PowerUps

Dishonored: La Muerte Del forastero – Análisis

Esta vez nos pondremos en la piel de la misteriosa Billie Lurk

Hace menos de un año, volvíamos a ponernos en la piel de Corvo Attano, el misterioso asesino. En aquella ocasión, tuvimos la oportunidad de manejar también a Emily Kaldwin, la actual emperatriz. Menos de un año después, encarnaremos a la misteriosa Billie Lurk. En Dishonored: La Muerte del Forastero volveremos a Karnaca. No estaremos solos, nos acompañará el sanguinario Daud. Juntos, descubrirán la misteriosa historia de un místico personaje, El forastero.

En Dishonored: La Muerte del Forastero volveremos a Karnaca

[dropcap]E[/dropcap]n la anterior aventura, veríamos un cambio de aires que le sentó muy bien a la serie. Llegaba una nueva ciudad, y con ella un nuevo ambiente, una nueva aura, Karnaca. A diferencia de Dunwall, estábamos ante un ambiente mucho más tropical. En esta ocasión nos toca repetir, aunque he de decir que se ha visto una ciudad algo más sombría que anteriormente, que nos recuerda más a los orígenes de la saga. No obstante, notaremos que estamos en el mismo lugar, aunque no parece un mal intento, sino más bien con pocos cambios en esta faceta diría yo. Hubiese estado mejor que hubiéramos visto al menos un poco de una nueva localización, pues es uno de los puntos fuertes de esta serie.

¿Qué sabemos de Billie Lurk?

Sin entrar en muchos detalles, hay que decir que Billie Lurk es la lugarteniente del asesino Daud. Anteriormente la pudimos ver en dos episodios descargables: El Puñal de Dunwall y en Las Brujas de Brigmore. Personalmente, les recomiendo jugar estas partes de la historia a todos los que les interese este misterioso universo. En esta ocasión, ella tiene un papel más relevante. Siendo la protagonista, iremos descubriendo todos los enigmáticos secretos que rodean al Forastero. Una historia de venganza en la que podremos decidir nuestro futuro, y el de alguien más.

La misteriosa Billie Lurk

Veremos muy pocos cambios en lo jugable

Cuando seguimos una franquicia, los seguidores de esta queremos ver unos cambios evidentes en lo jugable. Pues bien, en esta faceta he de decir que este título ha fallado un poco. Nuestra protagonista hará uso de los dardos típicos de la serie, pero no habrán cambios notorios que modifiquen notablemente la experiencia de juego. Se nota que no hace ni doce meses del anterior título, Dishonored 2. En aquella ocasión si que hubo un cambio, fue algo bastante evidente. No voy a decir que no haya pequeñas innovaciones, porque las hay. Podremos escuchar el susurro de las ratas, algo muy útil porque nos ayudará a averiguar el camino en las ocasiones que estemos un poco perdidos. A pesar de todo hay pocos cambios, lo mejor hubiera sido darle un descanso a la franquicia, muchas veces suele ser la mejor decisión.

Diferentes sendas, una misma finalidad

Uno de los estandartes de esta saga es que podemos decidir como jugar. Es cierto que en algunos momentos veremos como casi obligatoriamente debemos decidir por ir en modo Sigilo, aunque nada nos atará si queremos ir matando a todos los que se pongan por delante. Hay que decir que no siempre podremos hacer esto, pues para algunas tareas secundarias llamadas Contratos, tendremos que seguir un plan fijo, lo que nos eliminará automáticamente la opción de elegir el otro camino. Es una interesante aportación a la saga, le viene muy bien con su forma de jugar.

Podremos elegir entre varios finales

Como viene siendo habitual, tendremos la oportunidad de según que acciones, veamos un final distinto del anterior. No quiero entrar mucho en este tema porque no quiero estropearle el juego a nadie, pero personalmente no veo necesidad de hacer esto si a la hora de ver todos los caminos que hay no vemos una diferencia grande. Esto también le ocurría a sus antecesores, pienso que es una tarea en la que la desarrolladora debe de trabajar profundamente, pues es una de las características de la serie.

