PowerUps

Kao the Kangaroo – Análisis Switch

Un tortazo de nostalgia plataformera 3D.

Los plataformeros son la fórmula más vieja del mundo que muchos al día de hoy le tenemos mucho cariño, sin embargo, pocos son los estudios que se aventuran a experimentar en el género, mientras que otros lo hacen cambiando el estilo jugable para intentar destacarse.

A pesar de lo anterior, es bien sabido que la fórmula del juego de plataformas cuando es bien ejecutada, es una fórmula de éxito. Principalmente cuando nos referimos a franquicias que el paso del tiempo las ido dejando en el olvido. Aquí es donde TATE Multimedia rescata Kao The Kangaroo, el cual se pronuncia K-O. Este simpático personaje que desde su reinado en la época gloriosa de la PlayStation 2 ya no hubo novedades, a pesar de su enorme popularidad.

Su historia es sencilla y encantadora

Estamos ante un reinicio, el juego inicia mostrando a Kao en un mundo de sueños en donde una extraña voz lo llama, al despertar nuestro marsupial protagonista descubre que la voz de sus sueños pertenece a su hermana Kaia que se encuentra extraviada, Kao acude con su madre Marlene y le cuenta que emprenderá una aventura en búsqueda de su hermana y de su padre.

Marlene le permite iniciar su viaje, con la condición de prepararse antes con Walt, Kao acude con este mentor y le pide que le enseñe a pelear. Aunque, previo a encontrarse con él, descubre enterrados los guantes de boxeo que le pertenecían a su padre Koby, que también está desaparecido.

Walt le advierte que esos guantes están corruptos y Kao debe aprender a dominarlos, al poco tiempo se descubre que la corrupción ha dotado de vida a los guantes y estos se comunican con Kao, pidiéndole que recolecte poder que está en manos de los villanos que han invadido la isla Hopalloo.

Poco a poco la misión de Kao evoluciona a objetivos más nobles, en donde es necesario poner en balance en el mundo al enfrentar a maestros de artes marciales, ya que la corrupción ha afectado a grandes maestros. Debo decir, que la historia es bastante amena y sabe mantenernos enganchados. Aunque, se nota que su público objetivo son los enanos de la casa.

Kao es un personaje entrañable y muy vivaz, con una variada selección de habilidades

Kao The Kangaroo es un plataformero 3D con toda la vena clásica noventera, entre las habilidades de nuestro marsupial están el doble salto, rodar, repartir mamporros con sus guantes mágicos, coletazo en el aire y un batacazo al suelo que impacta a todos los enemigos cercanos. Con cada golpe se irá llenando una barra de furia que al tenerla completa, realizaremos un golpe especial de remate.

Además de las habilidades anteriores, Kao obtendrá habilidades elementales que le ayudarán a superar los obstáculos y vencer a los enemigos que nos bloqueen el avance.  Los saltos de plataformas son bastante precisos y lo mejor es que Kao puede coger las orillas y subirse.

Para poder acceder a los variados niveles, es necesario recolectar runas mágicas que abrirán las entradas a las áreas. El juego cuenta con los correspondientes coleccionables; como monedas Ducat, las cuales nos sirven para comprar más vidas, artículos cosméticos y corazones en las tiendas, también hay pergaminos con información valiosa de este mundo y letras que forman la palabra K-A-O, así como corazones de salud y gemas. Al finalizar cada nivel se nos muestra el total de coleccionables que obtuvimos y el tiempo que nos tomó superarlo.

Inicialmente contamos con tres corazones, los cuales se pueden expandir encontrando piezas de corazón en los niveles. Asimismo, contamos con tres vidas, las cuales se pueden incrementar al encontrarlas en repartidas por el área, sin embargo, si se nos terminan las vidas, podemos continuar sin ningún problema la aventura.

El diseño de niveles es bastante bueno, incentivando nuestra curiosidad a explorarlo para ir a por los coleccionables. Cada uno con una ambientación distintiva, cuenta con un pequeño toque de metroidvania, ya que al obtener habilidades elementales podremos volver a algunos niveles para acceder a zonas aparentemente inaccesibles.

Nos encontraremos con acertijos que son la mar de sencillos y divertidos de superar. Las batallas contra jefes tienen un moderado nivel de desafío sin sentirse injusto, en donde tendremos que estar al loro de los patrones de ataque, con su correspondiente cambio fases en donde el jefe sube la dificultad del enfrentamiento.

Su lavado de cara, le ha favorecido de maravilla

En lo visual, Tate Multimedia hizo un excelente trabajo. Para aquellos jugadores modernos, rápidamente notarán cierto parecido de Kao The Kangaroo con con Crash Bandicoot 4: It’s About Time, con colores brillantes y diseños de personajes de estilo dibujo animado con ese toque nostálgico.

Si bien, la animación no es muy detallada, los escenarios lucen bien con secretos por encontrar al estar explorando, en donde de forma muy intuitiva descubriremos cómo desbloquear la zona. Las 30 áreas que naveguemos en su mayoría tienen la temática tropical y montañosa.

La cámara aquí lamentablemente no es la mejor, a pesar de tener una perspectiva 3D y que hace un buen trabajo siguiendo nuestro rastro, al momento de moverla a nuestro gusto se siente bastante tosca y poco precisa.

El juego corre a 30 fotogramas por segundo a una resolución de 1080p en la Nintendo Switch en modo TV, mientras que en modo portátil va a 720p. Su rendimiento es estable, con sus respectivas caídas en los fps cuando hay muchos enemigos en pantalla y pequeños hipos, así como retardo en carga de texturas lejanas, algo que afortunadamente no arruina la experiencia.

Su melodías son pegajosas y muy molonas

En lo musical he notado que se lo han currado, con melodías bastante agradables y pegajosas, algo que pocos juegos plataformeros han logrado en la actualidad. Principalmente en las batallas contra jefes en donde se logra transmitir esa sensación de amenaza.

En las actuaciones de voz, Kao The Kangaroo cuenta solamente voces en inglés, las cuales suenan un poco extraño y se nota que los actores de voz no son angloparlantes, algo que solamente detectará aquel acostumbrado al idioma inglés. Mientras que en los textos y subtítulos, nos ofrece traducción en perfecto castellano. Mas, el tamaño no es el más óptimo y se resiente cuando jugamos en modo portátil.

Conclusión

Kao The Kangaroo es un plataformero 3D bastante memorable. Con un alto nivel rejugabilidad, gracias a sus coleccionables, su lavado de cara lo vuelve un título bastante encantador que vale la pena jugar, tanto para aquellos veteranos en el género como los enanos de la casa que recién se inician, ya que estos últimos son su público objetivo.

Su narrativa es sencilla y disfrutable, mientras que su estilo de juego sabe mantener nuestra atención agregando novedades jugables para mantenernos enganchados, yendo más allá de las plataformas y haciendo que repartamos tortas como panes. Las batallas contra jefes tienen un nivel de desafío ascendente, haciendo que notemos los patrones de ataque.

Su rendimiento en Nintendo Switch es regulero con sus respectivas caídas en los fotogramas por segundo, su bajo precio lo vuelve un título bastante tentador por lo extensa que es la aventura.

8,5

*De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este título ha sido jugado gracias al envío de una copia de prensa por parte de PressEngine. Se jugó la versión 1.1

Hugh Belmont

Autor madrileño 2.0: Abogado de día, videojugador de noche. Amante de los juegos de plataformas, acertijos, RPG por turnos y un poco más. Iba ser un videojugador profesional, pero me lastimé la rodilla. Email: goukiyaga+PUPS@gmail.com