PowerUps
dreamcast

Dreamcast, un sueño convertido en pesadilla

ruleta online

Transmisora o emisora de sueños es lo que vino a significar la última creación en Hardware de Sega. Y vaya si cumplió con su mensaje. Dreamcast nos dejó un elenco de videojuegos que con el tiempo han alcanzado el nivel de obras maestras.

Dreamcast, aquella videoconsola de Sega que pudo haber conquistado la sexta generación, pero que finalmente se quedó a medio camino a causa de unos errores, que sin ser demasiados y tener la consola más virtudes que debilidades fueron suficientes como para sepultarla por culpa de una PlayStation 2 que venía pisando fuerte debido al gran éxito que le precedía la primera consola de su compañía.

Una Sega que venía de perder una batalla frente a Nintendo y sobre todo Sony en la quinta generación, y sin esperar a que ésta acabara se apresuró a llegar la primera a la siguiente con una consola revolucionaria que se adelantó a su tiempo.

¿Qué es eso tan bonito que me traes, Sega?

Sega trajo bajo el brazo una consola bonita, potente, compacta y de pequeñas dimensiones, ocupando apenas espacio en la mesilla de cualquier jugador. Una consola que ofrecía de manera más seria y directa que tiempos atrás un módem con el que navegar por Internet y disfrutar con otros jugadores a diferentes títulos gracias a su portal Dreamarena, en un tiempo en el que ninguna otra consola lo ofrecía, teniendo que echar un ojo a los PC para ver algo similar. Con títulos como Phantasy Star Online, ChuChu Rocket!, Quake III Arena y Worms World Party entre otros, miles de jugadores de todo el mundo disfrutarían con este modo de juego. Por otro lado, Sega aprendió de un error importante que cometió con su anterior sistema, la Sega Saturn, y no fue otro que el de aplicar un método más sencillo de programación para que los desarrolladores pudieran trabajar más fluidamente en sus títulos. Si a ello le sumamos su innovación con la Visual Memory (memoria para grabar + portátil de juegos), la gran variedad de títulos de todos los géneros con los que Sega alimentó a su criatura, la conversión de sus mejores Arcades fieles a las máquinas originales y la potencia que proporcionaba su nueva máquina, la Dreamcast se convertía en una gran consola, la mejor con diferencia en ese momento.

Pero Sega descuidó ciertos puntos que la castigaron con el tiempo. Sega no le dio importancia a la retrocompatibilidad con su consola anterior por ejemplo, y no se esforzó en demasía en reforzarla contra el pirateo, convirtiéndose en algo muy fácil el hecho de jugar a copias de juegos debido a un defecto en el formato de disco que utilizaron para su consola, el GD-ROM. Y teniendo en cuenta que el alto coste de fabricación de cada consola les obligaba a vender muchos juegos para obtener beneficios, ya que con la venta solamente de hardware perdían dinero, pues el problema de la piratería los machacó aún más. Y con la llegada de PlayStation 2, Sony evidenció a Sega con su falta de DVD, demostrando otro de los errores de la compañía al tomar la decisión de optar por un formato como fue el GD-ROM (Giga Disk Read-Only Memory) desarrollado por Yamaha.

«Su falta de protección contra el pirateo, su decisión de optar por un sistema de almacenamiento exclusivo en lugar del DVD y el coste que les suponía el pago de chips y componentes para su consola a compañías externas fueron aspectos determinantes para el fracaso del sistema y la bancarrota de la compañía».

La llegada de PlayStation 2 al mercado fue la última piedra que terminó por lapidar a Sega. Y es que Sony ya venía de arrasar en la generación anterior y una gran cantidad de jugadores esperaban con ansias la futura consola de la compañía, que a día de hoy, aún, sigue siendo la videoconsola más vendida de la historia. Muchas continuaciones de sagas que comenzaron en PlayStation One estaban de camino con un aspecto gráfico sustancialmente mejorado, y muchas compañías se volcaron a desarrollar nuevos juegos en exclusiva para ella debido a la gran cantidad de jugadores que la aguardaban. Y es que para colmo, Sony anunció también su consola como reproductor de DVD con el que poder ver películas y su retrocompatibilidad con PSOne. Que junto a la posibilidad de escuchar música se convertía en un sistema multimedia.