Karnaca será de nuevo el escenario de la aventura

Una aventura que va de menos a más

No se si me ocurre solo a mi, que veo estos títulos con un ritmo ascendente. Aunque vayamos de una forma u otra, con un poco que nos entretengamos ya iremos ralentizando el ritmo del juego. Tenemos los coleccionables típicos, y otros con los que sencillamente iremos descubriendo más la historia de este mundo y de todo lo que nos rodea. Todo esto resulta ser una delicia para los más curiosos, hay que decir que enriquece la historia. Entre una cosa y otra, no será muy difícil no alcanzar las 8 horas de juego. Superar las 10 horas tampoco es una locura, por lo que le damos el visto bueno a su duración. Si bien notaremos en la propia historia que estamos ante un nuevo episodio también tengo que decir que no lo veo tan independiente de los títulos principales, sino más bien complementario, para saber más datos sobre otros personajes que aunque son secundarios, siguen siendo muy importantes.

Nueva Partida +, algo que ya no sorprende

Fue algo que no estuvo de inicio en Dishonored 2, pero que en este título llega de salida. En esta ocasión, la Nueva Partida + nos dará la posibilidad de jugar de nuevo a la aventura. Pero esta vez con los poderes de Corvo y Emily, protagonistas de la anterior aventura. Es un buen añadido que le da rejugabilidad al título, también merece la pena mencionar que podremos acceder a ese juego a través de una plataforma insertada en este propio juego.

Una Banda Sonora demasiado continuista

Si bien el título adolece de ser muy continuista en general, en esta faceta es donde más lo es. Eso se nota bastante, pues tenemos la música que escuchamos por las calles. Se componen de sonidos muy parecidos a los vistos anteriormente. Aunque no los veo mal y creo que son necesarios, pienso que más variedad hubiese estado mucho mejor, habría quedado mejor. Recomiendo que si les es posible, disfruten del juego con unos buenos headsets, pues da una experiencia muy inmersiva y satisfactoria. También he echado en falta alguna canción, suele haberla en los títulos finales de crédito. Lo que he oído no pienso que sea digno de una franquicia tan buena.

En lo técnico mejora un poco, aunque no demasiado

El aspecto técnico de Dishonored siempre ha dado bastante la talla. Alejándose de gráficos fotorrealistas, hay que mencionar su pulidez y destacar la parte artística. Arkane Studio juega en otra liga, aunque no inferior. No obstante, el cambio es muy pequeño. Es cierto que ha mejorado un poco en este detalle, aunque no demasiado. Por otra parte, seguiremos viendo algunos errores que no afectan demasiado a nuestra aventura.

En esta aventura sabremos mucho más sobre la historia de El forastero

¿Necesita un descanso Dishonored?

Cuando hayamos terminado la aventura de Billie Lurk, nos haremos esta pregunta. Esto no quiere decir que estemos ante un mal juego, ni tampoco ante una historia aburrida. Pero notaremos en todo momento que a la serie le hace falta un buen descanso. Es cierto que cierra los cabos abiertos que había, pero siguen habiendo nuevos escenarios y ciudades por ver de las que solo sabemos lo que hemos escuchado y leído. Karnaca vuelve a ser el escenario de esta senda, una en la que nuevamente podremos decidir si jugar en Sigilo, o por el contrario Matando a todos los que se opongan a nuestros propósitos. Diferentes rutas, para una finalidad que poco cambia hagamos lo que decidamos.

La ya clasica modalidad Nueva Partida + le da algo de rejugabilidad, aunque no demasiado, sino lo habitual en estos casos. Una odisea que ha cambiado poco hasta en el aspecto musical. Si bien, hay que decir que se nota una falta de aire fresco, tanto en los jugable como en otros aspectos. Dishonored: La Muerte del Forastero es una aventura que recomiendo a todos los que hayan seguido la franquicia.  A otros no, pues funciona perfectamente como elemento complementario, no como aventura independiente.

Anthohearts

Los videojuegos son un arte que no entiende de marcas, solo de sensaciones diferentes que juntas entre si, se mezclan y forman un cocktail muy jugoso.