PowerUps
ruleta online

Cylon 4 AeroCool

Todos sabemos que mantener el ordenador con una refrigeración óptima es importante, y por eso solemos añadir unos ventiladores extras, pero en muchas ocasiones nos olvidamos de nuestro amigo principal: el procesador. Muchas veces si no somos de darle mucha caña al ordenador dejamos el disipador de serie, que en muchas ocasiones no es la gran cosa, por esto hay muchos más en el mercado. Por esto os traemos la review del Cylon 4 de AeroCool, un disipador con ventilador ARGB y un TDP máximo de 145W, que debería dar de sobra para los procesadores de gama alta. Dicho esto, veamos cómo es este disipador y que temperaturas nos llega a ofrecer.

Unboxing

Como es costumbre en casi todo este tipo de artículos, en su caja tenemos una imagen del producto, especificaciones del mismo y un pequeño cuadro informativo sobre las características más clave del disipador Cylon 4.

En su interior encontramos una caja de cartón con los accesorios correspondientes:

  • Backplate de CPU universal con sus adaptadores par los sockets:
    • AMD:
      • FM1/FM2/AM2/AM3/AM4/AM2+/AM3+
    • Intel
      • LGA 2066/2011/115X/775
  • Cable para placas ARGB ASUS, MSI o Gigabyte
  • Sobre con pasta térmica
  • Manual de montaje

Luego en una caja con protección extra encontramos directamente el disipador con su ventilador montado. Aviso que las dimensiones del disipador son 126,5 x 76 x 160 mm, por lo que tenéis que tener en cuenta la cercanía de componentes como la memoria y la tapa lateral. En mi caso me impide el montaje de un ventilador lateral superior, que no es importante, pero ahí está.

Y por último, aclarar que el disipador cuenta con 4 heatpipes de cobre que hacen contacto directo con el procesador y se apoya en un conjunto de aletas de aluminio para disipar el calor junto al ventilador de 12CM de alta presión.

A continuación, el vídeo unboxing como de costumbre:

Montaje

El disipador lo he probado en mi equipo, no en un banco de pruebas debido a que no poseo éste. El hardware sobre el que se ha probado ha sido:

  • AMD Ryzen 1600X
  • Placa base MSI Tomahawk B350
  • Tarjeta gráfica MSI GeForce GTX 1060 Armor 6G OCV1
  • 16GB de Ram Corsair a 3000 Mhz

El montaje en sí es bastante sencillo, retiramos nuestro anterior disipador con calma, limpiamos bien los restos de pasta térmica del procesador y quitamos el backplate anterior. Revisamos el manual de instrucciones para encontrar el montaje de nuestro socket y lo seguimos con cautela.

Básicamente es colocar unos tornillos en el backplate, taparlos con unas tapas que encajan según el socket, colocar el soporte que irá atornillado al disipador y ya tendríamos todo preparado. Todos los pasos iniciales son bastante sencillos y no hace falta tampoco un gran conocimiento de cómo cambiar un disipador.

Una vez hemos puesto la pasta térmica en nuestro procesador, que en este caso he decidido usar mi vieja confiable, la Artic MX-4, solo queda quitar la pegatina al disipador y atornillar al backplate.

Aclaro que he usado mi propia pasta térmica porque básicamente no se proporciona información en la caja sobre la que se incluye, así que he preferido usar la mía, que además es lo que seguramente haremos muchos.

Lo único complicado viene ahora, atornillar el disipador evitando que este se mueva una vez haya hecho contacto con la pasta térmica. Siempre me ha resultado incómodo el montaje de los disipadores, pero este en especial me ha costado un poco más, ya que no me cuadraban 100% los agujeros con los tornillos, y estando yo solo para hacer estas cosas puede resultar bastante complicado, así que os aconsejo hacerlo con alguien por seguridad.

Y me hubiera gustado añadir un vídeo con el montaje, pero estando yo solo me resulta casi imposible hacerlo todo a la vez, perdonad.

