PowerUps

El libro blanco de los videojuegos de 2020 ya está disponible

El sector productor de videojuegos españoles facturó 920 millones de euros en 2019, un 13% más que el año anterior, e incrementó su plantilla en un 6,1%, lo que supone 7.320 trabajadores, según los datos del Libro Blanco del Desarrollo Español de Videojuegos 2020, que se ha presentado hoy.

La presentación, que se ha realizado de forma online, ha contado con el respaldo de tres ministros, que han coincidido en señalar que los videojuegos se han colocado como una prioridad del más alto nivel para el gobierno español, que lo incluye de forma destacada tanto en el Plan “España, Hub audiovisual de Europa” que tendrá una financiación de más de 1.600 millones de euros de inversión pública y que tiene como meta aumentar en un 30% la producción audiovisual en España para el año 2025.

Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo, ha afirmado en su intervención que el Libro Blanco se ha convertido “en un informe de referencia para conocer el sector del videojuego en nuestro país y en el mundo, un sector en constante crecimiento y que ha demostrado en 2020 una resiliencia como pocos en nuestra economía”. Una encuesta que DEV ha realizado entre los estudios españoles confirma esta percepción, ya que el Covid-19 no ha tenido graves repercusiones en el trabajo de los estudios españoles y el 83% de los estudios no ha tenido que cancelar ningún proyecto, aunque el 47% sí admite que ha tenido que paralizar sus videojuegos en algún momento. Maroto ha considerado que 2021 es un año crucial “para empezar a situar a España como uno de los referentes mundiales de desarrollo de videojuegos”. La ministra destacó el papel protagonista del videojuego en el Plan “España, Hub audiovisual de Europa”, que es “un sueño cumplido para los que llevamos años visualizando la importante contribución del sector del videojuego no solo a la economía española también por su capacidad exportadora y de innovación”.

El ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, ha informado del apoyo del gobierno aparte del Plan “España, Hub audiovisual de Europa” con la convocatoria por primera vez de una línea de ayudas dedicadas al sector del videojuego y otras formas de creación digital. En este segundo trimestre del año se realizará la convocatoria “con la que queremos dar respuesta a alguno de los retos a los que se enfrenta el sector, como reducir la polarización empresarial o hacer frente a la brecha de género”, ha dicho Rodríguez.

Nadia Calviño, vicepresidenta Segunda y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, ha señalado en su intervención que durante la pandemia “los videojuegos se han consolidado como bien de consumo generalizado” y que el gobierno busca de cara a la recuperación relanzar al país con los sectores con más potencial para tirar de la economía “y con mejores perspectivas de futuro, como el sector digital y el de videojuegos”. Calviño ha destacado que ahora los videojuegos cuentan con “una agenda de la máxima prioridad política, recursos económicos y financieros y unas condiciones favorables. Queda mucho por hacer y para tener éxito es imprescindible la colaboración público-privada”.

En España hay 655 estudios de videojuegos en activo, de los cuales están constituidos como empresas u otras formas jurídicas 415, casi la misma cifra que el año anterior. La mayoría son empresas jóvenes de entre 2 y 10 años de antigüedad: solo el 22% de los estudios tiene más de diez años.

Según las previsiones, la facturación crecerá a un ritmo anual del 17%, lo que supondría superar en 2023 los 1.700 millones de euros. El crecimiento previsto del empleo a una tasa compuesta anual es del 4,5%, de forma que se podrían llegar a los 8.500 empleos directos en 2023.

Siguen predominando los estudios pequeños

Pese a las previsiones de crecimiento, el Libro Blanco muestra que sigue habiendo pocos estudios grandes: el 86% de las firmas factura por debajo de los dos millones de euros y tan solo el 4% de los estudios españoles tiene un volumen de negocio que supera los 10 millones de euros, aunque suponen el 70% de todo el volumen de negocio de la industria.

