PowerUps
ghostrunner analisis

Ghostrunner – Análisis PS5

El Ghostrunner vuelve a la carga.

Ghostrunner ya hizo de las suyas en la anterior generación, llevando a los usuarios a experimentar uno de los juegos más exigentes del momento. Velocidad a raudales, saltos milimétricos y enemigos nos esperaban en cada esquina en un ambiente Cyberpunk, hacían que el jugador diera lo mejor de sí acompaña a su cibernético protagonista en su escalada por la torre Dharma. En esta ocasión 505 Games nos sorprende con una de las más esperadas versiones de su catálogo, la versión para consolas de última generación de este frenético lanzamiento, y del que os hablamos a continuación.

Una vez mas volvemos a la fría y deshabitada torre Dharma para ponernos en la piel del arma más mortífera creada por el hombre, el Ghostrunner, en su versión para consolas de última generación que vuelve para sacar lo mejor de nosotros en un título que en ningún momento nos dará un segundo de respiro y del que disfrutaremos cada momento.

 

La torre Dharma

Para los que no lo conocieran, Ghostrunner apuesta plenamente por el apartado jugable. Después de una breve introducción, el jugador más os menos se pone en situación y pasa a la acción prácticamente en segundos. Todo sucede muy rápido, incluso los acontecimientos de la historia que, como ya indicamos en el análisis de la versión PC, parece que no quiere que estemos demasiado atentos a ella, ya que mientras avanzamos, se nos van desvelando detalles en torno a ella y a nuestro protagonista y es un tanto difícil seguirle el hilo a la historia mientras controlamos a su ágil protagonista.

La aventura se desarrolla en la torre Dharma, un lugar en donde residen los humanos que quedan en la tierra tras un cataclismo mundial y como todo no podía ir como la seda, un golpe de estado hace que todo se desmorone de nuevo y quede a merced Mara, una especie de cyborg al más puro estilo Doctor Octopus con muchas ansias de manejar lo que queda de civilización.

 

Aquí es donde aparece nuestro protagonista, Ghostrunner, un soldado modificado mediante implantes en busca de respuestas; ¿quién es? ¿dónde está? y ¿porqué está haciéndole caso a esa extraña voz que hay en su cabeza? son algunas de las cuestiones que se plantea durante la aventura. Desde entonces nuestro protagonista tendrá que ir recuperando sus poderes siguiendo las indicaciones del Arquitecto, mientras escala la torre y se enfrenta a sus peligros, que no son pocos.

La jugabilidad su punto fuerte

Ghostrunner tiene demasiado claro que es lo que quiere para el jugador, frenetismo en estado puro y una jugabilidad que ya muchos quisieran. El juego saca lo mejor de cada jugador y eso que a priori parecerá que no es un título apto para todos pero, en realidad, se deja jugar bastante bien cuando vas asimilando los controles y mejorando habilidades. Podría decir que hasta el punto de convertirse en un título adictivo cuando controlas de buena manera a su protagonista.

El trabajo de One More Level y Slipgate Ironworks pone en práctica la fórmula de 1-hit, provocando que el jugador tenga que realizar todos sus movimientos al milímetro si no quiere morir continuamente. Correr, saltar, desplazarse por las paredes, usar el gancho para acceder a otras alturas, dashear… y todo a ritmo de una música techno con la que nos costará mantener nuestros traseros en la silla. Nuestro Ghostrunner es un “as” del parkour y nosotros somos los que debemos hacer que llegue a su objetivo exprimiendo cada una de sus habilidades para ir superando los niveles que conforman la torre Dharma.

Pero el que se haya elegido la mecánica 1-hit no quiere decir que el juego se convierta en una pesadilla. Sabemos que morir en el intento va a ser algo más que habitual pero, sin embargo, para salvar ese pequeño obstáculo y no terminar frustrando al jugador, tuvieron la brillante idea de incluir auto guardados a medida que avanzamos. Aquí es donde, en mi caso, ponía en práctica el sistema de ensayo/error, ya que no solo existe una forma de superar la zona, sino que prácticamente cualquier táctica nos puede servir para eliminar los enemigos o superar una zona de saltos exigentes. Lo importante es no perder la calma y visualizar nuestra nueva táctica antes de ir por los enemigos.

Desarrollo básico, pero efectivo

En el comienzo, nuestro Ghostrunner tan solo tendrá un par de habilidades, pero a medida que superamos niveles, el Arquitecto, esa voz que se aloja en nuestra cabeza, nos irá desvelando nuevos y poderosos movimientos. Estos nuevos poderes, que en total serán cuatro, nos proporcionan una serie de habilidades imprescindibles para superar la aventura, y que para conseguirlos tenemos que conectarnos al Cibervacío desde unas consolas que se encuentran entre niveles, además de superar los puzles que nos proponen. Estas habilidades son traslación, tempestad, oleada y dominio, y cada una propone una forma distinta de atacar enemigos.

Así mismo, estás habilidades se pueden potenciar insertando módulos en el apartado de mejoras a modo de piezas de Tetris. Estáis módulos mejoran cada una de las habilidades del Ghostrunner en distintos apartados, como su impulso, desvío, habilidades, mapa, traslación, tempestad, oleada, dominio.

¿Qué hay de nuevo viejo?

Para los que aún no lo habían jugado, Ghostrunner para consolas de última generación se convertía en todo un reclamo y más con las capacidades que ofrecen. El título de One More Level permite al jugador elegir entre dos modos de visualización distintos; uno más exigente a 60 FPS, que permite activar el trazado de rayos, y el modo rendimiento a 120 FPS, que por otro lasa proporciona una increíble fluidez al videojuego. También tenemos opciones de HDR, de las que dependerá del tipo de monitor con el que juguemos.

Pero esta nueva versión de Ghostrunner también viene con un par de anadidos que podrían ser las delicias de los fans de los retos. La aventura principal consta de una serie de niveles que tendremos que superar (escalar) en la torre. Su aventura completa nos puede ocupar en torno a las 8 horas, algo menos si eres diestro con el género. Así mismo, se han añadido dos modos extra: modo carrera mortal y supervivencia. El primero de ellos se trata de ir superando una serie de niveles antes de que se acabe el tiempo, pudiendo añadir tiempo extra al crono si vas consiguiendo unas fichas. En el modo supervivencia el jugador tiene que superar oleadas de enemigos, cada vez en más número y peligrosos. Al finalizar cada ronda, el jugador recibirá una nueva habilidad o potenciador, con el que intentar los siguientes.

Ghostrunner

 

Conclusión

Ghostrunner ha vuelto para decirnos una vez más quien es el rey del parkour y ahora con mejoras que lo hacen aún más llamativo. Un título muy pero que muy adictivo que conseguirá que nos suden las manos mientras escalamos la torre Dharma y nos enfrentamos a los enemigos que la protegen, a gran velocidad y sin darnos un minuto de respiro. Sin duda los chicos de One More Level han conseguido un buen resultado para consolas de última generación trayéndonos la mejor versión del Ghostrunner, que lo convierten en un título imprescindible para los fans del género y de los speedrunners que no deberías de dejar pasar. ¿Serás capaz de pararle los pies a Mara y descubrir quien es el Arquitecto?

Nota: 9,5/10

*De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este título ha sido analizado gracias al envío de una copia de prensa por parte de 505 Games España.

Alberto

CEO PowerUps. Jugador de la vieja escuela, lector de todo lo que cae en mis manos y apasionado de los indies. "Los videojuegos ya no son como los de antes".

Prozis gaming

MakeGoodArt