PowerUps
effie analisis ps4

Effie – Análisis PS4

ruleta online

Reviviendo el género de plataformas en 3D con Effie

La plataforma PlayStation Talents lleva un tiempo realizando un enorme trabajo apoyando el lanzamiento de gran cantidad de videojuegos en nuestro país, ya sea impulsando el talento nacional, formando nuevos profesionales de industria o potenciando el rendimiento del sector. Gracias  a ellos, un gran número de videojuegos han podido llegar al mercado. Effie, desarrollado por Inverge Studios y aprobado a través de la plataforma Square Enix Collective, se puso a la venta hace apenas dos semanas en exclusiva para PlayStation 4. Un título prometedor que revive una vez más el clásico género de plataformas en 3D que tantas horas de diversión nos ha ofrecido a través de los años.

Effie nos sumerge en la historia de Galand, un joven agraciado con el don de la fuerza que, por culpa de su holgazanería, fue condenado a la vejez eterna tras un hechizo de una poderosa bruja.

Este acontecimiento hizo que Galand fuera a visitar al anciano de las montañas, su única esperanza para revertir el hechizo, aunque sin resultado. Sin embargo, a Galand le quedaba una única posibilidad. Los antiguos ancestros, protectores de los corazones buenos podrían romper el hechizo, aunque con una salvedad, nuestro protagonista tendría que demostrar su buen hacer liberando los Llanos rojos de Oblena del oscuro poder de la bruja Melira, sustrayendo el poder de las Gemas del mal a cambio de recuperar su juventud. Una difícil encomienda para nuestro protagonista.

Sin embargo, los ancestros le proporcionan el RuneStone, un legendario escudo mágico el cual le proporciona ciertas habilidades a su portador y que le harán su camino hacia su desencantamiento algo más fácil. ¿Serás capaz de conseguirlo?

Como podemos ver, el argumento de Effie no es nada fuera de lo habitual en el género. Una historia de encantamientos, magia y brujas en el que nuestro protagonista, portador del legendario escudo RuneStone, tendrá que superar cinco ciudades infestadas de enemigos, puzzles y, sobre todo, plataformas, con el fin de recuperar su juventud.

effie templo

Un pequeño mundo abierto

En realidad, la aventura de Effie comienza tras superar el templo de los antiguos ancestros. Una vez superado y tras tener el primer enfrentamiento contra Melira, llegaremos a los Llanos rojos de Oblena. A partir de entonces Galand con la ayuda del RuneStone, recorrerá estos parajes liberando las cinco distintas ciudades controladas por los acólitos de Melira, hasta llegar a su templo y poner fin a la maldición.

Uno de los pros que me he encontrado en Effie ha sido la posibilidad de visitar cualquier zona de los Llanos Rojos de Oblena sin necesidad de seguir una ruta marcada. La idea de mostrar un mundo abierto, aunque de pequeñas dimensiones, ha sido una idea excelente. Este detalle proporciona una sensación de libertad de exploración bastante tangible.

Además, podremos elegir nuestro propio camino durante la aventura. De esta manera estará en nuestras manos seguir la ruta marcada en una inscripción en el templo de los ancianos, o bien optar por la que más nos interese. También podremos explorar en la búsqueda de zonas ocultas, tesoros, reliquias coleccionables, subir de nivel, o bien batirnos en duelo en el Coliseo Martillo de fuego aguantando oleadas de enemigos a cambio de un suculento tesoro.

Llanos rojos de Oblena mundo abierto
La posibilidad de afrontar cada uno de las ciudades en el orden que queramos proporciona a Effie una buena sensación de libertad.

Galand, el héroe con escudo

Como ya habéis podido leer en las líneas anteriores, el protagonista de la aventura se trata de Galand. Él, junto al RuneStone, tiene como premisa liberar los Llanos Rojos de Oblena de las garras de la malvada bruja Melira. Sin embargo, Galand tendrá que aprovechar todas y cada una de las habilidades que este poderoso escudo le brinda.

A priori, nos encontramos que el RuneStone nos proporciona la posibilidad de atacar con el al más puro estilo Capitán América, golpeando directamente o bien lanzándolo hacia los enemigos. A priori tendremos dos tipos de golpes: débil y fuerte, además de la guardia de RuneStone. Esta última se trata de una barrera mágica que protege al protagonista de ataques omnidireccionales. Así mismo, el escudo también proporciona la habilidad del salto doble, como suele ser habitual en el género, y que ayudará a Galand alcanzar plataformas más lejanas.

Mediante la recolección de runas, cofres y otros objetos esparcidos por los niveles, rellenaremos una barra de experiencia. Esta hace que cada vez que la completemos que Galand suba de nivel. Aunque el nivel que se adquiere no aparece en ningún lugar, sí que veremos como la barra de salud (blanca) aumenta, al igual que la barra de acción (azul) que está justo debajo.

Golpe RuneStone
Realiza poderosos golpeas y ataques especiales gracias al legendario RuneStone.

