una manera distinta, Mavra y Doyle, utilizan armas de fuego, teniendo hasta cuatro contenedores para equipar distintas armas intercambiables a nuestro antojo durante la partida. También tienen la habilidad de ataque a corta distancia y rodar por el suelo, esta última muy útil para evitar ataques imprevistos. En cambio, Sulaila y Raijin utilizan ataques cuerpo a cuerpo, además de un potente ataque cargado a distancia. Como peculiaridad, estos dos personajes no tienen contenedores donde equipar otras armas y como habilidad de esquiva, tienen un movimiento de dash durante el salto.

Poca variedad de armas

En cuanto al equipamiento, Mavra y Doyle pueden equiparse con varias armas que encontraremos mediante items, para mí opinión algo escasa, hasta cuatro en total contando con el disparo básico y como norma general en el género, si morimos mientras tengamos una equipada se eliminará de nuestro arsenal. Además, todos los personajes también se podrán equipar con unos Battlebots: asalto, velocidad y defensa. Estos nos acompañan y nos proporcionan potencia de fuego, velocidad de movimiento y salto doble o una cúpula protectora que absorbe un número de ataques del enemigo.

Blazing Chrome propone un gameplay simple y directo, de esos en los que no podemos desviar la vista de la pantalla si no queremos perder una vida tras otra y hacernos adictos al «continue». Además, la variedad dentro de los niveles hace que no terminemos teniendo la impresión de estar constantemente haciendo una y otra vez lo mismo, básicamente matar y matar.

Cada nivel tiene una ambientación distinta, desierto, una zona nevada, una ciudad devastada… hasta llegar a la base donde se encuentra el núcleo que controla a todas las máquinas. Un total de seis niveles diferentes y con sus mini-bosses y bosses, con patrones de movimientos variados que os pondrán en más de un aprieto como dios manda.

Variedad en las mecánicas

Y hablando de las misiones, una de las cosas que más me han gustado en Blazing Chrome ha sido su variedad de mecánicas en ellas. Es más que evidente que el nivel de influencia de la saga Contra ha sido muy fuerte en el desarrollo de este título y muestra de ello son las numerosas referencias a la franquicia, hasta en algunos enemigos encontraremos algo que nos recuerda a ella.

En los primeros niveles como era de esperar, partimos de orientación en 2D de desplazamiento horizontal, para pasar a otros donde se utilizan motocicletas, algo que se pudo ver en Probotector: Alien Wars y como no podía faltar, también los niveles tridimensionales desde una vista posterior y desplazamiento vertical, un clásico en los inicios de la franquicia Contra.

Pero eso no es todo, en algunas de las misiones el jugador podrá controlar mechas, que como tales se muestran bastante mortíferos a la hora de atacar a enemigos. En total son tres: azul, perforador y naranja. Cada uno está equipado con armamento distinto, aunque tienen un pequeño punto flaco, son demasiado lentos y como tal nos lloverán ataques y disparos por todos lados. Aun así, son una buena opción para superar ciertos tramos de los niveles plagados de enemigos.

¿Duración? Demasiado breve

A la hora de jugar se podrá elegir entre cuatro misiones, cada uno con un nivel de dificultad distinto, ya dependerá de nosotros el orden en el que se quieran afrontar cada uno de ellos. Tenemos total libertar a la hora de seleccionar entre ellos independientemente el orden en que estén numerados. En total me ha costado unas 4 horas superar el juego en modo normal, pero ya digo que las dos horas es una media común y más cuando existe un logro (Speedrunner) para superar el juego en menos de cuarenta minutos en modo normal o experto.

Además, antes de iniciar la partida también tendremos que elegir entre tres niveles de dificultad diferentes, dos de ellos disponibles al inicio, y un tercero que se desbloqueará al finalizar la aventura en nivel normal. En mi caso opté por elegir directamente el modo normal, ya que el fácil no me suponía prácticamente un reto. En el modo experto, desbloqueable al superar el modo normal, no nos permitirá ni guardar progreso ni utilizar cápsulas de reserva. Este modo supone un verdadero reto y que recomiendo para los jugadores más hardcord.

Clasificaciones, logros y más opciones

Llegado aquí quiero hacer especial mención a otras opciones y contenido extra que Blazing Chrome nos pone en bandeja para los que queramos arañarle unas horas más de vida al título. Algunas de ellas son desbloqueables al finalizar la aventura en modo normal, como el Modo espejo o el BoosRush o la opción de mostrar un temporizador en la parte superior de la pantalla a modo de Speedrun. Esta última disponibles desde el principio en el menú de opciones.

También nos encontramos con la opción de Clasificaciones. Un lugar donde medirnos a otros jugadores mundiales, tanto en el modo Arcade como en Boss Rush. Y finalmente los clásicos logros de Steam, que nos retendrán unas horas más jugando si queremos conseguirlos al 100%. Opciones que se agradecen a la hora de querer exprimir el jugo del trabajo de los chicos de JoyMasher.

Conclusión

Blazing Chrome se trata de un tributo a una de las grandes franquicias del género run & gun y que tiene un gran problema casi imposible de evitar, y es que está bajo la sombra del mismísimo Contra. A pesar de que técnicamente rinde perfecto, tanto en el apartado sonoro como en el estético, el videojuego de los chicos de JoyMasher no termina de aportar apenas nada que innove en el género y eso a estas alturas es bastante reprochable. A parte de estos detalles, nos encontramos ante un videojuego entretenido, de escasa duración, con el que jugar solos o acompañados de algún amigo y que, además, alarga su diversión con nuevos niveles de dificultad, clasificaciones y modos como el conocido Boss Rush. Eso sí, el argumento queda abierto para una secuela, la amenaza no ha terminado.

Nota: 7/10

*De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este producto ha sido analizado gracias al envío de una unidad para review por parte de Cosmocover.

Alberto

Alberto

CEO PowerUps. Aficionado a los videojuegos, lector de todo lo que cae en mis manos y apasionado de los indies. "Los videojuegos ya no son como los de antes".

¿Te gustaría apoyarnos?