PowerUps
Fear the Dark Unknown

Fear the Dark Unknown – Análisis PC (steam)

ruleta online

Fear the Dark Unknown – La vuelta al auténtico survival horror

Hace ya bastante tiempo que trajimos por aquí las impresiones de Fear the Dark Unknown, quizá podría decir que hace demasiado tiempo, pero por situaciones de la vida, no es hasta ahora que he podido acabar las 2 campañas con tranquilidad y pararme a escribir. Como digo, estamos ante una buena época para el género del survival horror, más específicamente del clásico, y no dejan de salir juegos que lo demuestran. Fear the Dark Unknown es uno de esos juegos, de los que demuestra que en pleno 2020 hay cosas que siguen funcionando, y mejor incluso que algunos proyectos más grandes y más recursos. Dicho esto, vamos a contar, de nuevo, cómo han sido nuestras andanzas por la mansión Beresford.

Una mansión, locura y horrores

Como ya comentaba con las impresiones, todo el juego se desarrolla en la Mansión Beresford, independientemente del personaje, ya que escoger uno u otro, solo cambia el cómo se desarrolla la historia. De esto hablaremos un poco más adelante. La cosa es que esta mansión no es una normal, no, de hecho es todo lo contrario a lo que podemos decir normal. Y no es que solo esté llena de puzles, también de… ¿Demonios?

No importa qué personaje escojamos, a los 20 minutos de juego ya nos van a presentar los horrores que se cuecen en esta mansión. Y quizá el punto fuerte de la historia del juego, está ahí, en los horrores que preceden a la actual historia del juego. Realmente el juego cuenta con 2 historias: la de familia Beresford y la de James y Chloe. Son historias ligeramente diferenciadas, pero con algunos puntos en común, que mejor no os voy a desvelar, de igual manera que el final, pero sí os confirmaré que la historia está bastante bien, con ese toque Silent Hill pero con el desarrollo de un Alone in the Dark.

De hecho, lejos de que lo que suele gustarme de estos juegos suele ser jugabilidad, aquí me decanto más hacia la historia. Todo lo relacionado con la familia Beresford lo averiguaremos mediante documentos que están incompletos, hay que ir recogiendo partes para juntar todo y entenderlo al 100%, junto a alguna que otra pequeña cinemática, por supuesto. Por otro lado, la historia de nuestros personajes está más orientada al tramo final del juego y las interacciones entre ellos durante nuestra partida.

Es todo un gusto tener que ir leyendo, inspeccionando todas las habitaciones, quedarte con los pequeños detalles… Y todo para ir descubriendo que hay un ente oscuro encargándose de mover los hilos y crear las extrañas situaciones que nos encontraremos. Este ente lo es todo en este título, el principio y el final. Sin entrar en detalles, al final todo consigue encajar, pero gran parte del juego nos haremos muchas preguntas.

Enfrentando a los horrores

En el terreno de la acción tenemos pequeñas diferenciaciones según el personaje, principalmente Chloe es más acción y James más orientado a los puzles. Aunque dependiendo de la dificultad que escojamos, al final la acción la podemos tener en todas partes. Este apartado no ha cambiado en exceso desde que escribí las impresiones, se ha depurado un poco y se ha añadido objetos de defensa, como en Resident Evil 1 en su versión de GameCube.

En esencia sigue igual: gestión de inventario, municiones, aprovechar los espacios para evitar los máximos enemigos posibles y sacar el rendimiento máximo a las armas cuerpo a cuerpo. Sí que los enemigos siguen teniendo animaciones, en ocasiones extrañas, y que de vez en cuando nos agarran incluso a distancia o que algunas veces no te queda claro si estás acertando los disparos. Algo que esperaba ver algo más pulido, y no ha sido así. Tampoco es algo de gran importancia o que estropee mucho la experiencia, pero que ahí está, aunque entendible de cierta manera debido a presupuesto/personas.

