Hypergun

Hypergun – Análisis PC

Desde hace mucho tiempo los juegos roguelike están cada vez más en auge y no dejan de salir del horno. Hace unos meses me topé con Hypergun, que me llamó la atención por ser un shooter, aparentemente frenético y con la estética cibernética en muchos aspectos. El equipo de NVYVE® Studios consiguió captarme, además son los mismos de P.A.M.E.L.A  así que… ¿Qué podría salir mal?

En Hypergun somos Dewey Owens, encargado de salvar a la humanidad mediante la creación del arma definitiva mediante una simulación en la que nos encargamos de matar todo cuanto se pone en nuestro camino. Hypergun no es solo el juego, también es como se llama la oficina en la que nos encontramos y desde la que accedemos a estas simulaciones, pues el juego en vez de tener un menú (exceptuando opciones), hay que moverse por la oficina accediendo a cada apartado que deseemos, desde las propias simulaciones hasta la tienda.

Pero bueno, vamos a lo que importa e interesa. El juego como buen roguelike hace uso de la aleatoriedad para crear sus niveles, por lo que en cada simulación encontraremos que la ruta hacia el jefe de cada nivel es diferente, aunque las salas siguen conservando su forma, siendo estas independientes y preestablecidas. Antes de entrar a cada simulación podemos equipar nuestro personaje con diferentes habilidades, que necesitan comprarse, y otras clases que, también necesitan comprarse. Tranquilos que todo se compra con las Hypermonedas, una moneda que cae aleatoriamente de enemigos y de los jefes finales de cada nivel, aunque para mi gusto escasea y hay ciertas cosas que cuesta mucho desbloquear, como por ejemplo algunas piezas de la tienda para que puedan aparecer luego en la simulación.

Hypergun 1

En total hay 4 clases, cada una con su arma y sus habilidades propias, de manera que podemos ajustarnos más a nuestra manera de jugar que tener que adaptarnos nosotros a lo que nos proporciona el juego, al menos al empezar. Una vez que tenemos nuestra clase escogida, nos metemos en la simulación y vamos a matar. Hypergun en vez de centrarse en mejorar nuestro personaje, se centra en mejorar nuestra arma. Según vayamos jugando, como ya comenté, iremos en busca del arma perfecta, montándola a partir de las diferentes piezas que encontraremos a lo largo de cada nivel, algunas comprándolas en tiendas dentro del mismo o bien del botín enemigo. Estas piezas pueden aumentar o reducir las estadísticas del arma (precisión, daño, cadencia…) y, algunas de ellas, otorgarán habilidades especiales como lanzar granadas o sierras circulares, aunque lo que más me ha gustado de este aspecto es que al recoger estas piezas cambia el modelo del arma y que muchas de ellas son absurdeces como una mazorca lo hace gracioso. Otra de las cosas que también me ha gustado es que los jefes finales de cada nivel, no son solo esquivar y disparar, tienen sus pequeñas mecánicas y maneras de combatirlos, por lo que al menos aquí se aporta algo más que no hay en todos los juegos del mismo género.

Sin embargo, el juego tiene ciertos aspectos que lo hacen una buena apuesta, pero una mala ejecución. El principal problema es que se llega a hacer repetitivo rápidamente y en muchas ocasiones, no hay una sensación de progresión adecuada por más que juegues.

Hypergun 2

La recompensa obtenida por cada sesión, suele ser lo suficientemente baja como para sentirla casi inútil. En uno de mis intentos más largos, volví con apenas 25 Hypermonedas y fue como: ¿En serio he estado todo este tiempo por esta miseria? Las habilidades cuestan 20. Las piezas nuevas, dependiendo de la calidad, entre 5 y 20. Si comparamos esto con juegos actuales de genero similar, por ejemplo, Dead Cells, donde en cada intento sí tienes esa sensación de progreso e incluso la posibilidad de desbloquear varias cosas en un solo intento, hace ya una experiencia difícil de asimilar por tiempo invertido/progreso.

Su otro problema es la falta de variedad de enemigos. En apenas 4 partidas ya encontré todos los enemigos menos 3 de ellos, lo cual me da que pensar. Empieza en el primer nivel 4 enemigos, en el siguiente nivel se repiten estos 4 y añaden solo 2 nuevos, que se repiten en el siguiente… Y llegados al 3-4 nivel es como si ya lo hubiéramos visto todo en el juego. ¿Qué provoca esto? Que en algunas habitaciones donde salen bastante cantidad de estos enemigos, al final tras varios intentos, acaba siendo terriblemente pesado enfrentarse a lo mismo una y otra vez, dando en ocasiones la sensación de que al final matas por matar, como ya me ha pasado también en Mothergunship.

Conclusiones

Hypergun es una propuesta que parecía más que entretenida, tiene un buen planteamiento y decide llevar los roguelike a los juegos en primera persona (no es el primero que lo intenta), sin embargo, su ejecución no termina de ser la correcta haciendo de Hypergun una experiencia que llega a frustrar tras sus primeras horas de juego. Es posible que el equipo de NVYVE® Studios deba pararse un momento y plantearse que está fallando en su juego, aunque yo ya he dado 2 motivos que, bajo mi punto de vista, entorpecen bastante el juego. Si en un futuro lo actualizan para mejorar estos aspectos, desde luego que el juego mejoraría de golpe, así que espero que así sea. Además, tiene competidores dentro del genero bastante fuertes ahora mismo, por lo que si quieren destacar, tendrán que ofrecernos algo más sólido.

 

Blansi

Article by Blansi

Amante del survival horror, rpgs y shooters. En particular fan de Resident Evil y todos los juegos que se asemejen un mínimo. Streamer en twitch: https://www.twitch.tv/blansis Contacto: blansi@powerups.es