PowerUps

Greak: Memories of Azur – Análisis Switch

Un metroidvania con mucho corazón.

Hoy en día el género de metroidvanias cuenta con un basto número de títulos independientes en donde es complicado destacar, sin embargo, no deja de ser un campo libre para la innovación en donde se está a un solo paso del éxito si se elije bien.

Navegante Entertainment, un estudio mexicano que cuenta con colaboradores argentinos, quienes en conjunto son las grandes mentes detrás de Greak: Memories of Azur que originalmente muchos lo conocimos en la pasada PAX West 2019. Hoy con el inestimable apoyo de Team17 como editores, el título logró su distribución masiva a todo el mundo.

La narrativa se toma su tiempo para que la disfrutemos

Ambientado en un mundo diezmado por la opresiva tribu de los Urlag, los Courine de la tierra de Azur decididos a buscar una salida ante la desesperanza, deciden iniciar la construcción de un dirigible para huir de la amenaza de los monstruos que empiezan a conquistar este reino.

Aquí es donde entramos en los zapatos de Greak, un valiente y joven guerrero, que tiene la encomienda de recolectar recursos para ayudar una pintoresca aldea, mientras también busca a sus hermanos perdidos en una fascinante aventura que engancha rápidamente conforme más avanzamos.

Greak, primeramente debe encontrar a su hermana Adara, luego a su hermano Raydel, lo interesante es que el juego no nos lanza de lleno con los tres personajes, poco a poco nos ofrece detalles narrativos, si bien, la trama se diluye con el fin de dar protagonismo a la jugabilidad y gran parte del trasfondo de su mundo lo leeremos en libros y otros documentos que encontraremos, así como platicando con PNJs.

Su estilo de juego es una maravilla

Greak: Memories of Azur, es un metroidvania plataformero en 2D con desplazamiento lateral, en donde destaca es porque tenemos la posibilidad de cambiar entre personajes para resolver acertijos de entorno. Cada hermano cuenta con una habilidad única para poder acceder a ciertas áreas.

Greak, el primer personaje que tendemos a nuestro mando; es pequeño y se puede agazapar para entrar por pequeños túneles para llegar a áreas ocultas, es muy ágil, puede rodar para esquivar las amenazas, cuenta con doble salto, una pequeña espada para ataca y una ballesta para ataques de largo alcance.

Adara, es la hermana que posee magia y puede levitar, con su magia puede lanzar proyectiles en cualquier dirección. Y el mayor de los hermanos, Raydel un tipo brutal con una espada larga y un gancho. Cada uno de los personajes es una ventana a nuevos elementos de juego, lo que ayuda a crear un ritmo divertido la aventura que nos puede tomar alrededor de 9 a 12 horas, dependiendo nuestro nivel de curiosidad en la exploración.

Los acertijos inician sencillos a medida que empezamos a comprender la dinámica de los hermanos, avanzando en complejidad para elevar el desafío. En donde se nos requerirá usar cierto personaje para sacar provecho de sus habilidades, labor que rápidamente se puede hacer con el pad direccional.

Después con los gatillos haremos que los hermanos avancen al unísono o los llamaremos para que se acerquen a una locación específica. Si bien, en el papel suena bien, en la práctica es complicado controlar a los tres personajes al mismo tiempo y se vuelve necesario controlar uno por uno en los segmentos de plataformas.

El juego no cuenta con salvado automático, por lo que tendremos a disposición un gran número de puntos de guardado manual en donde tendremos que ir y venir todo el tiempo para no perder el avance.  Cada uno de los personajes cuenta con sus puntos de vida que irán disminuyendo con cada golpe de los enemigos y tendremos que recuperar con comida.

Podremos cocinar para crear ítems que nos recuperen mayor puntos de vida, el título nos obliga a aprender a administrar nuestro espacio limitado, cada personaje tiene su propio inventario. Los ítems clave ocupan espacio útil, por fortuna, podremos abandonar ítems y recogerlos después, mas, se vuelve indispensable la ponderación.

Contamos con un mapa general, que no es muy preciso, pero, cada área tiene una estética que lo distingue que nos facilita la exploración, aunque no es infalible y estaremos dando vueltas, por la ausencia de un mapa más específico de área. Aquí no hay subida de nivel, las habilidades las obtendremos con misiones secundarias, superando acertijos dedicados a cada personaje y habrá ocasiones en que lo más inteligente es esquivar e ignorar a los enemigos para seguir avanzando.

Las peleas contra jefes son desafiantes sin llegar a la frustración, en donde sus mecánicas las podremos descifrar sin mayor problema y se puede optar por atacar en equipo o de plano ser más cauteloso.

Gráficamente es una belleza y su música es exquisita

En sus visuales, rápidamente se nota el gran cariño al detalle, su estilo de arte hecho a mano destaca. Los entornos 2D tiene bellos fondos y capas que se súper ponen al frente con movimiento muy bien cuidado. En ciertos momentos cuenta con cinemáticas completamente animadas que pasan a lo jugable de forma muy orgánica.

Greak: Memories of Azur, corre a una resolución de 1080p a 30fps en la Switch en modo TV y a 720p en modo portátil. Su rendimiento es muy estable con hipos en momentos puntuales que son notorios, mas, no arruinan la experiencia, sus pantallas de carga entre áreas rondan de 12 a 23 segundos, siendo más notable cuando salimos del pueblo. Aunque, ya estando en la sección no se repite la carga.

En su banda sonora, puedo decir que es la mejor que he escuchado en mucho tiempo, las melodías provienen de la Orquesta Filarmónica Cinco de Mayo, logrando una increíble inmersión en cada área y se disfruta mejor usando audífonos.

El título llega con una magnífica localización en castellano elegible desde el menú opciones, los textos tienen un buen tamaño y se puede configurar a nuestra satisfacción. Asimismo, el juego no cuenta con actuaciones de voz, aunque si hay sonidos y los personajes emiten sonidos de dolor o recuperación.

Conclusión

Greak: Memories of Azur, es un metroidvania 2D que cuenta con una historia de aventura enfocada en el amor y el apoyo entre hermanos. Logrando destacar en el género, su estilo de juego es sencillo y su dificultad progresiva lo hace ideal tanto para veteranos como para recién llegados al género.

Su estilo de arte mola y su banda sonora lo llena de una personalidad que flipa, explorar cada rincón de este mundo se disfruta. Aunque, controlar varios personajes al mismo tiempo puede llegar a ser complicado, no arruina el buen ritmo y los acertijos plataformeros que iremos afrontando con el progreso.

Nota: 9.5/10

*De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este título ha sido analizado gracias al envío de una copia de prensa versión 1.0.1 por parte de PressEngine.

Hugh Belmont

Autor madrileño 2.0: Abogado de día, videojugador de noche. Amante de los juegos de plataformas, acertijos, RPG por turnos y un poco más. Iba ser un videojugador profesional, pero me lastimé la rodilla