PowerUps

Farmer’s Dynasty – Análisis PS4

ruleta online

Farmer’s Dynasty y la vida del granjero

Dentro de los juegos de simulación, podemos decir que el ser granjero es uno de los temas más recurrentes, y en diferentes estilos. Farmer’s Dynasty es un ambicioso título dentro de este nicho de simuladores de ser granjero, ofreciendo una vida total, tanto la del oficio como la social. El equipo de Toplitz Productions tiene muy buenas intenciones con el título, y de hecho hay mucho potencial en este juego. Así que bueno, vamos a ver si Farmer’s Dynasty cumple con todo lo que promete.

Comenzando con la herencia

Nuestra aventura comienza sin ton ni son, en nuestra propia granja, que es una herencia… Por lo que vaya augurio para comenzar, se nos muere un familiar y magia, decidimos hacernos granjeros. Allí nos espera uno de los vecinos de la comunidad, que nos enseñará nuestra granja, explicará un poco el tema, y nos dará unas lecciones muy básicas sobre el juego. Tendremos un invernadero, un establo, un gallinero y 2 parcelas de terreno, acompañado como es de esperar de tu propia casa y diferentes lugares de almacenaje.

Después de una pequeña charla, comenzaremos a realizar las reparaciones de nuestra granja, ya que dios sabe cuánto lleva sin usarse. Pero es llegados a este punto que comienza un largo proceso, el cual nos deja claro lo que nos espera.

Reparar cualquier edificio no tiene ningún tipo de coste, así como cambiar por ejemplo el metal oxidado por nuevo o las puertas de madera por unas de metal. Para hacer esto solo tenemos que acercarnos al edificio, entrar en modo «vista de ingeniero» para que se marque en rojo aquello que está estropeado, y mantener cuadrado para ir arreglándolo. Una tarea repetitiva y algo lenta.

Pero claro, lo importante aquí es cosechar, cultivar, arar el terreno, ordeñar nuestras vacas o recoger los huevos de nuestras gallinas, y para eso necesitaremos 2 cosas: dinero y herramientas.

Todo es una tarea tediosa

Y aquí comienza el tedio que supone llegar al punto en el que el juego arranca. Como somos unos novatos tanto en ser granjero como en la comunidad, ni siquiera tenemos las herramientas necesarias para empezar a ejercer el oficio, y es por esto que toca hacernos con herramientas viejas a base de favores. La comunidad en la que nos encontramos es bastante amable y muy unida, por lo que siempre estarán dispuestos a aceptar nuestra ayuda y recompensarnos.

Durante las próximas 4 horas de juego, lo único que haremos es esto, conseguir las herramientas. Y principalmente las misiones para ello son 2: arar un terreno y reparar los edificios. Tampoco es que haya mucha variedad, en alguna ocasión haremos una misión de transporte, pero poco más.

Aquí se encuentra el principal problema del juego, repetición y un ritmo lentísimo. Por cada nueva herramienta que conseguimos, quitando un par, tenemos que ir con nuestro fantástico tractor que es más lento que una carrera de caracoles en pendiente a recoger la herramienta, y volver. En ocasiones, tendremos que ir cargados con nuestro arado, volver con nuestro arado a la granja, dejarlo, y volver a hacer el viaje a por la herramienta.

En total tarde unas 4-5h de juego en poder juntar todas las herramientas haciendo misiones, cosa que es que además es necesario. Y cuando quería ponerme a hacer cosas, estaba ligeramente perdido, porque al final solo te enseñan a arar y cultivar la tierra.

La falta de tutoriales

Puedo llegar a entender que un juego ofrezca más o menos ayuda, pero en un juego de simulación me parece prácticamente esencial tener un libro de ayuda que te guíe sobre los diferentes procesos y mecánicas del juego. Y esto es algo que… no existe. Hay algún consejo suelto que nos dan los vecinos, pero no son gran cosa, muchos son cosas que sí son obvias.

Y es que hacen falta tutoriales de cómo usar la gran mayoría de cosas: tiendas, herramientas, diferentes tipos de cultivos, el tiempo que se necesitan, esposa e hijos… Y esto sin contar las interfaces más que sosas, cutres y muchas veces inconclusas. Sin ir más lejos me costó enterarme de que la tienda de cultivos tenía un 2º menú en el que te venden más cosas, como las gallinas o las vacas.

También he descubierto de una manera muy reciente, tras más de 8 horas de juego, que puedes hacer viaje rápido entre vehículos, o incluso que puedes contratar trabajadores para tus terrenos. Creo que con una pequeña guía/tutorial, en vez de meterte 5h iniciales repitiendo viajes para las herramientas, hubiese ganado mucho más.