Esto tiene un reflejo en el empleo, la mitad de las empresas tienen menos de cinco empleados y las que tienen más de 50 trabajadores solo representan el 5% de la industria nacional. Son los grandes estudios los que concentran la fuerza laboral y dan trabajo a 47% de los desarrolladores españoles mientras que los estudios de menos de 5 personas solo representan el 8% de puestos de trabajo.

Los motores del desarrollo siguen siendo Cataluña, que aglutina el 27,3% de los estudios, Madrid (24,4%), Andalucía (13,7%) y Valencia (10,4%).

El 66% de los ingresos de la industria productora de videojuegos española proviene de mercados internacionales. En el mercado internacional más importante, la región de Asia-Pacífico, los estudios españoles facturan solo el 23% del total, lo que indica que hay un gran margen de crecimiento para las empresas españolas.

Como ya sucede desde hace un tiempo, internet es el principal canal de venta; el 67% de los juegos se venden online, ya se trata de modelos gratuitos, con compras in-game, publicidad o suscripción, mientras que los videojuegos físicos suponen solo el 4% de la facturación.

Con todos estos datos DEV considera que la industria nacional no ocupa todavía el lugar que le corresponde en el ranking internacional ya que España es el quinto mercado europeo y el décimo mundial. Hacen falta más estudios grandes y medianos que puedan absorber la oferta de profesionales que ahora, ante la falta de oportunidades, se ven abocados al emprendimiento sin tener vocación de empresarios.

“España, Hub audiovisual de Europa” como punto de inflexión para el desarrollo español

DEV propone para este crucial año tres medidas para crear las condiciones empresariales y profesionales que permitan un fuerte impulso a la actividad económica de los videojuegos producidos en España:

1 – Establecer un incentivo fiscal a la producción de videojuegos modificando el artículo 36 de la Ley de Impuesto sobre Sociedades. DEV considera que, teniendo en cuenta la resiliencia que la producción de videojuegos española ha mostrado durante la pandemia y el crecimiento en el consumo internacional de videojuegos, es el momento adecuado para que las empresas españolas creadoras de videojuegos reciban un apoyo que puede servirles para impulsar la economía nacional. Numerosos grupos parlamentarios ya han mostrado su apoyo a esta medida presentando enmiendas en el Congreso de los Diputados.

2 – Asegurar un diseño el plan “España, Hub Audiovisual de Europa” que suponga un punto de inflexión en la industria española del videojuego. Los próximos años son una oportunidad única ya que el plan contará con unos recursos públicos que ascienden a 1.600 millones de euros en el periodo comprendido 2021-2025, provenientes de los Presupuestos Generales del Estado y Fondos de la Unión Europea. DEV propone que el plan especifico para videojuegos implemente cuatro medidas clave:

  • creación de una red de incubadoras y aceleradoras gestionadas por profesionales de la industria,
  • ayudas para fomentar nuevos desarrollos de estudios grandes y pequeños,
  • fomento de iniciativas público-privadas para impulsar una potente red de publishers es España
  • y fomento de proyectos ligados al ámbito educativo, público o empresarial y que hacen uso de herramientas del videojuego orientadas a objetivos específicos (serious games).

3 – Fomentar la incorporación laboral de nuevos profesionales a través de prácticas curriculares financiadas con el Plan, bonificaciones en las cuotas de la Seguridad Social para nuevos empleos y para autónomos afectados por periodos de inactividad productiva e impulsando la contratación de mujeres y su crecimiento profesional en igualdad de condiciones.

DEV elabora desde 2014 el Libro Blanco del Desarrollo Español de Videojuegos con el objetivo de ofrecer un panorama completo anual del sector productivo de los videojuegos en nuestro país. Como en anteriores ediciones, el Libro Blanco 2020 se ha elaborado con la información aportada por los estudios españoles de desarrollo de videojuegos en una exhaustiva encuesta realizada durante el año pasado.

El estudio completo y el resumen ejecutivo pueden descargarse en el siguiente enlace: https://dev.org.es/libroblancodev2020

Fuente: Terese Nuñez PR

Blansi

Contact and review codes (PC & PlayStation): blansi@powerups.es