La banda de Naxxramas llega a WoW Classic

Su interior oculta terrores pasados y nuevos entre las tropas del Rey Exánime

Blizzard Entertainment se complace en anunciar que, ya se encuentra disponible, la última actualización de contenido para World of Warcraft Classic, ¡Sombra de la necrópolis! Que los campeones de la Horda y de la Alianza reúnan sus fuerzas (y su equipo de resistencia a la Escarcha) y se preparen para enfrentarse a los terrores que les esperan en el interior de la necrópolis flotante de Naxxramas.

Los héroes que hayan alcanzado la reputación Honorable con el Alba Argenta podrán aventurarse en esta banda épica para 40 jugadores, un lugar que alberga a los sirvientes más poderosos del Rey Exánime y a su traicionero comandante, el mago caído Kel’Thuzad.

LA LLAVE DE LA NECRÓPOLIS

Obtendréis la armonización en cuanto alcancéis el nivel de reputación Honorable con el Alba Argenta, lo que os servirá para desbloquear la misión La ciudadela del terror: Naxxramas, en la que se os pedirá que reunáis materiales para la archimaga Angela Dosantos en la Capilla de la Esperanza de la Luz. Una vez armonizados, podréis acceder a la aguja de teletransporte para que lleve a toda la banda directamente a Naxxramas.

Consejo: los materiales para completar la misión pueden resultar caros, pero se irán reduciendo a medida que vayáis mejorando vuestra reputación con el Alba Argenta, hasta el punto de ser totalmente gratis en Exaltado.

  • Jefes: 15
  • Nivel: 60
  • Ubicación: Tierras de la Peste del Este

JEFES

La necrópolis se divide en cuatro alas bien diferenciadas, cada una con sus propios enemigos que deberéis superar antes de enfrentaros a Kel’Thuzad en la Necrópolis Superior.

ALA DE LA ABOMINACIÓN (ARRABAL DE LOS ENSAMBLAJES)

El Ala de la Abominación recibe su nombre de las diversas abominaciones —engendros de pesadilla conformados por retazos cosidos de seres que en algún momento estuvieron vivos— que alberga en su interior. La recorre un flujo constante de baba tóxica que no supone ninguna amenaza para los ensamblajes no-muertos que caminan con paso bamboleante por su interior, pero que resulta letal para los que todavía disfrutan de pequeñeces varias como respirar o tener pulso.

Gluth: el perro no-muerto de la Plaga aguarda obedientemente las órdenes de sus amos. No hay galletita para perros que pueda saciar su hambre voraz. Se rumorea que puede devorar de una sentada un ejército de no-muertos al día, que posteriormente aprovecha para recoser su propia carne putrefacta.

Grobbulus: un gigante de carne por cuyo enorme cuerpo fluye el mismo moco que se extiende por todo Naxxramas. Se trata del primer experimento de su clase en tener éxito, creado para construir un ejército formidable capaz de propagar la plaga de la no-muerte.

Remendejo: una de las abominaciones más poderosas de Kel’Thuzad, cuya fuerza y velocidad siempre pillan por sorpresa a sus oponentes. Remendejo, lejos de ser un no-muerto lento y sin cerebro, hace gala de una fuerza descomunal para pulverizar con una andanada de golpes devastadores a cualquier criaturilla de carne que se le ponga delante. ¡Solo quiere jugar!

Thaddius: esta inmensa abominación, confeccionada con carne de seres inocentes, habita en uno de los laboratorios experimentales de Naxxramas. La acompañan dos esperpentos enormes: Stalagg y Feugen. Por todo el laboratorio circula una serie de rayos eléctricos de gran potencia que sobrecarga tanto a Thaddius como a sus esbirros.

ALA DEL CABALLERO DE LA MUERTE (ARRABAL MILITAR)

Muchos de los humanos que sirvieron junto con sus fieles monturas en el ejército de Lordaeron ahora ponen a prueba su destreza marcial en El Arrabal Militar de Naxxramas, donde perfeccionan sus habilidades a las órdenes de Kel’Thuzad y del Rey Exánime hasta cotas a las que jamás llegaron en vida. Líderes, entrenadores y estrategas militares organizan la Plaga más como una poderosa fuerza de combate que como una horda sin cerebro. Muchos caballeros de la Muerte comienzan su entrenamiento en este arrabal, bajo la supervisión de sus poderosos superiores.

Instructor Razuvious: entrenador de los caballeros de la Muerte y sirviente fidelísimo y feroz del Rey Exánime. Sus golpes son precisos y letales. Se rumorea que ni sus propios pupilos son capaces de soportar un simple golpe de su mortífera hojarruna.

Gothik el Cosechador: maestro de la nigromancia que enseña a los caballeros de la Muerte más noveles el poder de invocar a no-muertos en su ayuda. Hasta los caballeros de la Muerte más bisoños son capaces de hacer salir a los muertos de sus tumbas gracias a la magia oscura de Gothik. Fantasmas, necrófagos, esqueletos… Nadie escapa a su alcance.

