PowerUps
NEO: The World Ends

NEO: The World Ends With You – Análisis Switch

Adéntrate en el juego de los segadores.

El juego de los segadores empieza tras la muerte. Los jugadores deberán adentrarse en lo desconocido para poder hallar la forma de volver con sus seres queridos. Esta no será una aventura fácil, pero si una con un digno propósito. Es hora de luchar contra el ruido y demás seres del otro mundo. Usa tus psicopoderes para evitar ser eliminado.

The World Ends With You es uno de esos tantos videojuegos de culto que vieron la luz en la ya clásica Nintendo DS. Gran cantidad de personas se perdieron este título de Square Enix en su día, y yo fui uno de ellos. A pesar de esto su secuelo me llamó enormemente la atención desde que fue anunciada, y cuando probé su demo quedé maravillado. Desde entonces he estado jugando al primer juego, viendo su serie anime, y últimamente jugando a esta segunda entrega que nos atañe el día de hoy.

A continuación averiguaremos si esta entrega está a la altura del primer título, y si es así también tenemos que intentar apreciar los cambios que introduce, y si estos mejoran la fórmula. De primeras os voy a hacer un pequeño spoiler, me ha gustado mucho este título.

Mucho texto

Ya es un clásico que los videojuegos japoneses de este estilo nos cuenten la historia mediante interminables diálogos. Esto lo hemos visto en el meravilloso Persona 5, por ejemplo, en el que veíamos escenas animadas, pero casi todo eran diálogos estáticos. Esto también ocurre en NEO: The World Ends With You, aunque para ser justo esto es algo que ya era así, por lo que podemos decir que es una especie de seña de identidad de la saga.

Para ser sincero, estos diálogos se me hicieron pesados muchas veces. Para cualquier iteracción debermos pasar por una infinidad de diálogos, que a veces no aportan nada a la trama, por lo que se sienten como relleno. A pesar de esto, aquellos diálogos que se centran en lo que es la historia están tan bien escrito, y tan bien localizados a nuestro idioma que cuesta no perdonarle esta cantidad de diálogos.

Sí, como ya he dicho este título viene traducido al castellano, para alegría de nosotros, sus hablantes. Así mismo esto no se queda en simplemente una traducción con el Google Translator, esto va más allá. En concreto me refiero al trabajo de localización, que resulta sublime, encontrándonos muchas veces con personajes que usan expresiones propias del argot de nuestro país. Esto le insufla más personalidad a un juego que ya rebosa de ella.

Sobre la historia así no quiero hablar demasiado, principalmente para evitar los spoilers. Solo diré que está llena de giños hacia los fans del primer juego, y que tiene varios giros de guión que eran difíciles de preveer de primeras, por lo que nos os extrañéis si os sorprendéis en algún momento.

Un combate muy particular

Siendo sincero, antes de probar si quiera la demo de este título me esperaba que su combate fuera por turnos, algo que me echaba para atrás. No es que tenga algo en contra de los videojuegos con este tipo de combate, sin embargo, no es de mi preferencia personal. Por esta razón me llevé una gran sorpresa al encontrarme con que esta videojuego no utilizaba este esquema de combate, aunque me llevé más sorpresa al conocer el tipo de combate que usa.

Principalmente estamos ante un combate de acción en tiempo real, aunque con ciertas particularidades. Este combate utiliza un esquema que podríamos denominar arquade, con el enemigo en el centro y nosotros girando alrededor suya para poder atacar. Así mismo este título sacrifica el poder atacar todo el tiempo, como es común en los juegos con combate en tiempo real, en pos de un sistema mucho más estratégicos. En él, los ataques de cada personaje tendrán un tiempo de espera luego de haberlos usado, lo que añade un componente estratégico, y de planificación que no existe en los juegos con combate de este estilo.

De la misma manea, esto hace que a pesar de no tener combate por turnos siga teniendo algunos de sus principios, como es la necesidad de planificar bien de qué manera atacar y cuándo hacerlo.