Bueno, ahora sí, una vez hemos atornillado el disipador al backplate, toca enchufar el cable PWM a nuestra placa base y, en caso de que lo queramos, el conector ARGB al HUB H66F que vimos en los ventiladores Eclipse 12 PRO o a nuestra placa base siempre que sea compatible.

Pruebas

Bueno, pese a tener un procesador que permite el overclocking, he decidido no probarlo con éste ya que llevo un tiempo pendiente de cambiar la fuente de alimentación y los voltajes no siempre son como uno desea, así que principalmente las pruebas son con las frecuencias de serie de este disipador, 3,60/70 Ghz. Aun así, ya veréis con los resultados, que estoy 100% seguro que me permitiría hacer overclock sin ningún problema.

Añado también que las pruebas se han hecho con 3 ventiladores: delantero, disipador y trasero. De esta manera veo con que fuerza disipa realmente sin muchas ayudas extras. Aprovecho estas líneas para añadir que tampoco hace mucho ruido, ni durante el test de estrés.

Lo primero de todo es que he querido probar las temperaturas que da en reposo, con una temperatura ambiente de entre 15 y 20º. Y aquí lo tenéis, en modo resumen: entre 27-30º

Después de esta prueba me decidí a probar directamente con un stress test de CPU usando el programa CPU-Z. Tras un rato largo de estrés el procesador no pasa de unos 54-56º máximo, por lo que confirmamos que el disipador es eficaz incluso para tareas que sobrecargan el procesador, ya que estas temperaturas son perfectamente asumibles.

Después estuve probando un poco en juegos, pero hay que decir que estos tampoco son muy demandantes de CPU hoy día, siendo que tiran más de nuestra GPU. Y bueno, decidí probar en varios juegos, y en el que más temperatura acabé obteniendo fueron 55º, con Devil’s Hunt. En el resto de juegos he ido teniendo unas temperaturas similares, algo más bajas, unos 50º de media.

Y por último probé con una pequeña sesión de streaming usando Open Broadcaster Software, con X264, preset fast a 1920×1080@60, obteniendo aun así unos 53-54º. Tras mucho más tiempo la temperatura tan solo se elevó a unos 56-57º.

Iluminación ARGB

La moda actual va encaminada a que todo tenga luces, no ganaras rendimiento en los periféricos, pero estéticamente pues quedan algo mejor, aunque esto va en gustos. El Cylon 4 de AeroCool nos permite conectarlo a nuestra placa ARGB o al HUB H66F, tal y como vimos también con los ventiladores Eclipse 12 PRO. El disipador dispone de los mismos efectos, por lo que se puede tener sincronizado por completo.

Además, la iluminación del Cylon 4 es tanto en el ventilador como en una franja por la parte superior, que es la que queda dando al cristal de nuestra caja. A continuación, os dejo un vídeo para que disfrutéis de los efectos.

Conclusiones

El disipador Cylon 4 de AeroCool ha cumplido a la perfección las expectativas que tenía, ya que al tener un TDP máximo de 145W me esperaba que disipase el calor bastante bien, y efectivamente, lo hace. Tras las diferentes pruebas considero a este disipador apto para cualquiera de nuestros equipos, ya vayamos a dedicarnos a jugar, trabajar, edición de vídeo/fotos, hacer streaming o lo que queráis. Cuenta con el plus de que no es muy ruidoso, su ventilador cuenta con RGB y es compatible con HUBs como el H66F o las placas base ARGB de Asus, MSI o Gigabyte.

Podéis haceros con vuestro Cylon 4 en Amazon por tan solo 36,90€.

Nota: 8.5/10

*Las notas se otorgan en relación calidad/precio.

**De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este producto ha sido analizado gracias al envío de una unidad para review por parte de Biomag.

Blansi

Blansi

Co-Administrador de PowerUps. Jugón desde bien pequeño y amante de los Survival Horror y RPG. Puedes leerme en Twitter o verme jugando por Twitch. Contacto: blansi@powerups.es