PowerUps
Pretty Girls Panic!

Pretty Girls Panic! – Análisis PS4

El regreso de un clásico de las recreativas con waifus.

No se puede acusar a Pretty Girls Panic! De no ser original, realmente estamos ante un juego que trae de vuelta ese género que en los 90’s nos dio muchas horas de diversión. eastasiasoft nos presenta un título simple del genero de Qix mejor conocido como Juegos de Dibujo.

Como el título del juego lo indica, Pretty Girls Panic! se inspira en la maravillosamente lasciva serie Gals Panic. Construidos alrededor de los cimientos del mítico Qix de Taito, los juegos de Panic nos asignaba a los jugadores la tarea de exponer gradualmente retratos de mujeres núbiles, en su mayoría desnudas.

Hoy en día por obvias restricciones que vivimos en los títulos en cuanto a ciertos temas, los juegos Qix tuvieron una ruta hacia las chicas manga/anime, en donde el propio juego destaca que estos personajes de ficción son mayores de 18 años, para evitar una mala percepción de un juego que solamente busca ofrecernos un rato divertido y sano.

Los juegos desarrollados por Zoo Corporation suelen ser accesibles, divertidos y deliciosamente económicos. Pretty Girls Panic! conserva esa tendencia con un clon Qix que reemplaza las formas abstractas con criaturas marinas y bellezas pechugonas. ¡Vamos a sumergirnos!

Liberar a hermosas chicas de criaturas marinas es tan divertido como satisfactorio

Pretty Girls Panic! Cuenta con una narrativa simple que el propio juego no explica ni detalla, aquí tomamos el mando de un calamar que porta una “hachimaki”, cuya tarea es liberar a hermosas chicas que han sido ocultadas por criaturas marinas socialmente conservadoras (guiño, guiño).

Estos seres marinos dejan una pantalla llena de agua para ocultar a las bellas waifus. Por lo que nuestro calamar deberá usar una herramienta especial para capturar secciones de la barrera y eliminarlas, exponiendo a la hermosa chica que nos espera al otro lado. Las chicas se irán desnudando gradualmente de un escenario a otro para recompensar nuestro éxito.

La lista de hermosas doncellas seleccionadas son pertenecientes de la sección eroge de Zoo (Cybele, Miel, Norn y Yumesta), Pretty Girls Panic! ofrece una experiencia más inofensiva. Inicialmente, cada una de las 13 chicas del juego junto con un cuarteto, están vestidas con un atuendo modesto. A lo largo de tres a cinco etapas, gradualmente se cambian a atuendos más reveladores. Pero más allá de un escote pronunciado y algunas prendas de temática fetiche, todo es relativamente inofensivo y escala la sensualidad más allá que un microbikini.

Su jugabilidad es sencilla pero desafiante

Cualquier persona mayor de 30 años identifica este tipo de juegos inmediatamente. La jugabilidad de este juego es sencilla, empezamos en una esquina de un área rectangular, en medio hay enemigos que rebotan sin cesar en todas direcciones, los cuales nos pueden golpear mientras intentamos avanzar en el espacio sin desvelar.

Hay una línea de dibujo con la que dividimos el espacio, lo dirigimos hasta el borde y se va desvelando la imagen, repitiendo esto hasta revelar el 75% de la imagen de fondo. Luego de esto, pasamos al siguiente nivel.

La idea detrás de este estilo de juego está en el riesgo y recompensa, también es posible ir dibujando pequeñas áreas, lo cual nos hará tardar más, pero, nos dará un mayor progreso. Aquí el riesgo que se vive es que si los enemigos tocan la línea que no terminamos de dibujar perderemos una vida.

Aunque, si reclamando áreas más grandes, obtendremos una mayor puntuación y cualquier enemigo dentro de esa área será destruido, haciendo nuestra labor más sencilla al desvelar la imagen. El juego se basa en cuestión de los puntos obtenidos y el tiempo que tardamos en todos los movimientos, lo cual motiva a ser más cauteloso al movernos.

El juego nos ayudará de forma ocasional capturando algún potenciador  dibujando un área. Entre los potenciadores, algunos aumentarán nuestra velocidad, otros nos protegerán, mientras que otros congelarán a todos los enemigos, por mencionar algunos. A pesar de tener un uso temporal, son muy útiles para robar algunas áreas de dibujo.

