PowerUps

Mortal Kombat 11 – Análisis PS4

Mortal Kombat 11

Uno de mis juegos favoritos de lucha siempre ha sido Mortal Kombat, fue de hecho de los primeros que jugué y desde entonces suelo jugar a todas las entregas, o al menos, lo intento. Cierto es que Mortal Kombat X me lo salté, no me pilló en un buen momento, pero Mortal Kombat 11 sí he podido tocarlo. Y lo cierto es que me alegro de ver que es un juego que sigue fiel a sus orígenes, manteniendo las cosas que siempre le han caracterizado. El gore, violencia y la diversión están igual de presentes que siempre. Dicho esto, vamos con el análisis de Mortal Kombat 11 en PS4.

Una kampaña espectacular

En esta nueva entrega, nuestros queridos luchadores continúan donde se quedó la historia Mortal Kombat X, tras la derrota de Shinnok. Las nuevas políticas de Raiden para defender la tierra son un poco extremistas y ha alterado la linea temporal. Entonces aparece Kronika, guardiana del tiempo y el destino, con la idea de rehacer la línea temporal y cambiar los acontecimientos, pero no sale del todo como ella quiere. El pasado y presente se fusionan en una sola línea temporal, haciendo que los personajes del pasado, conozcan sus futuros y puedan decidir sobre el.

análisis Mortal Kombat 11

La campaña en cuestión es una cinemática muy muy muy larga, en la que en determinados momentos tendremos combates. No hay nada «Quick Time Events« ni nada más especial, más allá de que en alguna ocasión podemos decidir con que personaje pelear para ver algo diferente. Sin embargo, esto no le resta, prácticamente le suma. Está todo tan bien hecho que puedes coger unas palomitas, comer entre cinemáticas y disfrutarlo como si fuera una película, una buena de Mortal Kombat, pero encima eres tú quien pelea.

Además, por suerte, es una campaña que mantiene un buen ritmo en general, exceptuando un poco de cara al final donde se acelera todo de una manera un poco brusca y su final, que, aunque algo tosco, deja abierto todo un mundo de posibilidades respecto al futuro de la saga.

Sin duda es uno de los aspectos que más ha mejorado respecto a las anteriores entregas, tanto en duración como en calidad. Se nota que con esta entrega han querido ir a por todo. Por completar la historia desbloquearemos a Frost como personaje jugable y bastantes cosméticos para los personajes.

análisis Mortal Kombat 11

Las torres están para quedarse

Mientras que la campaña es bastante redonda, no le vais a echar más horas que las que dura y poco más. La chicha del juego se encuentra en las torres, divididas en dos: torres del tiempo y klásicas. Antes de hablar de ellas, voy a comentar que en esta entrega contamos con un total de 25 luchadores si incluimos a Shao Kahn (DLC), además algunos nuevos como Geras o Cetrion, por lo que tenemos un buen plantel de luchadores y además variado, aunque en lo personal he optado por usar viejos conocidos que destacan ligeramente sobre otros.

Las torres klásicas es algo que llevamos viendo tiempo, se trata de la parte del juego más tradicional. En este modo de juego tendremos 3 torres principales contra 5, 8 y 12 rivales, en las que principalmente desbloquearemos los finales individuales de cada personaje, además de algunas recompensas extras en forma de monedas y consumibles (esto lo trataré un poco más tarde). Y luego tenemos la torre sin fin, que irá escalando en dificultad y superviviente, que trata de derrotar 25 rivales sin recuperar salud entre combate y combate, aunque algo se puede recuperar realmente.

«Test your might»

Y como novedad tenemos las torres del tiempo. Estas torres es uno de los componentes online del título y sin internet no podremos acceder, ya os aviso. Aquí el desafío es algo mayor, ya que no todas las torres son iguales ni están para siempre. Muchas de estas torres duran unas horas al día y ofrecerán recompensas más que interesantes que van desde bonificadores de personaje, a cosméticos pasando por las diferentes monedas que tiene el juego. De hecho gracias a estas torres tengo ya algunas skins de mis personajes favoritos. Eso sí, preparaos para sufrir.

Las torres del tiempo ofrecen desafíos, algunos realmente duros. He jugado dichas torres en diferentes versiones del juego, con y sin parche, y pese a que se ha rebalanceado la dificultad, aún siguen costando bastante las de alta dificultad, sobre todo si tienen modificadores activos. Estos modificadores son bastante variados, ya que puede ser que un elemento en concreto esté potenciado, que haya trampas en el mapa, que sean 2 luchadores, que en pleno combate aparezca otro luchador como ayuda, incluso una malla láser por el escenario que nos quitará mucha vida.

