PowerUps
Guardianes de la Noche

Guardianes de la Noche -Kimetsu no Yaiba- Las Crónicas de Hinokami – Análisis PS4

Es hora de unirnos al cuerpo de cazademonios.

Existen gran cantidad de videojuegos que nos traen al género algunas de las principales series de animación japonesa (o anime). Algunos de estos títulos se han convertido en leyendas, como es el caso del vanagloriado Dragon Ball Z Budokai Tenkaichi 3. Así mismo también hemos recibido productos mediocres que solo buscaban colgarse de la fama de la franquicia en cuestión.

Kimetsu no Yaiba (o Demon Slayer) es uno de los animes más reconocidos que se han estrenado en la última década. Desde su primer capítulo consiguió maravillar incluso a aquellas personas que no eran aficionadas a este tipo de entretenimiento. La combinación entre una animación despampanante, con una banda sonora digna de elogio y una historia simple pero interesante, hicieron de esta un gran serie.

En la actualidad hemos podido disfrutar de una primera temporada (en el año 2019) y de una película estrenada en cines (en el año 2020), además que en este mismo año podremos ver la segunda temporada. Guardianes de la Noche -Kimetsu no Yaiba- Las Crónicas de Hinokami adapta al videojuego tanto la primera temporada como la película mencionada. Esto lo hace con un modo historia, así como trayéndonos (de forma jugable) personajes que conocemos hasta el momento que termina la película.

A continuación averiguaremos si este producto está a la altura de la gran franquicia que tiene el trabajo de adapta, o si por el contrario parece solo estar hecho para vender a costa del fanatismo.

Un combate divertido pero simple

La jugabilidad es uno de los apartados más importantes en la mayoría de videojuegos que salen al mercado, pero en este caso estamos ante un título de peleas, por lo que está regla se cumple más que la media.

EnGuardianes de la Noche -Kimetsu no Yaiba- Las Crónicas de Hinokami tendremos que elegir entre varios personajes de la franquicia para luchar en escenarios circulares, los cuales también están basados en la franquicia. Si queréis haceros una idea, es extremadamente similar al combate de la saga Ultimate Ninja Storm, aunque con diferencias sustanciales, algunas para mejor, y otras para peor.

Lo que más destaca tras pasarnos el tutorial de combate es la simpleza de este. En la mayoría de ocasiones usaremos tres botones para hacer los diferentes combos (y muchas veces con dos de estos será suficiente). En los modos offline podremos limitarnos a usar los mismos dos botones todo el tiempo que siempre saldremos victoriosos (a excepción de algunos combates). Cierto es que existen gran cantidad de combinaciones, y que reducir esto a “con dos botones ganan” puede resultar ridículo si acabas de empezar a jugar, pero poco a poco te das cuenta de esta simplicidad. No existe ninguna razón específica para usar los demás botones (al menos no en los modos offline), por lo que el jugador no siente en ningún momento la necesidad de usarlos.

Por esta sencilla razón, los combates en el modo historia se ven abocados a ser una sucesión de ataques normales y ataques especiales hasta que el enemigo consuma la barra de vida. Hasta las partes finales de la historia no tendremos demasiados problemas con los enemigos. Muchos de ellos resultan ser tan sencillos que puedes hacerle el mismo ataque todo el tiempo, y aun así parecerán no saber defenderse ante él.

Un modo online que saca a relucir el combate

Ya hemos dicho anteriormente que estamos ante un combate que no da mucho de sí, pero esto no significa que no sea divertido. Esto se ve reflejado, especialmente, en el modo online del título, donde es mucho más fácil sacar a relucir las bondades de este sistema de combate. La historia puedes completarla únicamente aporreando botones, pero los otros jugadores te obligan a aprender a realizar combos y demás.

Gracias a esto, estamos ante un modo online que resulta divertido, pero el que, al igual que el combate en sí, carece de profundidad. No tenemos incentivos para seguir jugando (más allá del hecho de subir de rango) por lo que luego de cierto tiempo te acabarás aburriendo. Es por esto el que muchas veces resultará más conveniente jugar combates con la CPU más que adentrarnos en modo online.

La única recompensa que obtendremos por el hecho de subir el ranking (tanto mundial como regional) es la satisfacción, y si acaso algunos de los llamados “Puntos Kimetsu”. Podríamos decir que con estos puntos ya tenemos un incentivo, pero la verdad es que su utilidad es bastante limitada. Además, estos pueden ser conseguidos, también, jugando contra CPU o completando el modo historia.

Totalmente fiel al producto original

El modo de juego original se trata del modo historia, el cual narra las aventuras de Tanjiro Kamado desde su entrenamiento con la roca hasta la batalla en el tren infinito. Para aquellas personas que no consigan identificarlo, esto abarca desde los primeros capítulos del anime, hasta la película estrenada el pasado año. Explicado esto, debo decir que esto es de los juegos más fieles al producto original que he tenido el gusto de encontrarme.

Salvo contadas excepciones, la historia es exactamente igual a la que pudimos ver en la serie y en la posterior película. Esto resulta de lo más agradable, y más teniendo en cuenta del tipo de juego que estamos hablando. Las personas que compran este tipo de títulos quieren revivir los acontecimientos que vieron en su anime favorito, y este título lo consigue de sobra.

El único problema relevante sobre el modo historia es la exploración de niveles que tenemos. En cada capítulo tendremos una pequeña área para explorar, en ella encontraremos coleccionables y demás, pero el problema radica en lo vacías que están. No hay realmente nada que justifique explorar estas zonas, más allá de los coleccionables, claro está. Además, en muchos casos los niveles de exploración serán pasilleros, y con animaciones encriptadas, lo que puede llegar a sacar de la inmersión. Además es necesario comentar que tampoco estamos ante una campaña muy larga. Nos durará aproximadamente unas 8 horas de juego completar todo el modo historia, lo que puede llegar a resultar escaso.

Adicionalmente a esto debo decir que ayuda bastante el hecho de que se haya respetado completamente la banda sonora original, la cual es excepcional. Resulta de lo más agradable encontrar que han utilizado las mismas canciones en los mismos momentos donde se usan en la serie original. Esto consigue que la inmersión sea increíble, especialmente para los fans más acérrimos de la serie y de la película.

Otras de las cosas que ayudan enormemente a esta inmersión es el excepcional apartado gráfico que nos ofrecen. Este es, ciertamente, uno de los juegos de este estilo que mejor adapta el estilo gráfico de su contraparte en la pantalla pequeña. Esto llega hasta tal nivel que, en comparaciones hechas, llega a mejorar lo que ya habíamos visto en la obra original. La calidad de los escenarios, así como el mimo y detalle de los modelados de personajes contribuyen a esto.

Conclusión

Guardianes de la Noche -Kimetsu no Yaiba- Las Crónicas de Hinokami consigue ser uno de los mejores juegos basados en el anime, pero no está exento de fallos. 

La calidad de sus apartados gráfico y sonoro consiguen que sea una experiencia inigualable en el género. Así mismo, esto consigue que la historia sea todo un deleite para los sentidos, un deleite que se ve empañado por su exploración de niveles y la duración de la campaña.

Así mismo, es necesario comentar que los combates son divertidos y dinámicos, pero carecen completamente de profundidad. Esto lleva a que en poco tiempo resulten aburridos y monótonos.

Nota: 7.5/10

*De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este título ha sido analizado gracias al envío de una copia de prensa por parte de Koch Media España.

Aarón Márquez

Desarrollador aspirante y videojugador empedernido. Me encanta compartir mi opinión sobre los juegos a los que dedico mi tiempo.

Prozis gaming

MakeGoodArt