PowerUps

Loop Hero – Análisis PC (Steam)

Loop Hero – La vida en bucle

Si algo no me esperaba este mes de marzo, es que fuese a acabar echando, en el momento de esta línea de texto, un total de 43 horas a Loop Hero. Devolver Digital sigue enfocada en un terreno muy especial de videojuegos, joyas que a primera vista “nadie daría un duro”, pero que solo hay que rascar la superficie para encontrar una auténtica bestialidad. Hace poco me encontré con el caso de Olija, y ahora con Loop Hero, desarrollado por el equipo de FourQuarters. Dentro del mercado del género roguelike, Loop Hero da una pequeña vuelta para juntar una serie de factores que generan terrible adicción, pero que además también satisfacción. Si queréis saber que me ha parecido Loop Hero, no dudes en quedarte a leer este análisis.

Un mundo vacío

Para entender verdaderamente las mecánicas de Loop Hero, hay que tener en cuenta su contexto, que siendo un pretexto, es lo que le da sentido al conjunto. El Liche ha sumido al mundo en un vacío donde el tiempo se repite de manera constante, la oscuridad lo ha consumido todo y solo un guerrero se ha atrevido a plantarle cara. Pero claro, este se encuentra con un serio problema, es incapaz de derrotar en primera instancia a un ser que, básicamente, es un semi-dios. Sin embargo, el destino parece querer que este guerrero plante cara al mal que está dejando este mundo sumido en la oscuridad, en un bucle continuo, ya que él es capaz de adentrarse en el bucle, salir, y además ir recordando cosas.

Por otra parte, tenemos un pequeño asentamiento que es el que hace de base de Loop Hero, y con nuestra ayuda haremos que evolucione. La gente que vive aquí nos echará una mano, aunque más bien es algo mutuo, pues nosotros nos involucraremos con el bucle para traer suministros. Aunque para mí, el punto principal para entenderlo todo, es el hecho de que no existe nada. Todo son casillas oscuras que, siguiendo el hilo de la historia, daremos forma a nuestra antojo, tanto para esta base como para los bucles en los que nos sumergiremos.

¿Preparados para plantar cara al Liche? No te preocupes ni te adelante, igual es mejor prepararse y aprender que solos no vamos a poder contra él y… otros más secuaces de algo de mayor que el Liche.

Preparando cada expedición

Como todo juego que pertenece al género de los roguelike, tenemos nuestro campamento, que sirve como base de mejoras permanentes. Esta como he comentado brevemente, se mejorará con los diferentes recursos que obtenemos en cada expedición, aunque estos tienen ciertos trucos y requisitos, así como que no siempre podemos volver con el 100% de estos recursos. Algo que explicaré algo más adelante.

Este campamento está distribuido, como todo el juego, en una rejilla a forma de mapa. Las construcciones las iremos asignando a esta cuadricula, pero hay que tener cuidado, ya que no es un libre albedrio, pues hay construcciones que son en zonas específicas. Eso sí, no os preocupéis que tampoco pasa nada, podéis destruir sin problemas y volver a construir. Lo importante de este campamento, es tener en cuenta el nivel de los edificios, ya que además de desbloquear nuevas cartas y/o clases, las estadísticas que ofrecen se mejoran bastante.

Por poner un ejemplo, la hoguera del campamento es el punto clave en las expediciones, ya que al volver a ella, nos curaremos, pero a más nivel, más nos curaremos. Igual si subimos las pociones, podemos recargar más en la hoguera y serán más efectivas, o incluso el cementerio, que nos permitirá revivir con más HP entre otras cosas. Y así con prácticamente todas las mejoras. Diría, que a lo que sí que hay que prestar atención, es a la capacidad de suministro que podemos tener, ya que estos son objetos equipables que otorgarán bonus de manera pasiva.

Y realmente, no os voy a engañar, poco más que añadir sobre el campamento. Sitio de mejoras y evolución del lore del videojuego, ya que hablaremos con diferentes NPCs y desbloquearemos la biblioteca, donde podemos aprender muchísimo más de todo lo que ocurre. Ahora viene lo bueno de Loop Hero, el punto que engancha de la manera más absurda, su jugabilidad.