Habilidades especiales: Una ayuda para superar los niveles

A todo esto, tengo que decir que me he encontrado con habilidades prácticamente inservibles, como el “Instinto RuneStone”. Esta habilidad apenas la usé una vez durante la aventura y además obligado en un punto en concreto, al final del primer capítulo.

Pero esas no serán las únicas habilidades de Galand tendrá gracias al RuneStone. Cada ciudad que visitemos encontraremos una estatua de los antiguos ancestros, que nos proporcionará una nueva habilidad especial, ayudándonos a superar la zona. Gracias a estas habilidades Galand podrá embestir a enemigos, provocar un temblor en la dirección que queramos o utilizar el escudo a modo de boomerang, golpeando a los enemigos que nos rodeen.

Effie surf
Recorre los extensos páramos de los llanos de Oblena montado en el legendario RuneStone.

Aunque golpear no será para lo único que usemos el legendario RuneStone, para surcar los llanos rojos de Oblena de una manera más cómoda y rápida podremos usarlo a modo de tabla de surf. De esta manera llegaremos a las localizaciones en apenas segundos, haciendo el camino de Galand más cómodo y divertido.

Buena jugabilidad, aunque falta pulir detalles

Llegado aquí tengo que decir que con Effie he experimentado momentos de amor/odio. Si en cuanto al apartado estético no tengo nada malo que decir, es más, tanto el diseño de niveles como el de personajes es bastante bueno. Lo mismo tengo que decir del colorido. Los Llanos rojos de Oblena invitan al jugador, gracias a ese intenso color rojo, a recorrerlos de principio a fin disfrutando de ellos.

Sin embargo, en cuanto a lo técnico he tenido algunos momentos de insatisfacción. En ciertos momentos de la aventura he experimentado bajadas de frames, sobre todo durante las luchas donde hay acumulación de enemigos. Aunque también las he experimentado mientras simplemente he estado orientando la cámara en el exterior de las ciudades, ocurriendo lo mismo. Además, también he encontrado defectos gráficos como clipping, haciendo que se superpongan imágenes y otros detalles de fallos gráficos. Esto ocurre, sobre todo, cuando eliminamos algún enemigo antes de desaparecer.

Un endgame inexistente

Pero al margen de los pequeños problemas técnicos, una de las cosas que más me chocaron en Effie ha sido su endgame, el cual es totalmente inexistente. Estamos acostumbrados que cualquier videojuego actual, una vez completado, ofrezca al jugador la posibilidad de acumular algunas horas de juego extra, ya sea consiguiendo coleccionables, explorando áreas ocultas o mejorando habilidades del personaje. En Effie este detalle no existe, una vez superemos al enemigo final y tras los créditos, la partida se quedará guardada de forma automática justo antes de acabar con él.

Debido a este detalle nos será imposible volver atrás y conseguir objetos o trofeos que nos dejamos en el camino. Por lo tanto, si queremos completar el juego al 100% tendremos que volver a iniciar una nueva partida. Esto es algo bastante in habitual en el género y que nos condiciona a sobrescribir nuestra partida anterior si queremos seguir explotando el videojuego.

Effie nivel
Al aumentar de nivel, Galand aumentará su barra de salud.

Su apartado musical adereza el resultado final

No quería acabar mi opinión sobre el trabajo de Inverge Studios sin tratar el apartado sonoro. En parte se ha comportado a gran nivel en cuanto al musical. Durante la aventura siempre nos han acompañado composiciones de gran calidad que amenizan las zonas que explorábamos. Sin embargo, el punto negativo llega con el sonido FX, el cual me ha dejado un mal sabor de boca. Además, el volumen de las melodías se elevaba pisando a los sonidos FX de una forma inesperada. Aunque mi frustración aumentaba aún más cuando de buenas a primeras parecían desaparecer. Este detalle no ocurría de forma continua, pero cuando ocurría saltaba a la vista bastante.

Conclusiones

Effie me ha ofrecido una experiencia bastante positiva desde el principio, volviendo a las experimentar en los mandos un videojuego de plataformas inspirado la vieja escuela. Su historia y ambientación, aunque bastante simple, consiguieron captar mi interés desde el primer momento. Esto es algo difícil de conseguir con videojuegos de un género que ha perdido fuerza en el panorama actual. Sin embargo, contiene detalles negativos. Su duración, de apenas cuatro horas de juego, los fallos técnicos y otros que detallo durante el análisis no me han permitido disfrutarlo al 100%. Aun así, fueron más los detalles positivos que los negativos en esta aventura. Un gran trabajo por parte de Inverge Studios del que esperamos que pronto saquen nuevo contenido y mejoras para seguir disfrutando de la aventura de Galand.

*De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este título ha sido analizado gracias al envío de una copia de prensa por parte de Inverge Studios.

Alberto

CEO PowerUps. Jugador de la vieja escuela, lector de todo lo que cae en mis manos y apasionado de los indies. "Los videojuegos ya no son como los de antes".

Síguenos en Twitch