La compañía tokiota tenía la ventaja de poder fabricar más barata su consola por haber sido miembro del desarrollo del sistema DVD en su momento, aparte de que los chips utilizados en ella eran de fabricación interna, mientras que Sega debía proveerse de chips de compañías externas, encareciéndose más.

«Tuvimos que entrar en una guerra de precios cuando ya estábamos perdiendo dinero con la venta de cada consola. No teníamos la facilidad de reducir los costes de fabricación, y como los juegos ya no se vendían tan bien como al principio tuvimos que bajar el precio de la consola»

Tadashi Takezaki: directivo de Sega.

Sus últimos días de vida y lo que nunca llegó

Una vez que PlayStation 2 llegó al mercado Sega perdía dinero con cada día que pasaba, llegando a un punto en el que tomó la difícil decisión de anunciar el cese de fabricación de su Dreamcast en enero de 2001, abandonando también el mundo del hardware y convirtiéndose en una third party, algo impensable años atrás.
A causa del fracaso, juegos que eran bastante esperados y otros que prometían, con un gran aspecto se quedaron por el camino. Juegos como: Agarha, Castlevania Resurrection, Test Drive: Cycles, Baldur’s Gate, Black & White, Chakan, Propeller Arena, Commandos 2: Men of Courage, Half-Life, Messiah, Soul Reaver 2, Heroes of Might and Magic y System Shock 2 sólo eran algunos de ellos en una larga lista.

Algunos de los juegos cancelados terminaron por llegar a otras consolas, pero muchos otros nunca se llegaron a ver, o, solamente, en ordenadores.

Bastante se ha especulado sobre una Dreamcast 2, pero es más un deseo ferviente de los fans de la compañía que una posible realidad. Muchos jugadores babean pensando en un lanzamiento con títulos exclusivos como Sonic Adventure 3, Deep Fear 2, Golden Axe 4, Blue Stinger 2, Skies of Arcadia 2, Metropolis Street Racer 2, Ikaruga 2, Headhunter 3, The House of the Dead 5, Virtua Fighter 6, NiGHTS into Dreams… 2, Comix Zone 2, Sega Rally Championship 3, Illbleed 2, Shining Force IV, Daytona USA 3, Burning Rangers 2, Virtua Cop 4, un actualizado Shinobi o un nuevo y fresco Phantasy Star Online aprovechando la actual infraestructura online que existe hoy en día.

Aunque por ahora no es posible tal agradable sueño, por lo menos hemos podido disfrutar en varias plataformas juegos de la compañía del erizo azul como Shenmue 3, Streets of Rage 4 y los remakes de Panzer Dragoon y Wonderboy III: The Dragon’s Trap, esperándose para el año 2021 un nuevo remake de Alex Kidd in Miracle World. Y si no, aún nos quedan obras maestras como Soul Calibur, Virtua Tennis, Shenmue, Jet Set Radio, Crazy Tazi, Skies of Arcadia, Resident Evil: Code Veronica, Ikaruga y ambos Sonic Adventures a las que poder rejugar en nuestras amadas e irreemplazables Dreamcast.

Algo es algo… aunque… yo sigo soñando con una transmisora de sueños 2. ¿Y tú?

Daniel Valerón

Daniel Valerón

Llevo viviendo con pasión muchísimos años de mi vida el mundo de los videojuegos. He vivido muchísimas historias y los videojuegos siempre me han acompañado en los buenos y malos momentos, sumergiéndome en mil aventuras y haciéndome pasar muy buenos ratos en mundos paralelos al nuestro. Me gusta que haya sido así y quiero que así siga siendo a lo largo de mi vida.






VIDEOJUEGOS BUSCANDO FINANCIACIÓN