Nos vamos de expedición

Antes de irnos de expedición a los diferentes bucles del juego, hay que prepararse la estrategia según lo que queramos hacer: conseguir recursos o eliminar al jefe. Para ello tenemos que seleccionar una serie de cartas que son las que definirán nuestro terreno, aunque muchas de ellas tendrán un lado positivo y otro negativo, por lo que hay que pensar mucho que colocamos en juego. A veces hay que pelear contra enemigos más poderosos para conseguir mejores objetos, o menos enemigos y recompensas más sencillas, conseguir algún bonus a cambio de que aparezcan algunos enemigos…

Generalmente, son todo cartas casi trampas, pero que realmente se pueden contrarrestar, ya que entre ellas también existen ciertas sinergias a tener en cuenta y que, o bien facilitan la vida, o cambian el resultado final y los enemigos de su entorno. Un sistema simple y que nos llevará unas horillas descubrir qué es lo que más nos interesa llevar, pero que funciona de mil maravillas, además de integrarse perfectamente con el argumento del juego, pues las cartas rellenarán las casillas “olvidadas” por nuestro protagonista.

Esto se complementa con un sistema de juego automático y un sistema de clases, cada una con sus bonificadores específicos, equipamiento y mecánicas. Las clases se desbloquean relativamente rápido, por lo que en breves estaremos investigando con ellas, y son 3: guerrero, pícaro y nigromante. Como digo, cada una de estas clases tiene su propio estilo de juego, así como cartas que les van mejor o peor, o bonificaciones en el equipo más convenientes o no.

Y el punto que más engancha, junto a todo lo comentado, es la jugabilidad, en el limbo entre un juego IDLE y un juego activo. Esto es debido a que gran parte del juego está automatizado, como es el avanzar por el camino en forma de bucle y los combates. La parte activa del juego es alternar entre las fases de planificación o que se mantenga activo el personaje avanzando y peleando, y pararte a equipar el diferente equipamiento que vamos obteniendo de derrotar los enemigos.

Este equipamiento es uno de los puntos más clave para llegar a niveles más avanzados. El juego aumenta la dificultad a cada bucle completado, de manera que, a más tiempo en cada expedición, más dificultad. Hay que tener en cuenta hasta donde queremos llegar, ya que si nos matan volveremos con un 30% de recursos, si lo hacemos en cualquier momento un 60% pero si lo hacemos en la hoguera, nos llevamos el 100%.

La cosa es que el equipamiento, además de dar diferentes bonificaciones, también aumenta su nivel junto al del bucle. Por esto hay que tener en cuenta la construcción de nuestro personaje, y que bonificaciones nos convienen más, ya que hay algunos bonus poco útiles según qué personaje se use. Así que, a más tiempo, mejores recompensas y más recursos, pero también más riesgo. Además, que el jefe sale una vez hemos rellenado bastante el mapa, indicado con una fantástica barra en pantalla, por lo que hay que tener todavía más cuidado al colocar cartas.

Mezcla casi perfecta

Al final, lo que tiene Loop Hero es que recoge bastantes elementos del género y los mete en una fórmula muy interesante haciéndola muy propia. El factor de juego IDLE del juego hace que puedas centrarte en otras cosas, por lo que Loop Hero está siempre al acecho esperándote. Tiene diferentes opciones para que el personaje se pare al llegar a la hoguera, después de un combate y cosas así, por lo que, si juegas de manera segura, puedes aprovecharlas bien.

Por otro lado, el componente activo te obliga a mirar de vez en cuando el juego, cambiar el equipamiento, colocar cartas y echar un vistazo a los recursos ganados y plantear tus próximos movimientos. El juego acaba generando cierta adicción, tiene todo lo necesario para hacerlo, exceptuando el apartado gráfico pixel que a algunos usuarios puede echar para atrás, así como la música algo repetitiva, aunque lo solucionarán más adelante.

Algo también que, a largo plazo me ha echado un poco para atrás es la traducción, a veces algo errónea o no clara, así como la falta de explicación en algunas cosas, o aclararlo mejor. Así como el “endgame” actual del juego, basado en farmear como un demonio para mejorar todo de cara a futuras updates. Aunque claro, ya hay alguna que otra manera de romper el juego por completo.

Conclusiones de Loop Hero

Loop Hero es la gran sorpresa de este mes, no me cabe duda. Adictivo y simple de jugar, ofrece a cualquier amante del género un buen puñado de horas por muy poco dinero, y desafíos muy interesantes. La mezcla de los mazos de cartas, la jugabilidad activa y pasiva, junto al desarrollo del campamento y pensamiento estratégico que te hace desarrollar, es simplemente una genialidad que espero se acabe desarrollando con buen camino. Si te gustan los roguelike en los que acabar perdiendo tus tardes, y pensar que estás haciendo con tu vida, Loop Hero es el indicado.

Nota: 9/10

*De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este título ha sido analizado gracias al envío de una copia de prensa por parte de Cosmocover.

Blansi

Contact and review codes (PC & PlayStation): blansi@powerups.es