Pretty Girls Panic! Cuenta con 50 niveles divididos entre 13 bellas waifus, que conforme superamos, la dificultad irá incrementando. Naturalmente, las diferentes especies de vida acuática tienen la intención de proteger la modestia de las doncellas del juego. Los niveles iniciales, nos lanzan un puñado de estrellas de mar rebotadoras, más adelante todo se complica con peces globo y cangrejos que siguen nuestro rastro por los bordes e incluso unas anémonas que nos dispararán proyectiles.

El juego es muy satisfactorio, con ese aire de la vieja escuela, el menú es sencillo solo hay dos niveles de dificultad y nada más. En su modo fácil la aventura se vuelve más relajada y radicalmente tranquilo, ideal para los que desean disfrutar el juego sin romperse la cabeza.

Al superar los 50 niveles ya no habrá más qué hacer, salvo ir por esos niveles de vuelta a obtener una estrella, que a final de cuentas no tiene ningún tipo de incentivo extra. En términos de obtener el trofeo platino este es un juego que no cuenta con trofeos perdibles y fácilmente obtenibles sin hacer cosas extrañas más allá de completar los niveles.

Si una criatura marina se cruza en nuestro camino, nuestro calamar se romperá. Cada nivel cuenta con una tabla de clasificación en donde los mejores puntajes son comparados a nivel mundial en donde podemos medirnos entre otros usuarios de todo el mundo.

Hay una galería donde contemplar las imágenes de las hermosas chicas que hayamos rescatado. Hay que tener en cuenta que a pesar de ser chicas waifus, no hay desnudez, como se nos había acostumbrado con otros juegos del género.

La banda sonora es pegajosa y agradable, gráficamente es un deleite a la vista

La música al principio no molesta, está conformada por música de baile electrónica y otras más con un toque retro bit que se disfruta de excelente manera. Aunque, tras superar los cincuenta niveles empezará a volverse repetitiva, por fortuna su volumen puede bajarse sin problemas.

En actuaciones de voz al ir desvelando poco a poco a las bellas chicas, estas irán soltando frases, en japonés, no esperéis otra cosa. Además, solamente cuenta con textos en inglés, realmente no es necesario un amplio conocimiento del idioma para gozar las horas de diversión que el juego ofrece.

El juego corre a una resolución de 1080p a 30 fotogramas por segundo estables en una PlayStation 4 Slim. Pretty Girls Panic! Es está muy bien elaborado y construido. Los movimientos de los distintos enemigos son variados y con un patrón que podemos aprender gracias a la prueba y error.

Las waifus que vamos rescatando tienen un diseño de anime/manga japonés bastante cautivador con pequeños toques de fanservice (como debe de ser). Esto considerando que son imágenes inmóviles.

Conclusión

Pretty Girls Panic! tiene una presentación bastante nítida y audaz. Todas las imágenes de chicas son de anime en situaciones casuales y entornos paradisíacos con otros más apegados a la cultura japonesa, el estilo de arte está muy bueno. Su banda sonora acompaña en excelente forma el reto que tenemos de frente.

Si eres seguidor de este género, sin duda lo recomiendo. Aquellos ajenos a este tipo de juegos que tengan curiosidad también pueden aventurarse y puedo asegurar que les dará muy buenas horas de juego para esos ratitos muertos que no sabemos qué jugar o para descansar entre juegos exigentes.

Su precio reducido es más que asequible para las horas de diversión que nos brindará, el reto jugable va en ascenso conforme vamos dominando técnicas de captura y aprendiendo los patrones de los enemigos.

Lo mejor de todo es que se puede jugar con una mano y lo malo es que los últimos niveles están repletos de enemigos, lo cual hacen que el juego llegue a ser frustrante.

Nota: 9/10
*De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este título ha sido analizado gracias al envío de una copia de prensa versión 1.02 por parte de Eastasiasoft.

Hugh Belmont

Autor madrileño 2.0: Abogado de día, videojugador de noche. Amante de los juegos de plataformas, acertijos, RPG por turnos y un poco más. Iba ser un videojugador profesional, pero me lastimé la rodilla