PowerUps
judgment ps5

Judgment – Análisis PS5

De vuelta por las calles del distrito de Kamurocho

Judgment, el spin-off de la franquicia Yakuza que, no hace demasiado tiempo estrenaba su última entrega: Yakuza: Like a Dragonesta vuelta pero no con una nueva entrega, sino con su mejor versión, estrenándose, en esta ocasión, en la flamante consola PlayStation 5 con una serie de mejoras técnicas y estéticas dignas de un juego de última generación. Así que, luego haber disfrutado de este título que mezclaba el género de investigación y acción basada en peleas callejeras en PlayStation 4, volvemos a las peligrosas calles del distrito de Kamurocho para darnos de ostias con todo Yakuza que se interponga en nuestro camino.


Tengo que reconocer que cuando os di mi opinión sobre Judgment en PlayStation 4, nunca había tocado ningún  título del estudio Ryu Ga Gotoku Studio relacionado con la franquicia Yakuza, a priori me esperaba un título centrado en la acción y las peleas entre bandas de Yakuza, y para mi sorpresa no fue totalmente así. Me encontré con un título distinto dentro de la saga Yakuza, en donde los combates se verían eclipsados por mecánicas detectivescas centradas en la ocupación de su protagonista.

Judgment_20210501222707

Este título nos pone en la piel de Yagami, un ex abogado del bufete Genda que, por motivos de crítica, tras un lamentable desenlace al conseguir absolver a un supuesto asesino, se vio obligado a abandonar su profesión, pasando a montar una pequeña agencia de investigación junto a su mejor amigo y ex miembro de la Yakuza, Masaharu Kaito. Tras solicitar sus servicios de investigación por parte de su antiguo bufete, ambos se involucrados en la investigación de un posible asesinato por miembros de la Yakuza. Aquí es cuando comienza toda esta trama, en la cual se ven inmersos en la búsqueda de pruebas con las que intentar por aprobar la inocencia de Kiohey Hamura, el supuesto asesino miembro de la Yakuza de Kamurocho y capitán del clan de la familia Matsugame.

Si bien, estamos ante una trama digna de una película de investigación al más puro estilo japonés, un drama legal que llamará nuestra atención desde el principio, mientras andamos de aquí para allá constantemente buscando pruebas o interrogando sospechosos y que, se reserva la mayor parte de su acción para los enfrentamientos contra clanes de la Yakuza que deambulan por el distrito de Kamurocho. Sin embargo, no todo es trama principal, también nos veremos envueltos todo tipo de situaciones peculiares en sus misiones secundarias y divertidas actividades, algunas bastante insólitas que, por poner un par de ejemplos, van desde la investigación de algunas infidelidades hasta la búsqueda de un peluquín perdido.

Kamurocho en 4K se ve mejor que nunca

Como ya se había estado anunciado, Judgment para consolas de última generación iba a experimentar un salto de calidad en cuanto a calidad gráfica y tiempos de carga. La apuesta de Ryu Ga Gotoku Studio por este título ha sido bastante positiva, permitiendo que los que no habían tenido la oportunidad de probarlo en la anterior generación, puedan disfrutarlo con un apartado gráfico bastante contundente y, a la altura, de títulos bastante más recientes. Una arriesgada apuesta pero con un resultado bastante positivo gracias al fabuloso rendimiento del motor gráfico Dragon Engine, que se muestra perfectamente optimizado en PlayStation 5, nos brinda momentos especialmente espectaculares, con cantidad de enemigos y elementos, sin hacer sufrir ni un ápice el corazón de nuestra máquina.

El estudio de desarrollo, ha dado un paso más allá de lo que se pudo ver originalmente, aprovechando el nuevo hardware de PlayStation 5 que proporciona un apartado visual refinado, con mejoras de texturizado e iluminaciones con imágenes bastante más realistas y de mejor calidad, al mismo tiempo que se percibe la fluidez del aumento a los 60 fotogramas por segundo y con tiempos de carga casi instantáneos que hace que la transición entre las distintas escenas y viajes rápidos sean casi instantáneos.

