PowerUps
Overcooked

Overcooked! All You Can Eat – Análisis Switch

La comilona más grande para cocinar con los amigos.

Cinco años desde que Team17 y Ghost Town Games se embarcaron en la gran aventura que hoy conocemos como Overcooked!, y como tal, nos unimos a la celebración del aniversario analizando el título más reciente que ha recibido una actualización gratuita llamada Fiesta de cumpleaños en Overcooked! All You Can Eat.

La primera entrega de Overcooked! Fue lanzada el pasado 3 de agosto de 2016, después de su abrumador éxito, en 2018 se lanzó la secuela Overcooked 2, con la llegada de las plataformas de nueva generación se lanzó en 2020 un recopilatorio con retoques gráficos llamado All You Can Eat, la franquicia se ha convertido en uno de los mejores y peores juegos. Esto, en razón de contar con mecánicas de juego bien pulidas en donde el trabajo de equipo es primordial y de no conseguirse, las relaciones interpersonales están en riesgo de sufrir las consecuencias.

La cocina del infierno se vuelve una convergencia de diversión y sufrimiento

Con esta edición he podido disfrutar Overcooked! y Overcooked! 2 con mi hermano y mi primo, y debo decir que Ghost Town Games ha creado un juego tan peligroso que nuestra relación familiar pasó de discordia a una auténtica relación de apoyo, en donde cada uno aprendió las virtudes y flaquezas del otro, en consecuencia cada nivel que afrontábamos ya sabíamos cada uno dónde debíamos meterle curro para lograr el éxito.

All You Can Eat originalmente fue publicado para PlayStation 5 y Xbox Series X a finales del año pasado, un tiempo después llegó a la híbrida de Nintendo. En pocas palabras, esta entrega es un recopilatorio que combina las dos entregas existentes con todo el contenido adicional hasta el día de hoy, así como nuevos niveles que la desarrolladora ha seguido introduciendo manteniendo el soporte extendido y haciendo que la inversión valga la pena.

Lo anterior, da como resultado más de 200 niveles, junto con los paquetes de contenido descargable, así como siete cocinas nuevas y tres nuevos chefs. Esto sin olvidar la actualización de Fiesta de Cumpleaños que agrega cinco niveles, el chef gatuno Tabby Cat y la receta para hacer té con la mecánica de cambio de lugar en donde naipes vivientes nos acechan en la cocina para teletransportarnos a otro lugar.

Dicho lo anterior, el juego nos llega a consolas de actual generación, convirtiéndose en la experiencia definitiva de Overcooked. Aquellos que no hayan jugado este frustrante y divertido título, os digo que sin mucho problema se puede jugar en solitario, aunque todo su potencial se explota cuando se juega con amigos ya sea de forma local o en línea, y por primera vez, se puede jugar con la opción de juego cruzado. Es decir, podemos jugar con cualquier persona de cualquier plataforma.

La premisa del juego va en trabajar en equipo a través de una larga cantidad de cocinas temáticas afectadas por una amplia diversidad de entornos en donde tendremos que cocinar una enorme variedad de recetas lo más rápido posible para complacer a nuestros comensales impacientes. Esto, a modo de entrenamiento para enfrentar el apocalipsis que amenaza el reino de la Cebolla.

Sin tener idea sobre cocinar, se puede disfrutar del caos de esta cocina

Cada nivel empieza sin complicación, por lo regular se nos pide cocinar cosas muy sencillas como una cantidad determinada de ensaladas en una cocina básica. Aquí, es donde lentamente vamos aprendiendo que la mejor manera de llegar a la victoria es el trabajo en equipo, delegando y compartiendo responsabilidades en la preparación de alimentos.

Verbigracia, uno se dedica a picar los tomates y la lechuga, mientras otro se encarga de cocinar y otro de servir los platillos y entregarlos a los comensales, estos niveles iniciales tienen un ritmo agradablemente tranquilo, Ghost Town Games nos transmite esa facilidad de cocinar y que cualquiera puede ser un chef.

Sin embargo, las cosas se empiezan a complicar y las relaciones empiezan a tambalearse al momento que olvidamos sacar la comida del fuego o que entregamos el platillo equivocado. Los niveles empiezan a volverse poco a poco más difíciles, por la inclusión de nuevas variables como plataformas en movimiento y cintas transportadoras, por mencionar algunas, los cuales nos obligan a cambiar continuamente la estrategia de cocinar sobre la marcha.

Por si lo anterior fuera poco, constantemente se nos presentan nuevas recetas por aprender, junto con todas sus creativas variantes y giros que complican la labor. En un nivel hay que preparar hamburguesas según determinadas especificaciones en una casa embrujada donde la parrilla se va volando constantemente, mientras que en otro nivel hay que preparar pescado y papas a la francesa en la parte trasera de una camioneta en movimiento.