Por otro lado también tenemos que mencionar lo espectacular que resulta el gameplay, especialmente al final de nuestra aventura. En este punto habremos obtenido habilidades mucho más potentes, así como impresionantes en lo visual, lo que hará que sea un deleite para los fans de los espectacular. A pesar de su espectacularidad, en la versión de Nintendo Switch esto deja mucho que desear, debido a su apartado técnico, del que hablaremos más adelante.

Shibuya viva, o tal vez muerta

Shibuya será nuestro escenario, en el que nos moveremos durante toda nuestra aventura. Esta estará dividida en diferentes areas, cada una con su identidad diferenciada, pero siguiendo algo así como el mismo patrón, para así dar a entender que seguimos en la misma ciudad. Desde la bulliciosa Calle Central, hasta la Colina Española, nos moveremos por gran cantidad de zonas diferentes.

En cada zona nos encontraremos con diferentes tipos de ruidos. Estos son los enemigos básicos del juego, unas especies de monstruos que adquieren diferentes formas, desde una rana, hasta un tiburón. Así mismo, conforme avance la aventura nos iremos encontrando con nuevos tipos de ruidos, a cada uno más fuerte, y con más vida que el anterior. Esto nos obligará a los jugadores a los jugadores a mejorar, así como a farmear, aunque esto último no es estrictamente necesario. El juego no te obliga en ningún momento a tener que realizar combates iguales unos de otros hasta cansarte.

Así mismo nos encontraremos con diferentes equipos de jugadores de esta experiencia macabra conocida como el juego de los segadores. Cada uno de estos equipos tendrá su propia personalidad, desde los empollones, hasta los modelos de ropa, pasando por lo que podríamos denominar como los místicos, aquellos que usan frases de autoayuda todo el tiempo.

Versión para Switch poco menos que deplorable

Este es, sin duda, el punto más bajo del juego, la optimización de la versión de Nintendo Switch. Es entendible que la consola híbrida de Nintendo no es precisamente la más avanzada tecnológicamente, y está claro que en PlayStation 4 debe funcionar mucho mejor, pero es que hay veces que deja mucho que desear.

Desde un apartado gráfico con más dientes de sierra que las propias sierras que tienes en casa, hasta una tasa de frames tan baja como fluctuante. Todo esto aunado hace de jugar a NEO: The World Ends With You en Nintendo Switch una experiencia algo agridulce. A pesar de esto no resulta injugable. Si dejas de lado esto podrá apreciar un título de un calibre enorme funcionando en una consola semiportátil, algo que resulta ser una maravilla.

Una banda sonora digna de los dioses

Ya he hablado de puntos muy buenos, como es el combate, o la historia, pero ahora hemos llegado a la joya de la corona: la banda sonora.

Realmente poco se puede decir de ella, más allá de lo increíblemente genial que es. Utiliza gran cantidad de canciones en los momentos adecuados, consiguiendo que en los momentos de gran cantidad de diálogos no nos aburramos, o que nos vengamos arriba en los momentos de combate.

Siendo sincero este fue el apartado que más me sorprendió nada más empezar el juego. Estas pueden ser unas declaraciones polémicas, pero creo firmemente que este es uno de los videojuegos con mejores banda sonora que he jugado en Nintendo Switch.

Conclusión

NEO: The World Ends With You resulta ser un gran título, esto a pesar de sus errores que lo alejan de la perfección. Un combate divertido e intenso, una historia que engancha desde el primer momento, y una banda sonora insuperable inclinan la balanza hacia el lado bueno, aunque la mala optimización para Switch intente desprestigiar al título. A pesar de tener errores, considero que esta un juego que cualquier fan de los JRPG debería experimentar.

Nota 9/10

* De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este título ha sido analizado gracias al envío de una copia de prensa por parte de Koch Media.

Aarón Márquez

Desarrollador aspirante y videojugador empedernido. Me encanta compartir mi opinión sobre los juegos a los que dedico mi tiempo.