Además de las recompensas que ofrecen por acabarlas, también se puede desbloquear la dificultad brutal que dará recompensas muy jugosas, y si hacemos muchas y ganamos muchos puntos cada semana, podemos obtener otro pequeño extra que puede ser monedas o skins. Sin embargo, la mejor ventaja de estas torres son las torres de personaje, que permiten adquirir cosméticos y mejoras para uno de ellos en cuestión, de manera que no tenemos que preocuparnos tanto por la aleatoriedad para tratar de conseguir algo.

Hablando de modificadores, también habría que comentar, aunque brevemente, que tenemos a nuestra disposición una serie de consumibles que nos ayudarán en los combates más difíciles. Estos pueden ser ayuda de otros personajes; armadura, menos daño de algún elemento, cancelación de modificadores enemigos, más monedas… Hay demasiados como para enumerarlos, y se ganan haciendo torres o por la kripta.

Un combate claro y brutal

Pero bueno, hemos hablado bastante de modos y toca hablar de los combates en si. Hay que destacar que la formula básica no es que haya cambiado mucho a lo largo del tiempo, sigue siendo igual de simple y ojo, es de agradecer. Cada uno de los botones se corresponde con una extremidad y tendremos que ir haciendo combos para aniquilar al rival. Aunque no todo se queda en hacer combos, golpear y lanzar al rival.

Como buen Mortal Kombat, tiene que tener gore, y eso se consigue con el «Fatal Blow», golpes devastadores, brutalities y fatalities. En lo que es el combate, lo más importante y con diferencia son los golpes devastadores y el Fatal Blow, principalmente por su gran daño solo se pueden realizar una vez, así que hay que pensar cuando usarlos. Los golpes devastadores traen de vuelta la visión de rayos X donde puedes ver cómo le partes, literalmente, el pecho a un enemigo. Y el Fatal Blow es un movimiento especial que causará grandes daños al rival si lo acertamos, también se puede usar una sola vez y tiene un alto contenido violento, sin duda.

Respecto a los ya conocidos fatalities, creo que es la entrega en la que más fácil me resulta hacerlos. Ya no es que se puedan consultar como se hacen, sino que la respuesta de los controles es por lo general excelente, y siguen siendo igual de violentos que siempre. Los brutalities sin embargo, requieren unas condiciones específicas como a lo mejor no bloquear un ataque, acertar 3 lanzamientos durante el combate… Y pese a que son mejor recompensados a nivel de puntos, no los veo tan «brutales», aunque tendremos sangre igualmente.

Obviamente también tenemos un botón para bloquear los ataques, tanto altos, medios como bajos, y una serie de recuperaciones, tanto aéreas como desde el suelo.

Y algo que desconozco si ya pasaba en MK X, pero que aquí está y se agradece, es poder ajustar el tiempo de respuesta para los combos. No todos tenemos una precisión y rapidez de expertos para ello, por lo que podemos hacer que sea más largo el intervalo.

En toques generales el gameplay se mantiene mucho en la línea de lo visto hasta hoy, ligeramente mejorado, igual de bruto que siempre. Disfrutable para todos los jugadores independientemente de su habilidad, lo digo por experiencia que estaba muy oxidado… Aunque quizá las torres si se complican bastante para los más inexpertos en el género.

Modos extra y online

Como todo buen juego de lucha, tiene su componente de «party game» para jugar con los amigos una tarde y echarse las risas. Incluye un modo torneo y el clásico versus para estos momentos, así que no os preocupéis porque la diversión está asegurada.

Una de las cosas que más me ha llamado la atención también es el Modo IA. Este particular modo trata básicamente de dejar que sea la IA, mediante unos parámetros previamente dados, quien pelee por nosotros en combates de 3 vs 3. Y lo mejor de todo, es que con recompensas incluidas. Pero ojo, porque esto no es lo que más me llama la atención, lo es el hecho de que en las torres puedes activar también el modo IA, de manera que no necesitarás tocar un botón y ganarás recompensas. Puede ser útil para observar y a lo mejor aprender combos, o si se os atasca algo en particular, pero no os recomiendo abusar de esto porque luego no sabréis como se juega.

Que, hablando de saber jugar, Mortal Kombat 11 tiene uno de los mejores tutoriales hasta la fecha. Antes de tocar nada es 100% recomendable completarse el apartado del tutorial para aprender lo básico y también lo avanzado. Aprenderemos a atacar, a defendernos, a usar mecánicas avanzadas, tácticas… Todo cuanto debemos saber para afrontar los desafíos más dificiles. Y una vez más, también hay recompensa por ello.

