PowerUps
horizon forbidden west analisis

Horizon Forbidden West – Análisis PS5

Aloy se reafirma como icono de PlayStation en una aventura excepcional.

Han pasado cinco años desde que Guerrilla Games, empresa subsidiaria de Sony Entertainment Computer, nos hiciera llegar Horizon Zero Dawn, un título distinto a lo que la desarrolladora holandesa nos tenía acostumbrados con la franquicia Killzone, y cuyo resultado lo hizo saltar a la fama mundial. Horizon Zero Dawn nos presentaba a la joven Aloy, una paria de la tribu de los Nora que escondía un legado que haría cambiar el futuro del post-apocalíptico mundo donde nació, surgido tras una catástrofe mundial y controlado por unas avanzadas máquinas cuyo origen era desconocido. Equipada con su foco, un dispositivo que le permitía interactuar con los restos del mundo tecnológico, Aloy se sumergía en una de las más emocionantes aventuras creadas para un videojuego, evitando que una nueva catástrofe volviera a asolar el mundo.

La vida en la Tierra se precipita hacia otra extinción

Sin intención de spoilear demasiado, solo lo justo como para ponernos en situación, Horizon Forbidden West nos sitúa tras los acontecimientos de su primera entrega, concretamente seis meses después de la derrota de HADES, la función subordinada de GAIA y antagonista de la primera aventura. Tras una breve calma, tormentas y una misteriosa plaga comienza a asolar el mundo, impidiendo que la tierra efectúe sus funciones básicas y provocando que las máquinas muestren una extraña agresividad que incomoda a nuestra protagonista.

Ante estos sucesos, Aloy decide poner rumbo al Oeste Prohibido con la intención de descubrir que le está ocurriendo a la tierra, y encontrar una copia de GAIA antes de que la tierra llegue a un punto de no retorno, sumergiéndose en una aventura llena de peligros y en donde arrojará algo de luz a muchas de las incógnitas que quedaron sin resolver en la entrega anterior.

De nuestra protagonista, dependerá descubrir los secretos detrás de estas amenazas y restaurar el orden y el equilibrio en el mundo. En el camino, se reunirá con viejos amigos, forjará alianzas con nuevas facciones en guerra y desentrañar el legado del antiguo pasado, mientras intenta mantenerse un paso por delante de un nuevo enemigo aparentemente invencible.

Un verdadero espectáculo visual

Si bien, una de las características más destacadas de Horizon Zero Dawn eran sus gráficos, ofreciendo algo distinto a lo que habíamos visto hasta el momento en una PlayStation. Sin duda, el trabajo de Guerrilla Games caló hasta el fondo, forjando un nuevo icono dentro de la compañía.

Previo a su lanzamiento, lo mostrado sobre Horizon Forbidden West dejaba el listón bastante alto en cuanto a calidad gráfica, todo parecía demasiado perfecto pero solo faltaba ver su rendimiento en la práctica pero, en lo que respecta en este apartado Guerrilla Games ha cumplido las expectativas de los jugadores con creces. Personalmente creo que estamos ante uno de los videojuegos con mejor apartado gráfico del mercado hasta el momento, creando un videojuego que utiliza todo el potencial de nuestra máquina junto a todo tipo de tecnologías, como el trazado de rayos, o para ofrecer al jugador un verdadero espectáculo visual y que en muy poquitas ocasiones muestra signos de flaqueza.

El equipo de desarrollo ha cuidado hasta el más mínimo detalle para que el jugador perciba la sensación de que el mundo de Horizon está más vivo que nunca. No solo se han tenido en cuenta el detalle de los personajes, con un realismo nunca visto hasta el momento en una consola, tanto en la textura de la piel de los personajes como en sus expresiones faciales, y que a veces nos da la sensación de que no estamos ante un videojuego, sino también por los demás elementos como los escenarios, las luces y sombras, el agua, las criaturas que los habitan o los elementos meteorológicos, como la lluvia, el viento o las nevadas con gran cantidad de partículas de gran realismo. Igualmente, se han tenido en cuenta detalles como las pisadas en la arena desértica o en la nieve, dejando un surco o las huellas tras la protagonista al andar por tales terrenos que dejan claro el enorme trabajo que hay detrás de este título.

Para conseguir este resultado, Guerrilla Games se ha apoyado en una nueva versión de su potente motor gráfico, Decima Engine, destacado por sus características para crear inteligencia artificial, físicas de juego y el procesamiento de mundos abiertos, además de crear resoluciones en 4K e imágenes de alto rango dinámico. En la práctica, el motor Décima se comporta perfectamente, permitiendo escenas de acción con cantidad de elementos en pantalla y partículas de todo tipo sin apenas caídas de FPS que disminuyan experiencia.

Mejorando la fórmula Horizon

En PlayStation 5, el jugador podrá elegir entre varias opciones de rendimiento gráfico, como la opción de activar o desactivar el modo HDR (también compatible en PS4) o los modos de rendimiento, priorizando la resolución (mayor fidelidad a cambio de menor tasa de fotogramas) o priorizando el rendimiento (una mayor tasa de fotogramas a cambio de una fidelidad menor).

