PowerUps

Dragon Ball Fusions – Análisis

¡¡¡Fuuuusión Ha!!! [dropcap]U[/dropcap]na vez más, los Guerreros Z han vuelto para el deleite tanto de los más veteranos, pero también de los jóvenes, con otro título de su incombustible franquicia Dragon Ball. Después de hacernos disfrutar de la trepidante sensación de los combates en 2D con Dragon Ball Extreme Butoden, el éxito de Dragon Ball […]

¡¡¡Fuuuusión Ha!!!

[dropcap]U[/dropcap]na vez más, los Guerreros Z han vuelto para el deleite tanto de los más veteranos, pero también de los jóvenes, con otro título de su incombustible franquicia Dragon Ball. Después de hacernos disfrutar de la trepidante sensación de los combates en 2D con Dragon Ball Extreme Butoden, el éxito de Dragon Ball Xenoverse 2 y en pleno boom del estreno de Dragon Ball Super en el canal Boing, llega la más alocada entrega del universo creado por Akira Toriyama.

Dragon Ball Fusions es el nuevo título de género RPG distribuido por Bandai Namco y desarrollado por Ganbarion (Pandora’s Tower y algunos títulos de la saga One Piece). Aunque prácticamente no haya sido su fuerte, la compañía nipona ha conseguido hacernos llegar un título muy divertido y que seguro que le encantará a todo fan de la saga. ¿Le echamos un vistazo?

Una historia totalmente original

Por primera vez, la trama principal no se centra en ningún personaje de la serie. Seremos un avatar, al principio bajo el nombre de Tekka. Después podremos personalizarlo a nuestro gusto, eligiendo entre una de las cinco razas disponibles (terrícola, saiyan, foráneo, namekiano y alienígena), su aspecto, indumentaria, voz y finalmente su nombre.

Pero toda esta aventura empieza cuando nuestro personaje, amigo archi-enemigo, el saiyan Pinich, reúne las Bolas de Dragón e invoca al gran Shenron. Tras dar este paso, Pinich pide como deseo un nuevo torneo mundial de las artes marciales. Pasados unos minutos de incertidumbre, la petición del saiyan provoca que sean arrastrados a un extraño mundo donde el tiempo y las dimensiones se han unido en una sola. Pero no estarán solos, los enemigos de cada una de ellas también han vuelto a aparecer para acabar con cualquiera que se interponga en su malvado plan.

Con esta premisa empieza una frenética aventura cargada de humor, en la que nuestro personaje tendrá que evitar una catástrofe ¡En tus manos recaerá el deber de crear al nuevo guerrero o guerrera de Dragon Ball!

Un RPG bastante liviano

En realidad, la franquicia Dragon Ball nunca ha destacado por sus títulos del género RPG. El género de lucha, presente en las últimas entregas, la mezcla del mismo junto al sistema de progresos de personajes y mejoras, ha sido lo que realmente ha definido una saga que a día de hoy sigue enamorando al público de todas las edades.

Dragon Ball Fusions se sale de esa línea volviendo a sus orígenes. Se estrenó como RPG bajo el título Doragon Bōru Daimaō Fukkatsu allá por el año 1989, utilizando un sistema de combate por turnos mediante el uno de cartas. En esta ocasión, nos encontramos con un juego de rol en el que pasamos de la acción a la estrategia y que combina perfectamente los combates, la personalización y la búsqueda y recopilación de objetos.

El desarrollo del juego es bastante lineal y comparándolo a otros RPG, se muestra bastante corto. En cuanto a su mapeado tenemos unos escenarios limitados en extensión y que representan distintas dimensiones: Hogar de Son Goku, Corporación Capsula, Palacio de Baba, Mundo Kaiyoshin, Planeta Kaito… A los que podremos acceder consiguiendo un tipo y número determinado de energía. Contaremos con cinco distintas; roja, azul, morada, amarilla y verde, correspondiendo a cada una de las razas del juego, las cuales se podrán obtener mediante los combates.