Digamos en cierto modo que en este sentido se aproxima más a Resident Evil, con sus cámaras fijas incluso que juegan malas pasadas, y que te hace atacar y moverte para evitar que se te acerquen más de lo que deben.

La variedad de enemigos no algo excesivo, pero tampoco es algo que le hubiese sentado bien al título dada su ambientación e historia. Al principio se conforma con presentar “zombies” y algún perro que, digamos, no es muy normal, mientras que de camino a mitad/final se nos presentan horrores más bien sacados del abismo.

Inspecciona, explora y soluciona

Ahora bien, por la parte que toca a los puzles y el misterio del juego, insisto, es donde encontramos el mejor punto del título. En el caso de Chloe ya contamos gran parte en las impresiones, sobre cómo el juego está plagado de puzles, en muchas ocasiones “jodidos”. Sin embargo, ahora que hemos jugado la historia de James, confirmamos que está más orientada a esto.

Uno de los buenos puntos que tenían los survival horror de los 90s, es que estaba todo mucho más pensado para que el jugador tuviese que recorrer todos los rincones en busca de información y pistas para descubrir que estaba pasando o solucionar un acertijo. Un claro ejemplo lo tenemos en títulos como Alone in the Dark o Silent Hill, títulos en los que gran parte del tiempo lo pasamos pensando y menos en acción, cosa que en Fear the Dark Unknown también pasa.

Aclaro, eso sí, que ambas campañas tienen bastante contenido de acertijos, así que no os preocupéis por esto. Y lo que más me gusta no es en sí los puzles, si no el previo recorrido para resolverlos. Algo que también comenté es que el juego te permite explorar/investigar prácticamente todo a tu alrededor, aunque sea para decirte “es un saco de patatas”.

Todo puzle que tengamos que resolver va a llevarnos ante un pequeño proceso de búsqueda de información, y alguno, para colmo, nos va a hacer estrujarnos el cerebro un poco más todavía por ser más rebuscado. Se agradece aunque pueda frustrar, ya que hoy día los puzles son… ¿demasiado obvios?

Técnicamente algo más estable

Después de todas las actualizaciones que ha habido hasta el momento en el que he parado a escribir el análisis, hay que admitir que ha ido mejorando en muchos aspectos. En toques generales, el rendimiento se ha mejorado un poco y ya no hay tantos de esos bajones de FPS de la nada. También se han solucionado algunos fallos gráficos que había en los que algunas texturas cargaban mal o no cargaban dependiendo de la calidad puesta.

Como comentaba, se ha ido depurando un poco la jugabilidad también y las dificultades, cosa que se agradece. Supongo también que muchos de estos cambios y trabajo que se está realizando en el título, son para dejar el producto lo más “limpio” posible para su lanzamiento en consolas, donde debería ir perfecto.

Conclusiones

Lo cierto es que Fear the Dark Unknown es un buen juego, es un regreso a los survival horror de los 90s, pero que a día de hoy se puede denominar casi por completo un juego de nicho. Tiene todos los elementos que uno puede esperar en un título de estas características, y bastante bien ejecutados. Buena historia, acertijos y enemigos que pondrán a prueba nuestra capacidad de supervivencia, además de unas largas horas de juego, ya que cada campaña puede irse a las 8-10 horas tranquilamente. Un recomendado en toda regla que deberíais jugar si os gusta el género.

También hay que decir, que el juego acaba dejándote las ganas de más, por lo que espero que vaya bien y en un futuro veamos las continuaciones… Que yo personalmente tengo bastantes ganas y espero me pillen con más tiempo.

Nota: 8/10

*De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este título ha sido analizado gracias al envío de una copia de prensa por parte de Dreamlight Games Studios SL.

Blansi

Blansi

Co-Administrador de PowerUps. Jugón desde bien pequeño y amante de los Survival Horror y RPG. Puedes leerme en Twitter o verme jugando por Twitch. Contacto: blansi@powerups.es






VIDEOJUEGOS BUSCANDO FINANCIACIÓN