En cuanto a las características exclusivas de PlayStation 5 tenemos algunas que se merecen ser destacadas, como la carga ultra rápida gracias al disco SSD de la consola, consiguiendo pasar de zonas a través del viaje rápido casi al instante o la carga de la partida sin apenas darnos tiempo a echarle un ojo a nuestro teléfono móvil. También tenemos las características que nos aporta el gamepad DualSense de la consola, como la retroalimentación háptica y los gatillos adaptativos que transmiten sensación de realismo cuando realizamos ciertas acciones, como la de estar tensando un arco, el traqueteo del lanzavirotes al disparar o la sensación de presión al forzar una puerta; detalles que aportan positivismo al resultado final, aunque en mi opinión no termina de estar a la altura a lo visto en Returnal. También tenemos las novedades que nos aporta en cuanto a resoluciones como comenté anteriormente.

Un mundo abierto sin límites

En lo que respecta a la jugabilidad Horizon Forbidden West se han incorporado varias novedades, brindando nuevos movimientos y habilidades a su protagonista que ayudarán en la exploración de este exuberante mundo, por ejemplo, Aloy ahora podrá planear gracias a una especie de escudo al más puro estilo Breath of the Wild con la paravela, que obtendremos en un momento de la historia. También podrá nadar, bucear, o lanzar un garfio que permite alcanzar zonas inalcanzables o abrirnos paso por nuevos caminos y que se unen a la ya conocida mecánica de escalar, ofreciendo infinitas posibilidades a la hora de explorar el maravilloso mundo que nos espera en esta aventura.

Sin duda, explorar sigue siendo la actividad más llamativa de la franquicia, a pie o cabalgando tipo de monturas, el mundo de Horizon Forbidden West invita a acumular horas y horas de exploración mientras sacamos partido del modo foto, inmortalizando los momentos más destacados o los bellísimos paisajes que nos rodean. Además de la historia principal, Aloy podrá ir realizando misiones secundarias que se van añadiendo a nuestro repositorio de actividades que para nada son pocas; recados, tareas, contratos de rescate, los nuevos fosos de lucha… pudiendo elegir entre hacer un pequeño kit-kat en nuestro objetivo principal y conocer historias paralelas que expanden más el universo de esta aventura, conociendo las tribus que pueblan el Oeste Prohibido, sus personajes o costumbres.

Una Aloy más mortífera

El sistema de combate también ha mejorado, nuestra protagonista es ahora más mortífera y lo será aún más a medida que vamos desarrollando al personaje durante el avance de la historia obteniendo nuevas habilidades de combate y poderosos combos que se podrán poner en práctica tanto en los fosos de lucha como contra los enemigos. Seguimos pudiendo realizar ataques por sorpresa, esquivar o hackear máquinas para ponerlas a nuestras órdenes o montarlas, permitiendo a Aloy llegar a los lugares de una manera más rápida o acceder a lugares inaccesibles. A priori se ha utilizado el mismo esquema de controles, y eso hace que nos pongamos rápidamente manos a la obra casi sin ningún problema, aunque con ligeras novedades, como por ejemplo las oleadas de valor, el lanzamiento de un garfio con el que acceder a lugares elevados o jalar de ciertos objetos para abrirnos camino.

En cuanto al desarrollo del personaje, ahora tendremos hasta seis disciplinas (antes tres); Guerrera, Trampera, Cazadora, Superviviente, Infiltrada y Maquinista, que mejorar mediante la utilización de puntos de habilidad que se consiguen subiendo de nivel al ir superando ciertas actividades o misiones. Cada disciplina tiene una serie de ramificaciones, que desbloquean otras cuando las conseguimos y que, en comparación con Horizon Zero Dawn, se ve mejorado notablemente.

También se sigue manteniendo la posibilidad de mejorar nuestro equipamiento en los bancos de trabajo, añadirles bobinas, o adquirir nuevo en los mercaderes que, como de costumbre se sigue manteniendo las esquirlas como moneda de cambio. Una de las novedades en este aspecto es la posibilidad de cocinar, creando recetas que mejoran durante un tiempo nuestros atributos en el combate.

Una interpretación magistral

Pero como era de esperar, el apartado sonoro no podría estar por debajo de todo lo mencionado anteriormente. El equipo de Guerrilla Games vuelve a traernos una banda sonora orquestal con algunas melodías rescatadas de Horizon Zero Dawn, como su tema principal, que aderezan nuestras largas travesías por las tierras del Oeste Prohibido, pasando de temas relajados a otros más épicos en los momentos de acción. Pero la guinda del pastel la pone las interpretaciones, con la actriz Michelle Jenner a la cabeza que interpretó a Aloy en la entrega anterior, y que junto a los demás actores de doblaje en castellano del título elevan este apartado hasta niveles cinematográficos.

Conclusión

Aloy ha vuelto para recordarnos qué la franquicia Horizon llegó para quedarse. Como una continuación de loa detalles de la trama que quedaron por descubrir en su primera entrega, Horizon Forbidden West pule los pequeños detalles que quedaron pendientes en aquella aventura, ofreciendo a los jugadores un videojuego realmente bello con una asombrosa libertad, personajes llenos de carisma y enemigos realmente temibles.

Una aventura equilibrada que solo falla en minucias que no llegan a mermar la experiencia. Sin duda, un imprescindible para nuestra biblioteca y un firme candidato para los premios GOTY 2022.

9,5

*De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este título ha sido analizado gracias al envío de una copia de prensa por parte de Precision Spain.

Foto del avatar

Alberto

CEO PowerUps. Jugador de la vieja escuela, lector de todo lo que cae en mis manos y apasionado de los indies. "Los videojuegos ya no son como los de antes".