Estética chibi, un estilo que no gusta a todos

En cuanto a su apartado técnico, Dragon Ball Fusions muestra una simpática estética chibi para sus personajes. Hay que sumarle también unas animaciones bastante elaboradas durante los combates, que muestran su punto más álgido en los ataques especiales. Por otro lado, los escenarios no terminan de sorprender, pero cumplen con su cometido.

Finalmente, en su apartado sonoro, tenemos que decir que está muy elaborado. La banda sonora sigue la línea de la franquicia, alternando temas de guitarra eléctrica y orquestales. También el sonido FX, gritos, explosiones, golpes, etc., aderezan los efectos sonoros.

Sin embargo, lo que más nos llamó la atención fueron las voces en japonés. Tanto el tema musical, como las voces de los ataques especiales, han conservado el idioma del país nipón, lo que atrapará aún más a los fans de la obra de Akira Toriyama. Siempre suena mejor un ¡¡¡makankosappo!!! que un «cañón de haz especial».

Planea tu estrategia y sal vencedor

En Dragon Ball Fusions tendremos la oportunidad de disfrutar de un dinámico y profundo sistema de combate. Olvidaros de todo lo visto en otros RPG’s porque estamos ante algo realmente nuevo.

Nos encontramos con un sistema de combate por turnos, con un alto componente estratégico y con equipos de hasta cinco luchadores que combatirán simultáneamente. El desarrollo del mismo está controlado mediante una barra de turnos, en la que los personajes irán progresando según sus propias características hasta que les toque combatir. Así se podrá controlar qué personaje (de nuestro equipo o del equipo contrario) será el encargado de llevar a cabo el siguiente movimiento.

A partir de entonces, será cuando podamos elegir nuestro próximo movimiento mediante la ventana de selección; ataque cuerpo a cuerpo, ráfagas Ki, movimiento especial, aceleración EX, cargar Ki… Si no, también tenemos Fusión Ultra o Ataque Zenkai. Estos últimos son dos movimientos especiales que estarán activos cuando la barra indicadora «Ultra» llegue a su nivel intermedio.

Fusión Ultra permite realizar una fusión múltiple con los personajes que tenemos en el campo de batalla, creando un guerrero verdaderamente poderoso. Realizará una série de ataques durante un tiempo determinado mientras pulsemos el botón «A», concluyendo el mismo con un potente ataque de «Ki».

El Ataque Zenkai consiste en una sucesión de golpes de gran potencia que aumentará nuestro «Ki» sustancialmente, finalizando con un ataque especial. Si empleamos este ataque y dejamos KO a nuestro contrincante, al mismo tiempo que lo lanzamos fuera del escenario de combate, tendremos muchas posibilidades de reclutarlo en nuestro elenco. También, dependiendo del tipo de energía que use, podremos recolectarla para abrir nuevas zonas y misiones del mapeado.

Dale rienda suelta a tu imaginación

La palabra «fusions» lo dice todo de este juego. ¿Os imagináis que Goku y Piccolo se fusionaran? ¿Y Krilin y Vegeta? Pues en Dragon Ball Fusions todo vale. Dale rienda suelta a tu imaginación y completa las fusiones más extrovertidas que te puedas imaginar.

Todo gracias al invento de Bulma, el Metamo-Aro, un brazalete creado en la Corporación Cápsula que permite realizar la Fusión-EX. Esta técnica idéntica a la famosa «Danza de la Fusión» y que mezcla los rasgos y habilidades de los personajes.

A partir de entonces solo nos queda darle rienda suelta a nuestra imaginación para realizar las fusiones más chifladas que se nos ocurran, o por otro lado, crear el guerrero más poderoso del universo Dragon Ball.

Conclusión:

Dragon Ball Fusions es un título muy divertido, además de ser una manera perfecta de experimentar otra manera de jugar con nuestros héroes favoritos. Con él eludiremos el ya habitual género de lucha, volviendo a uno menos explotado, probando nuevas mecánicas. El resultado es un título muy entretenido, donde nuestra imaginación nos hará echarnos unas risas mientras destapamos una nueva y original trama llena de sorpresas.

Foto del avatar

Alberto

CEO PowerUps. Jugador de la vieja escuela, lector de todo lo que cae en mis manos y apasionado de los indies. "Los videojuegos ya no son como los de antes".