little nightmares

Little Nightmares – Análisis en Nintendo Switch

Una obra única de pesadilla

Little Nightmares es un videojuego que lleva ya un tiempo en el mercado, debutando para PC, PS4 y Xbox One el 28 de abril del 2017, mientras que la versión de Nintendo Switch llegó el 18 de mayo de este mismo año. Desde su lanzamiento, solo he leído maravillas y tantísimas recomendaciones de no dejar pasar este título, por lo que decidí darle una oportunidad. Tras jugarlo, pude comprobar que se trata de una obra única desde el inicio hasta el final, que hace un espectacular uso de la ambientación y de la misma como recurso narrativo. Una historia que atrapa y consigue mantener tenso al jugador a la vez que interesado por saber más y seguir avanzando por el mundo pesadillezco de Las Fauces desarrollado por Tarsier Studios.

Maravilloso en el apartado visual

Little nightmares impacta gráficamente desde el primer contacto. Y es que más allá de la cantidad de píxeles, aquí lo que realmente destaca es el mimo y el nivel de detalles que presentan los escenarios de Las Fauces,. Estos detalles logran transmitirnos un sinfín de sensaciones desagradables en cada momento, y a su vez, van dando pinceladas acerca de este mundo y su retorcida historia.

También cabe destacar el excelente diseño de personajes. Por un lado tenemos a nuestra protagonista, Six, una niña pequeñita (del tamaño de un ratón) que lleva un pequeño chubasquero amarillo, que empecé a verla como la luz en este oscuro mundo y la inocencia marcada de la niñez. Por otro lado, tenemos el diseño de los enemigos que nos darán caza a lo largo del juego y es que diferencia de Six, son de tamaño promedio (lo suficientemente grandes para tomar a Six con una mano) y el aspecto de cada uno resalta ciertas particularidades que realmente consiguen perturbarnos y mantenernos tensos en todo momento.

little nightmares

Indefensos y tensos en todo momento

Little Nightmares dota sus escenarios de un sistema de físicas que nos permite interactuar con sus elementos de forma coherente, a su vez que Six puede ejecutar las siguientes acciones: Saltar, agacharse, y agarrar objetos. Estas acciones compaginan perfectamente y le dan sentido al sistema de físicas de tal forma que, la esencia plataformera y la resolución de puzzles resulta muy intuitiva. Por ejemplo: podemos escalar cómodas, rejillas y sogas, también podemos tomar básicamente cualquier objeto y arrojarlo para provocar determinada reacción.

Sin embargo, somos incapaces de defendernos de nuestros enemigos, si nos pillan inmediatamente moriremos y deberemos empezar desde el ultimo punto de control. Lejos de buscar frustrarnos, esta decisión realmente nos coloca en el lugar de Six, y logra hacernos sentirnos tan indefensos como ella y más allá de eso. En Tarsier Studios no toman el camino fácil al no asustarnos cada vez que pueden, se toman su tiempo y nos dejan incluso recorrer el escenario sin ningún obstáculo, por tanto los sustos que si nos dejan no pierden ni un poco de efectividad y aquí es donde generan esa tensión que dura toda la partida. Incluso en escenarios más iluminados y cálidos, tuve pensamientos del tipo “Ahí viene el monstruo” y realmente nunca apareció cuando lo esperaba.

Hay ciertas sutilezas que realzan todas las virtudes antes descritas, a nivel jugable las físicas están tan bien trabajadas en todos los niveles, que me he encontrado escalando una cómoda y esta se ha abierto por el propio peso de Six colgando de ella, en momentos de absoluto sigilo he tumbado una lata y llamado la atención de un enemigo (y a veces lo utilice a mi favor).

little nightmares

Versión para Nintendo Switch

La resolución de Little Nightmares en Nintendo Switch alcanza los 720p de forma nativa en el dock y reescalados en el modo portátil, en ambos modos de juego el juego irá a una tasa de 30 imágenes por segundo. Esto al jugar es ligeramente notable, de forma que en el modo portátil hay algunos detalles que dificultan un poco más de la cuenta visualizar el entorno, dado que la naturaleza del juego es oscura y necesitaremos aumentar el brillo hasta el máximo para poder ver todos los elementos correctamente, mientras que en el modo TV se gana en nivel de detalle y hace más sencillo poder apreciar los distintos elementos ocultos por la ya mencionada oscuridad que predomina en el titulo.

Esta versión completa trae consigo ya desbloqueados los DLC en el que jugaremos con otro protagonista y expandiremos la historia principal que protagoniza Six, cuya historia nos deja inevitablemente la sensación de quedarse corta entre unas 4-5 horas, eso sí, cerrando de la mejor forma posible. Por tanto, los DLC son un aliciente poderoso si quieres disfrutar de esta aventura un poco más, entre 2-3 horas extras.

little nightmares

En resumidas cuentas, Little Nightmares es una obra única que merece todos los elogios y recomendaciones que ha recibido desde su lanzamiento, porque a pesar de sus pequeños fallos como una corta duración, acierta con tantísimos detalles que no la dejaría pasar por alto. Entre sus aciertos destaco el increíble diseño de niveles y escenarios, una protagonista que nos transmite la precariedad en la que vive desde el primer instante y nos hace sentirnos igual de indefensos ante una serie de peligrosos enemigos que nos acechan constantemente, la tensión está calculada de forma que la sentimos durante toda la aventura y cuando creemos que las cosas no pueden ser peor ¡Pam! un giro increíble que nos pondrá los pelos de punta. En cuanto a su versión en Switch, no pierde casi nada de la obra original salvo algunos detalles en modo portátil, pero es muy disfrutable y contar con el contenido de expansión desde el inicio es un buen aliciente para disfrutar al máximo de esta obra del terror.

JuanLeon

Article by JuanLeon