PowerUps

El atractivo juego de disparos Waifu Discovered 2: Medieval Fantasy ya disponible en Nintendo Switch

Waifu Discovered 2

Waifus, disparos a tope para volarnos la cabeza.

El “strip’em up” impulsado por fanservice Waifu Discovered 2: Medieval Fantasy, el sucesor del popular y travieso juego de disparos Waifu Uncovered, se lanza para Nintendo Switch. Ampliando la presentación madura y la acción de disparos arcade del original.

Waifu Discovered 2: Medieval Fantasy cambia su escenario a una era de elfos, demonios y otras doncellas místicas mientras el Clan Uma Ninja Bards se defiende de extraños invasores que infectan la ropa de las niñas.

Waifu Discovered 2: Medieval Fantasy es desarrollado por One-Hand-Free Studios en asociación con Eastasiasoft Limited. El precio digital está fijado en US $9,99 dólares, con un descuento de lanzamiento adicional del 20% disponible por tiempo limitado.

Acerca de Waifu Discovered 2: Medieval Fantasy.

Cuando un hechizo de envejecimiento maligno infecta las prendas de 8 hermosas doncellas medievales, el legendario Uma Ninja debe protegerlas. Como uno de estos héroes equinos, ¡es tu deber destruir la ropa de estas malditas damiselas antes de que su gracia y vigor juveniles sean robados para siempre! Usando magia para miniaturizar y enfrentarse a las diminutas fuerzas demoníacas detrás de esta amenaza, ¡los Uma Ninja se lanzan a la batalla por el amor y el valor!

Waifu Discovered 2: Medieval Fantasy es una experiencia de disparos vertical que es fácil de jugar y adictiva de dominar. Elige un héroe y enciende tu nave mientras atraviesas monstruos maliciosos, recolectas gemas y destruyes la ropa infectada. Entre etapas, compre artículos o actualizaciones permanentes y escuche los chismes del misterioso comerciante. Luego decide qué doncella intentarás rescatar a continuación, quizás descubriendo algunos secretos seductores en el camino.

Hugh Belmont

Autor madrileño 2.0: Abogado de día, videojugador de noche. Amante de los juegos de plataformas, acertijos, RPG por turnos y un poco más. Iba ser un videojugador profesional, pero me lastimé la rodilla