Ahora bien, olvidemos la IA y todos esos desafíos para ir a uno mayor, el modo online. Confieso que estoy esperando que se abran las ligas para ver hasta donde llego sin tener todavía muy clara mi posición en este modo. Funcionar funciona muy bien, encuentra partidas rápidamente y tiene sus modos para competir. Hasta ahora incluso a nivel de ping va perfecto, suele emparejarte con gente de bajo ping, quitando algún caso puntual, al menos a mí con una conexión de 120/100 mb. El problema es el de siempre, te crees bueno hasta que sale alguien y de un combo te ha bajado media vida, entonces es cuando ves que hay cierto «desequilibrio» respecto a los personajes. Aun así, se disfruta bastante cuando das con alguien más o menos de tu nivel y las peleas están bien reñidas habiendo una revancha tras otra.

Kripta y personalización

Por último, me gustaría hablar de la kripta y la personalización, 2 elementos bastante extensos realmente. La kripta es la isla de Shang Tsung’s y se explora libremente, aunque de primeras  quedaremos advertidos de sus peligros. Los cofres repartidos a lo largo de la isla darán diversos objetos de manera totalmente aleatoria y no solo se abrirán con monedas. También existen los fragmentos de alma y los corazones, estos dos últimos bastante difíciles de conseguir comparados con las monedas básicas.

La isla al completo es un buen recorrido lleno de trampas, secretos, artilugios… Por lo que vamos a pasar mucho tiempo por allí buscando minuciosamente cada cofre, resolviendo cada acertijo, esquivando trampas y buscando objetos clave. También hay disponible una forja en la que, sabiendo las recetas, podemos crear objetos con los materiales encontrados por la isla.

Y hablando de equipamiento, vamos a la personalización, porque es algo muy muy vasto. Cada personaje cuenta con muchas opciones de personalización estética y no estéticas: Skins de personajes, de equipo, poses de victoria, introducciones, habilidades y mejoras. Cada personaje tiene cerca de 60 skins de aspecto completo y 90 de equipo en total, algo muy bestia si queremos conseguir algo en específico, pero que a favor nos da la opción de no ver 2 personajes iguales. Luego hay algún fatalitie y brutalitie extras, unas 4-5 poses de victoria/introducción… Pero lo más esencial son las habilidades y las mejoras.

Cada personaje se puede personalizar con un set de hasta 3 habilidades extras, todas desbloqueadas de serie. Esto está bien porque además de que permite buscar algo que se ajuste más a nosotros, puede dar resultados inesperados en algunos combos y mucho entretenimiento para el modo versus online. Las mejoras son otro cantar, cada equipamiento (skin) sube de nivel y se le desbloquean unos huecos en los que añadir las mejoras, de diferentes tipos. Las mejoras otorgan pequeños bonus de daño, de ganancia de objetos, de recuperación… Pero tranquilos, las de daño solo se aplican al modo 1 jugador/IA.

Y por último me gustaría recalcar que técnicamente el juego es una pasada comparado con lo visto hasta el momento, combates a 60fps, buen detalle de escenarios, de modelos… Es impecable en este sentido. Sin embargo, algo que voy a echar de menos es el doblaje al castellano, que en esta entrega no se ha visto presente.

Conclusiones

Mortal Kombat 11 es quizá el mejor título de la saga hasta el momento. Se ha mejorado bastante en general el juego, con un buen plantel de combatientes, una buena cantidad de escenarios, las opciones de personalización y unos combates la mar de entretenidos. No ha perdido ni una pizca de lo que siempre le ha caracterizado en el mundo de los juegos de lucha.

Si bien empezó con ligero mal pie respecto a las ganancias, desde la versión 1.04 esto se ha visto arreglado y con creces, a mí al menos ahora me sobran, por lo que el resto es suerte en la kripta. Solo queda ver si los personajes que llegarán mediante DLC no son «superiores» al resto y si se mantiene un online activo con una comunidad competitiva, ya que será lo que principalmente nutrirá la vida del juego.

Por mi parte al menos, es un juego que queda recomendado tanto a veteranos como no veteranos de la saga. Se lo van a pasar bien, van a disfrutar y, sobre todo, van a partir en 2 a sus enemigos.

*De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este título ha sido analizado gracias al envío de una copia de prensa por parte de Coonic/WB Games.

Blansi

Blansi

Co-Administrador de PowerUps. Jugón desde bien pequeño y amante de los Survival Horror y RPG. Puedes leerme en Twitter o verme jugando por Twitch. Contacto: blansi@powerups.es

¿Te gustaría apoyarnos?