 

El brazo fuerte de la ley

Como ya sabemos, Judgment, basa parte de su jugabilidad en la búsqueda de pistas, conversaciones e interrogatorios relacionados con los crímenes y sus sospechosos. Pero aparte de sus dotes como investigador, Yagami hace uso de sus puños para desenvolverse de una manera sin igual en el ambiente hostil en el que se convierten bastante a menudo las calles de Kamurocho. Así mismo, no necesariamente nos veremos envueltos en combates durante los momentos importantes en el desarrollo de la historia principal, sino que también en misiones secundarias o, mismamente, en el camino al desplazarnos de un lugar a otro de la ciudad, donde nos esperan miembros de la Yakuza dispuestos a darnos caza.

Durante el desarrollo de la historia, Yagami tendrá que ir descubriendo pruebas relacionadas con la trama principal en un vaivén constante por el distrito al más puro estilo aventura gráfica. Esta mecánica se trata, desde hablar con determinadas personas, hasta localizar pruebas en cadáveres, edificios, cámaras de seguridad, etc. Hasta fotografiar personas y/o objetos o hablar con personas. Si bien superar estos puntos no recompensará con PH, con las que mejorar ciertos puntos que se dividen en tres destrezas; Habilidad, Batalla y Especiales. Cada una de ellas mejora ciertas habilidades del protagonista, mejorando la salud, ataque, velocidad… aprendiendo todo tipo de golpes u otras habilidades como la de forzar cerraduras que nos vendrán de maravilla en la parte de investigación.

Pero como ya comenté en el análisis original, en Judgment no todo será investigar y pegarnos de ostias con cualquiera que se nos ponga en medio. Podremos pasar un rato divertido y recolectando PH en carreras de drones, haciendo amistad con los habitantes o comerciantes, buscando novias, completando retos en la aplicación Kamurocho GO, o pasando el rato, ya sea en el CLUB SEGA jugando a los clásicos de SEGA, o visitando casinos clandestinos controlados por la Yakuza donde ganar un puñado de yenes. Cada una de estas acciones tendrán una repercusión en el desarrollo de la historia, sobre todo los eventos de amigo, que llegado el momento siempre nos aportaran pruebas en la investigación o añadirán  nuevas misiones secundarias.

Escaso contenido extra

Aparte de lo ya comentado en el apartado gráfico, la versión next-gen de Judgment añade algo de contenido adicional con el que pretendían mejorar nuestra experiencia. Estos objetos se podrán reclamar desde el principio en el buzón de correos de la oficina de Yagami, tratándose de elementos como consumibles, objetos de personalización para la oficina y carcasas para nuestro drone a modo de personalización, entre otros objetos. Un contenido que se queda bastante corto como extras acercándose algo más a recompensas por compra o reserva que de contenido adicional, que mejore o amplíe la experiencia de juego a modo de DLCs de contenidos, que la verdad es que se echan en falta en el juego.


Conclusión

Gracias a un refinado trabajo de Ryu Ga Gotoku Studio volvemos a ponernos en la piel de un peculiar investigador, y su amigo, que no precisamente usa su cara más pacífica a la hora de resolver los conflictos en los que nos veremos envueltos. Una aventura policíaca digna de cualquier film de estilo japonés con una intensa trama argumental que mezcla, de manera magistral, mecánicas detectivescas con un vaivén de golpes de manera gratuita contra peligrosos miembros de la Yakuza. Sin embargo, y a pesar de su renovado aspecto visual, para los usuarios que ya lo jugaron en PlayStation 4, quizás no se trate de un título que aporte nada nuevo a lo que ya habían visto, ya que su escaso contenido extra, que prácticamente pasa a convertirse en algo simbólico, no termina de ser tan atractivo. Quizás, nos quede descubrir algo fabuloso durante el Judgment Day que está por llegar el próximo 7 de mayo, pero de momento nos quedará esperar unos días.

Nota:8,5/10

*De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este título ha sido analizado gracias al envío de una copia de prensa por parte de Koch Media.

Alberto

CEO PowerUps. Jugador de la vieja escuela, lector de todo lo que cae en mis manos y apasionado de los indies. "Los videojuegos ya no son como los de antes".