PowerUps

Layers of Fear 2 – Análisis PS4

Layers of Fear 2

Pasillos que no llevan a ningún lado, puertas que abrirlas simplemente te llevarán al mismo lugar de dónde vienes o escaleras que suben al piso de abajo. Locura, terror y suspense es lo que nos ofrece Layers of Fear 2, título traído de la mano de Bloober Team y Gun Media

Fiel a su primera parte, Layers of Fear 2 nos adentra en un profundo mundo de terror psicológico que juega constantemente con nosotros y nuestra cordura. Utiliza pocos elementos para asustarnos y crear tensión, pero los que utiliza, lo hacen bastante bien. Los cambios de escenario, el sonido aterrador y en ocasiones, una criatura de la cual deberemos escapar, hace de este título una aventura que no dejará indiferente a nadie. 

A diferencia de Layers of Fear, el cual transcurría en la casa de un artista y se enfocaba en su cuadro, esta historia se desarrolla en torno a un barco, una actriz y la construcción de su personaje. Su camarote será nuestro punto de partida y retorno en los distintos actos. En nuestro camarote podemos encontrar dispositivos o espacios en los que ver los distintos coleccionables que encontraremos por el mapa: cuadros, audios para el gramófono, diapositivas, cuadros y flotando en el mar, podemos hallar objetos varios con el catalejo.

Desde el primer acto, distinguimos dos tipos de historias: la del barco y la de nuestra protagonista. La de la actriz, se nos revelará a medida que avanzamos entre acto y acto, así como su objetivo, que no es otro que crear su personaje. La historia del barco va ligada en parte a la de nuestra actriz, e iremos descubriendo lo que pasó mediante notas escritas por todo el barco. Sin ánimo de hacer ningún tipo de spoiler, diré que la trama es una disonancia ludonarrativa que se enreda y se complica entre acto y acto.

La locura como plato principal

La ambientación de Layers of Fear 2 como ya he comentado, transcurre en un barco que nos hará sentir inseguros desde primer momento, ya que, al comenzar la aventura, nos muestran un pasillo del cual cae agua del techo y justo al girar en la primera esquina, vemos parte de los camarotes ardiendo. El título nos muestra este escenario con unos espectaculares gráficos, jugando con luces, sombras y cogido de la mano de unos de los efectos de sonidos más sofocantes que, hacen de la aventura, una experiencia realmente aterradora. 

No solo el ambiente crea terror. Aquí entra unos de los aspectos más importantes del juego al menos en mi parecer. El título y la trama en sí, nos lleva de un lugar hacia otro en un escenario lineal, pero cambiante en todo momento. Pero ¿Que quiero decir con que es cambiante? El título no solamente nos muestra la locura de la protagonista, sino que también lo hace con la nuestra. Avanzamos por un pasillo con el objetivo de llegar a la puerta del final, intentamos abrirla, cerrada. Nos damos la vuelta para ver si en el pasillo nos hemos saltado alguna puerta que no hemos visto y de repente nada es igual. Nos encontramos en un camarote oscuro y eso hace que en no pocas ocasiones, nos cuestionemos nuestra propia cordura.

Nunca el mismo lugar, nunca el mismo barco

Este elemento de cambiar el escenario en determinadas ocasiones con el giro de la cámara o simplemente con la interrupción visual de un objeto, nos lo encontraremos a lo largo de todo el juego como sello de identidad. Esto combina muy bien con la trama, ya que iremos viendo que, en cada acto, se pone más en juicio la salud mental de la protagonista. Iniciamos la aventura en un barco, sí. Pero en ocasiones nos estaremos paseando por un teatro, un enorme edificio, una playa o un mini barco pirata al más puro estilo Hollywood. Así es como Layers of Fear 2 juega con el escenario para crear confusión y terror.

Esta segunda entrega tiene un nuevo añadido con la que no contaba el primer juego, y es un enemigo del cual deberemos huir en alguna que otra ocasión. En muchos títulos de terror existen enemigos que deberemos derrotar con armas de fuegos o de cuerpo a cuerpo. Pero ¿Y si ante un enemigo lo único que podemos hacer es correr? Se vuelve interesante y crea una sensación de vulnerabilidad cuando solo puedes correr y esconderte de un enemigo. Eso es lo que ha añadido Layers of Fear 2, un enemigo del cual nos tendremos que esconder o directamente correr. Entre actos, y sin saber cuándo, dónde, ni cómo aparecerá, un ser amorfo y con movimientos erráticos nos perseguirá por el escenario haciendo que deseemos correr aún más rápidos.

Huir de la criatura puede ser en algunas ocasiones un poco frustrante, porque deberemos seguir el camino que los desarrolladores han elegido para escapar de él y si no vemos la puerta, la grieta o el agujero por el que debemos huir, la criatura nos hará un instakill en el momento que esté lo suficientemente cerca, de manera que tendremos que empezar desde el último punto de control. Pero tranquilos, este ser solo aparece en contadas ocasiones, de manera que el título conserva en parte la esencia del primero, como lo es la jugabilidad pero con un nuevo añadido para poder huir: la capacidad de correr.

Puzles sin dificultad, pero necesarios

En los actos podemos encontrar objetivos diversos. Desde el acto uno, podemos ver los diferentes puzles que encontraremos a modo de pequeños desafíos que hacen que no solo estemos más pendientes de nuestro entorno, si no que también le dan un ritmo distinto al juego. Entre los puzles podemos encontrar el típico candado en un cofre o puerta con una numeración, maniquís con cabezas cambiadas de lugar o restablecer una zona con electricidad mediante palancas. Ninguno supone dificultad alguna, pero se agradece un alto en el camino después de tanta locura y terror.

Estos puzles nos llevarán ante el objetivo principal de cada acto: conseguir un rollo de película que luego proyectaremos en una habitación de nuestro camarote, ya que como he dicho antes, regresaremos a el cuándo termine cada acto. En dicha habitación podemos encontrar un proyector y una pantalla. En la pantalla se proyecta un maniquí o al menos su tronco, y con cada película, el maniquí adquiere un nuevo miembro: una pierna, un brazo, la cabeza. Completar este maniquí, representa completar el personaje para nuestra protagonista, así veremos cuanto nos queda de juego.

Conclusiones

A título personal, Layers of Fear 2 es un juego que recomiendo sin duda alguna. Me encantan los juegos de terror y más cuando ellos juegan conmigo. Los cambios de pasillos, de entradas, puertas, de escenarios completos hacen que nunca te esperes lo que va a ocurrir. Eso, sumado con todo lo añadido anteriormente en el análisis, hacen de este juego una experiencia muy disfrutable. El título tiene como duración unas cinco o seis horas, así que, si tienes la oportunidad y quieres probar un juego de terror diferente, Layers of Fear 2 es para ti. 

 

*De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este título ha sido analizado gracias al envío de una copia de prensa por parte de premiercomms.

Agrava

Agrava

Redactor de Powerups. Nací con un joystick bajo el brazo. Me encanta escribir, jugar y leer. Contacto: Agrava@powerups.es

¿Te gustaría apoyarnos?