Los Cuatro Jinetes: conforman la guardia real de Kel’Thuzad. Cada jinete cuenta con su propio arsenal de poderes retorcidos:

  • Lady Blaumeux es una maestra de las sombras capaz de drenar la esencia de la vida de aquellos con los que entra en contacto.
  • El señor feudal Korth’azz controla el poder destructivo del fuego e incluso puede hacer llover meteoritos del cielo.
  • Zeliek era un paladín tan poderoso en vida que todavía puede seguir utilizando la Luz en la muerte.
  • El alto señor Mograine es el mejor guerrero que ha formado parte jamás de los caballeros de la Muerte.

ALA DE LA PESTE (ARRABAL DE LA PESTE)

El Arrabal de la Peste, infestado de monstruosidades retorcidas por la plaga no-muerta, produce y refina la plaga hasta transformarla en un arma de gran eficacia con el fin de acabar con toda la humanidad para que pase a formar parte del ejército de no-muertos de Kel’Thuzad.

Noth el Pesteador: era un reputado mago de Dalaran hasta que atendió la llamada del Rey Exánime de la misma manera que Kel’Thuzad. Al igual que a este, su ansia de poder lo llevó a poner al servicio de la Plaga su destreza en nigromancia y en maldiciones. No obstante, al percatarse del gran número de vidas inocentes que se estaba cobrando la Tercera Guerra, comenzó a replantearse la decisión de unirse a Kel’Thuzad. Su compasión le salió cara: Kel’Thuzad lo descubrió y congeló su corazón todavía palpitante en su propio pecho.

Heigan el Impuro: creador de la magia de las calderas que tan rápidamente propagó la plaga de la no-muerte por todo Lordaeron y cuya corrupción no se limitó solamente a los seres humanos, sino que se extendió también entre la fauna y la flora del lugar. A partir de entonces, todos los alrededores de Lordaeron pasaron a conocerse como «Tierras de la Peste», gracias, en gran medida, a la obra de Heigan.

Loaetheb: este retorcido trepador del pantano Loaetheb es el ejemplo perfecto de lo pernicioso que puede ser el efecto de la plaga en la fauna y flora del lugar. Como si de una burla de la capacidad de regeneración natural de las plantas se tratase, Loaetheb puede invocar esporas que extienden rápidamente un miasma ponzoñoso que vuelve las artes mágicas sanadoras en contra de quien las emplea.

ALA DE LA ARAÑA (ARRABAL ARÁCNIDO)

El Arrabal Arácnido aloja a los nerubianos no-muertos, una especie antigua de arácnidos inteligentes. Mientras estaban vivos, se caracterizaban por su poca sociabilidad y su desconfianza hacia los forasteros. Se enfrentaron con valor a la Plaga de los no-muertos, pero se vieron superados en número. Pese a ser inmunes a la infección de la no-muerte, nada pudo evitar que el Rey Exánime hiciera regresar a los caídos para engrosar las filas de la Plaga.

Anub’Rekhan: uno de los esbirros que el Rey Exánime alzó de su tumba fue el Señor de la cripta Anub’Rekhan, uno de los nerubianos más poderosos. Ahora protege las puertas que conducen al Ala de la Araña.

Gran Viuda Faerlina: en vida, uno de los miembros de mayor rango del Culto de los Malditos, bajo las órdenes de Kel’Thuzad; en la muerte, se encarga del cuidado y la cría de una miríada de arácnidos que emergen de las profundidades de la ciudadela. Asimismo, es una maestra de los venenos con amplios conocimientos sobre cómo causar sufrimiento a los mortales.

Maexxna: una araña descomunal procedente de las de Rasganorte. Se alimenta de los necios que osan adentrarse en la necrópolis y se encarga de crear arañas y más arañas, que Kel’Thuzad emplea para sus fines malignos.

GUARIDA DE LA VERMIS DE ESCARCHA

En la cúspide de Naxxramas aguarda el propio Kel’Thuzad, guarnecido por Sapphiron, la antigua vermis de escarcha esquelética.

Sapphiron: Sapphiron, el Vuelo Azul de Malygos, murió a manos de Arthas Menethil. Posteriormente fue resucitado de entre los muertos para proteger a Kel’Thuzad por toda la eternidad. Al igual que muchos otros miembros del Vuelo Azul, ya gozaba de un enorme poder mágico en vida, pero, tras haber sido reanimada por el mismísimo Rey Exánime para engrosar las filas de la Plaga, ese poder se ha multiplicado. Controla el frío de la escarcha y usará todo su poder para defender a Kel’Thuzad a toda costa.

Kel’Thuzad: el exánime conocido como Kel’Thuzad organiza desde su trono de Naxxramas a la Plaga, formada por seres sin raciocinio, para convertirla en una auténtica fuerza de combate que sirva al Rey Exánime.

En Wowhead podéis encontrar una guía completa de Naxxramas (en inglés), llena de consejos y trucos para derrotar a cada jefe.

Alberto

CEO PowerUps. Jugador de la vieja escuela, lector de todo lo que cae en mis manos y apasionado de los indies. "Los videojuegos ya no son como los de antes".

Salir de la versión móvil