PowerUps
Marvel's Guardians of the Galaxy

Marvel’s Guardians of the Galaxy – Análisis Xbox Series X

El juego que Marvel necesitaba.

Es sabido que la relación de Marvel con los videojuegos ha tenido sus altibajos. Ha conseguido grandes éxitos con Marvel’s Spiderman de la mano de Insomniac Games, pero también decepciones como Marvel’s Avengers de Crystal Dynamics. Eidos Montreal tenía una tarea difícil, pero desde su anuncio parecía que iba por el buen camino apostando por una aventura para un jugador. ¿Habrá sido capaz  el estudio canadiense de darle a los Guardianes de la Galaxia el videojuego que merecen?

Una historia de superhéroes

Marvel’s Guardians of the Galaxy se trata de un título de acción y aventura de desarrollo lineal para un jugador en el que controlamos a Star-Lord, el carismático personaje de la franquicia de Marvel de nombre homólogo, que se autoproclama líder de un peculiar y problemático grupo de héroes.

Quizá pueda sorprender que no podamos controlar al resto de integrantes del equipo, pero es una decisión basada en la narrativa. El juego pretende que nos sintamos como Peter Quill, tomemos decisiones como lo haría él, y nos enfrentemos a los problemas para mantener a nuestro grupo unido.

Esto significa que durante toda la aventura vamos a interactuar constantemente con Rocket, Gamora, Drax y Groot, tanto para conversar con ellos y conocerlos mejor, como darles órdenes o intervenir en sus disputas internas. Algo que sorprende para bien es que deberemos tomar decisiones en ciertos diálogos que tienen un peso importante en el transcurso de la trama. De hecho, repercute más que algunos juegos cuyo marketing gira alrededor de ello.

Es un juego dividido en capítulos, y el hilo conductor está satisfactoriamente bien dirigido, de forma que en ningún momento se nota desgaste ni falta de ideas. Y parte de esa fluidez argumental es gracias a lo increíblemente buenos que son los diálogos y la cantidad de chistes por minuto que parece querer batir récords. Pero no desentona. El juego es muy hábil tratando con narrativa absolutamente todo. Por ejemplo, cuando nos desviamos del camino principal para coger un objeto, puede que algún personaje del grupo bromee con que pierdas el tiempo explorando.

A nivel audiovisual es una auténtica película de Marvel

Si algo nos ha sorprendido gratamente de Marvel’s Guardians of the Galaxy, además de la narrativa y los diálogos, es su apartado visual: Simplemente espectacular. La presentación visual del título es apabullante en casi todos los aspectos. Los personajes están tremendamente bien diseñados (curiosamente el menos inspirado es el protagonista, Star-Lord), repletos de detalles y con unas muy buenas animaciones faciales. Además el juego cuenta con un doblaje en inglés tan bueno como cabe esperar, y con un doblaje al español que es de los mejores de los últimos años.

El entorno no se queda atrás, tenemos imágenes realmente poderosas, unos paisajes preciosos y unos monstruos también igual de detallados, y también con una gran variedad de colores y ambientaciones.

Todo ese espectáculo visual viene acompañado de una banda sonora igual de impresionante. Tenemos un repertorio de música licenciada de los 80 con grupos como A-ha, con su famoso tema Take on Me, Never Gona Give you Up de Rick Astley o The Final Countdown de Europe, entre muchas otras.

Siguiendo con la banda sonora, Square Enix y Eidos Montreal han creado un grupo ficticio llamado Star Lord con canciones que componen la banda sonora original, y están al mismo nivel que las anteriores mencionadas. Una gozada, a continuación tenéis una muestra de ello.

Las mecánicas jugables son divertidas sin llegar a ser excelsas

En Guardians of the Galaxy las mecánicas están al servicio de la narrativa, y es una buena decisión porque están un peldaño por debajo de esta. Durante la aventura nos vamos encontrando distintas situaciones en las que tenemos que ordenar a nuestros compañeros que usen sus habilidades para ayudarnos a superar un obstáculo, conseguir objetos, piratear mecanismos, etcétera. No suponen un reto en absoluto, tampoco lo pretenden, y se repiten los mismos puzles durante todo el juego.

El combate va un poco en la misma línea. Va añadiendo pequeños cambios y nuevas habilidades, pero la fórmula es exactamente la misma durante todo el juego. Podemos dar golpes cuerpo a cuerpo, atacar con nuestro arma elemental, y ordenar a nuestros compañeros atacar con sus habilidades especiales. Por supuesto, como os podréis imaginar, las habilidades con las que acabamos son unas cuantas más que con las que empezamos, pero son todas muy parecidas que no dan pie a estrategias diferentes.

El combate juega mucho con el flow de algunos movimientos y Quick Time Events , pero la configuración de botones para realizar algunas acciones le quitan un poco de dinamismo.

Fallos técnicos que empañan la experiencia

Por desgracia, esa espectacularidad visual de la que hablaba antes se ve lastrada por problemas técnicos que pueden ser relevantes para algunos usuarios.

La versión que hemos jugado es la de Xbox Series X, que es a su vez equivalente a la versión de PS5. Nos hemos encontrado unos cuantos bugs de los que te obligan a salir al menú. Personajes que se quedan flotando, diálogos que no aparecen, etcétera. No es dramático porque no son numerosos, pero existen y son fáciles de encontrar.

En cuanto al rendimiento, como suele ser habitual últimamente, tenemos 2 modos gráficos: modo calidad y modo rendimiento. El modo calidad nos ofrece 4K 30fps y el modo rendimiento baja hasta los 1080p para alcanzar los 60fps. Es sorprendente que el juego necesite bajar hasta resolución Full HD para llegar a 60fps en la nueva generación, teniendo en cuenta que no tiene trazado de rayos y no estamos ante un juego de mundo abierto. Hay algunas bajadas de fps en ciertas zonas, pero nada dramático.

En PS4 y Xbox One (las versiones base de 2013) los problemas son más serios, y nos podemos encontrar grandes problemas de fluidez y una imagen bastante borrosa.

Conclusion

En definitiva, Marvel’s Guardians of the Galaxy es lo que deberíamos pedir a un videojuego basado en una licencia de superhéroes. Es respetuosa con su origen pero a su vez es capaz de tener un estilo propio diferenciador de las películas o cómics, y capaz de llevar al territorio jugable lo que un fan de las viñetas norteamericanas esperaría. A pesar de algunas mecánicas jugables algo desfasadas y problemas de pulido, esta aventura de Eidos Montreal sabe hacerse respetar a través de sus personajes, de su narrativa y de su magnífica puesta en escena, todo ello acompañado de una banda sonora ochentera que no debería faltar en ninguna lista de Spotify. Probablemente estamos ante uno de los mejores videojuegos de Marvel, y un título recomendable incluso para quien no sea fan del grupo de superhéroes.

Nota: 8/10

*De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este título ha sido analizado gracias al envío de una copia de prensa por parte de PR Garage.

Terskstar

Fan de los videojuegos, la música, el anime y de los años 80 pese a ser de finales de los 90.

Prozis gaming

MakeGoodArt