La parte de simulación no está mal

Pero bueno, creo que ya he hablado suficientemente mal sobre mi experiencia con el título, por lo que toca hablar de algo bueno en cierto modo. La simulación en cuanto a ser granjero, no está del todo mal realizada, en lo que a tareas se refiere.

Sin ir más lejos, en el caso de las gallinas y las vacas, hay que esperar a que tengan su producto correspondiente: huevos y leche. Teniendo en cuenta que siempre tengan comida, y a la vez, la materia fecal de las vacas la podemos usar como fertilizante.

En cuanto a los terrenos, aparte de que podemos comprar nuevos por toda la comunidad de granjeros, ya sea con dinero o dinero y puntos sociales, el trabajo es duro y lento, sí, pero está bien reflejado de lo que va la cosa. Pasaremos por todo el proceso que supone sembrar, cosechar y luego vender nuestros productos.

Cogeremos nuestro tractor, araremos la tierra con nuestras herramientas, luego la cultivaremos, echaremos nuestro fertilizante y plantaremos el cultivo que hayamos comprado, también a mano. Ninguna de las tareas está automatizada a menos que contratemos a alguien, que veremos cómo llega a nuestro terreno y realiza las tareas. Los cultivos además se toman su tiempo en salir, por lo que habrá que esperar.

Para que la espera sea un poco más «cómoda», nuestro personaje tiene la necesidad de comer y dormir, por lo que podemos pasar el día haciendo otras tareas, y al final del día descansar, ya sea 1 día o una semana del tirón.

Una vez tenemos la cosecha, pues toca meterla en el camión y llevarla al centro de venta. En el caso de leche y huevos, podemos vendérselo a los vecinos o cocinar. Y por último, con los restos de los cultivos podemos hacer paquetes de paja, que pueden usarse de comida para los animales o venderlos. Y aunque esta todo bien puesto, con sus tiempos y tareas a realizar, sí que igual echo en falta algunas actividades más en la granja, como incorporar otro tipo de animales.

Con todo ello pues ganaremos dinero que invertiremos en herramientas nuevas o mejoras para nuestra casa. Todo es bastante caro, por lo que adquirir algo nuevo nos costará un buen tiempo de cosechas.

El aspecto social del juego debe mejorar mucho

Pero claro, por mucho que lo que es la simulación sea buena, esto se ve lastrado por su apartado social y un mundo que parece estar más muerto que vivo.

Cuando hablamos con los NPCs, las opciones de dialogo son malísimas, hay 3 o 4 en el juego y se van rotando. Las conversaciones son demasiado simples, y aunque haya doblaje al castellano, las animaciones son bastante genéricas y algo malas, por lo que tampoco ayudan demasiado a «meterte» en este papel de granjero social.

A esto añadimos que los NPCs están por ahí desperdigados pese a haber puntos de encuentro. Muchas veces me he encontrado NPCs corriendo por mitad del campo sin rumbo, o pequeños grupos de NPCs muy juntos. También se le suma un fallo en el que, en muchas ocasiones, no sale la opción de hablar, por lo que tenemos que estar dando vueltas alrededor hasta que aparezca. De hecho, sé que puedes tener una esposa e hijos, pero no he llegado ahí porque no te anima nada a tener conversaciones con la gente.

Lo mejor que puedes hacer es comerciar con algunos, sus misiones y adiós.

Y bueno… El mundo en sí no es que sea la gran cosa. Aparece algún animal salvaje de vez en cuando que se espanta a la mínima, en las carreteras aparece algún coche de la nada en momentos… Lo más interesante al final es que hay ciclo dia/noche y hay tiempo variable.

Conclusiones

Farmer’s Dynasty tiene una buena idea, promete muchas cosas que son realmente interesantes, pero a la hora de implementar esas ideas en el juego lo hace terriblemente mal. Si te centras únicamente en la parte de tener tu granja, cuidarla y cosechar, no parece mal hecho, pero en cuanto ves el conjunto te das cuenta que fallan muchas cosas para ser un título entretenido en el que invertir tu tiempo. Es una pena porque aunque sea algo lento, me gusta mucho estar con mis terrenos y mis animales, pero el resto de cosas prefiero no tocarlas, si te centras solo en esto puede que disfrutes del título.

Cuidar tu granja, hacer amigos, tener tu familia… Todo pintaba genial pero no sé si quizá a Toplitz Productions se les ha ido de las manos y han querido abarcar de más, o vete a saber, porque ya están con Lumberjack’s Dynasty, que promete lo mismo, pero en otro oficio. 

Nota: 5.5/10

*De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este título ha sido analizado gracias al envío de una copia de prensa por parte de Bigben Games.

Blansi

Blansi

Co-Administrador de PowerUps. Jugón desde bien pequeño y amante de los Survival Horror y RPG. Puedes leerme en Twitter o verme jugando por Twitch. Contacto: blansi@powerups.es