Desde luego hay que mantener la loza limpia para servir la comida y si olvidamos retirar la comida de la cocción, esta resultará en un mini incendió que deberemos apagar con un extinguidor y tirar a la basura, así que todo el tiempo estamos a un paso que todo se vaya al trasto y arruinar el buen camino.

Llega un momento en que todo se vuelve un desorden, pero, es aquí entre tanta intensidad cuando Overcooked! All You Can Eat nos vuela la cabeza. Cada nivel requiere alrededor de dos a tres minutos o un poco más, y cada uno nos ofrece una divertida anarquía que nos hará mandar a tomar por saco todo.

La edición ideal para jugar en familia y amigos, aún en la distancia

Hay momentos en los que estaremos junto con nuestros compañeros de cocina a un nivel de sincronía perfecta, preparando cada la orden como si fuéramos un reloj suizo, incluso mientras el mundo se parte a pedazos a nuestro alrededor. Incluso cuando cada chef tiene un curro asignado, el cambio de mecánicas entre niveles, nos hace evolucionar y adoptar el cambio de responsabilidades al momento.

Desafortunadamente, con facilidad las cosas pueden irse al garete, iniciando una discusión entre compañeros por haber arruinado las órdenes. Solo se necesita que una persona arruine una orden o un cambio en el nivel para que nuestro ritmo de cocina sea afectado por completo, y antes de darnos cuenta ya estaremos gritándole a alguno por no haber actuado con rapidez o no haber traído los platos limpios para completar los pedidos antes de que se agote el tiempo.

Lo anterior, nos hará repetir una y otra vez cada nivel hasta que recuperemos la armonía que tengamos con nuestros compañeros chefs. De verdad os digo, All You Can Eat es recomendable para aquellos que no hayan jugado los dos títulos de Overcooked. La constante adición de nuevo contenido es bienvenido y aquellos que ya posean los dos juegos anteriores os invito a considerar adquirir esta edición por sus novedades.

Los gráficos molan por el gran curro reflejado en los detalles y en lo musical se puede pasar de la alegría al estrés con facilidad

Overcooked! All You Can Eat corre a 30 fotogramas por segundo a una resolución de 1080p en una Nintendo Switch en modo TV, mientras que en modo portátil va a 720p, Ghost Town Games ha puesto un enorme esfuerzo para traernos juego con nuevas texturas que superan los anteriores títulos junto a un rendimiento estable. Además, sus pantallas de carga entre niveles no son muy prolongadas.

Los diseños de los pequeños chefs son tan variados y flipa ver la amplia selección que tenemos, es difícil quedarse con uno solo, mientras que el diseño de arte en general es muy colorido con mucha simpatía y la comida se ve tan bien que el apetito se abre al ver la gran variedad de platos que debemos preparar.

All You Can Eat no cuenta con actuaciones de voz, mas, hay murmullos entre personajes que emulan la voz y los sonidos en la cocina hacen que la inmersión se sienta realista, afortunadamente el juego llega con textos en perfecto castellano, teniendo opciones de accesibilidad como aumentar el tamaño del texto y más, para aquellos que tengamos problemas visuales.

Conclusión

Overcooked! All You Can Eat es el juego perfecto para jugar con amigos y familiares, incluso sin conocimiento de videojuegos. La posibilidad del juego cruzado abre la ventana de encontrar compañeros de cocina de otras consolas. Este título es una recopilación definitiva y un indispensable para aquellos que no hayan jugado alguna entrega, además que la desarrolladora sigue incorporando nuevo contenido como la más reciente actualización “Fiesta de Cumpleaños”.

Un título recomendado para jugadores casuales o veteranos que deseen tener un todo en uno. El juego cuenta con textos en castellano, la jugabilidad es fácil de dominar y la curva de dificultad es ascendentemente divertida nuevas mecánicas en constante incorporación.

Además, su apartado sonoro es agradable y estresante, según vayamos avanzando en la creación de los platos y el tiempo que nos quede para completar las órdenes. All You Can Eat nos ofrece una monstruosa cantidad de contenido que aún sigue en constante expansión gracias al soporte extendido.

El juego cruzado aumenta los chefs con quién jugar, aunque será necesario reclutarlos antes, ya que por alguna extraña razón no se encuentran jugadores suficientes al intentar buscarlos en Partida Pública.

Nota: 9.5/10

*De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este título ha sido analizado gracias al envío de una copia de prensa versión 1.0.5 por parte de Team17 a través de PressEngine.

Hugh Belmont

Autor madrileño 2.0: Abogado de día, videojugador de noche. Amante de los juegos de plataformas, acertijos, RPG por turnos y un poco más. Iba ser un videojugador profesional, pero me lastimé la rodilla