PowerUps
ruleta online

Llega lo más ligero para todos los públicos

Razer nos deleitaba el año pasado con el anuncio del Razer Viper, un ratón enfocado a los eSports con un peso extremadamente ligero para lo que estamos acostumbrados. Además, tiene una virtud extra, y es que cuenta con un diseño ambidiestro, de manera qué, seamos diestros o zurdos, se adapte a nosotros rápidamente. También cuenta con los nuevos switches ópticos de Razer, de los que ya hemos hablado en alguna ocasión, junto a algún que otro pequeño extra que iremos desmigando en la review. Veamos que tal ha sido nuestra experiencia con el Razer Viper.

Unboxing

Lo primero que encontramos, como es obvio, es la caja del ratón. Es una caja más bien pequeña, ligeramente más grande que el tamaño del ratón, justo y necesario, como tiene que ser. Como es costumbre en Razer, los colores de ésta son verde y negro, con una imagen que ilustra el producto y por detrás un pequeño resumen de las características más clave del producto.

En su interior encontramos un manual de instrucciones, la carta clásica del CEO dándonos las gracias por confiar en Razer, unas pegatinas  y el ratón. Este viene protegido firmemente en un compartimento de plástico, para que no sufra ningún tipo de daños. Una vez lo sacamos, realmente ya tenemos todo listo para usarlo: conectar y darle al vicio.

A continuación, os dejamos como de costumbre un vídeo unboxing:

Diseño y ergonomía

Primero os dejo con una imagen con las especificaciones del ratón:

Ahora vamos a meternos un poco más en materia hablando del diseño del ratón y la ergonomía del mismo. Comenzando dentro de diseño, hay que decir lo primero, que el ratón es ambidiestro, por lo que da igual con que manos lo cojas, la sensación va a ser igual y los botones laterales quedan siempre a tu disposición. Esta característica ya me parece algo a destacar, aunque estando yo acostumbrado al diseño para diestros, se me ha hecho un poco raro al principio.

En los laterales, además, cuenta con una goma que mejora el agarre para evitar algún arrastre innecesario y más aún cuando sudan las manos. Por lo demás encontramos un ratón de aspecto sencillo, con el logo de Razer iluminado en la zona de agarre. Por debajo del ratón encontramos las almohadillas que aseguran un deslizamiento óptimo, y ojo, el botón para cambiar los DPI del ratón.

El cable del ratón también es una novedad en los ratones Razer, el cable “Speedflex” proporciona 2 cosas básicas y esenciales en cualquier ratón: flexibilidad y protección. Y es que la malla que recubre el cable, no va ajustada al 100%, proporcionando una total flexibilidad al cable interior, de manera que evitamos tirones y, además, movimientos innecesarios por culpa de un cable doblado.

 

Y por último hablemos del peso del ratón, que es de tan solo 69g, haciéndolo uno de los ratones más ligeros del mercado. Si bien es cierto que es una mejora increíble, porque ayuda bastante a aliviar tensión en la mano, también os comento que cuesta acostumbrarse al inicio debido a la diferencia de peso. Para que os hagáis a la idea, vengo de un ratón de 135g, por lo que la diferencia se nota más de lo que puede parecer.

En resumen, el ratón cumple bastante bien con su ergonomía, algo importante si vamos a dedicar muchas horas en videojuegos, principalmente gracias al peso y forma del ratón, aunque insisto, que a mi al menos me ha costado unos días dar el cambio bien.

Funciones integradas y Synapse 3

Esta vez encontramos que el ratón de por sí solo no tiene grandes funciones, de hecho. no cuenta con memoria integrada para perfiles a diferencia de otros modelos, por lo que la única función especial es cambiar los niveles de DPI del ratón y almacenar la configuración de estos.

Sin embargo, como es costumbre con los teclados y ratones de Razer, lo bueno lo encontramos al usar su software, Razer Synapse 3Para los más perdidos, este software nos permite acceder a la configuración del ratón y su personalización, así como de otros periféricos compatibles.

Vamos a comenzar hablando de la personalización de las teclas, que como de costumbre, cuentan con tecnología “Hypershift”, lo que permite una capa adicional de personalización al usar una tecla como accionador. Esto es recomendable siempre tener un teclado de Razer, ya que si no tendremos que usar una tecla del ratón como accionador. En total podemos personalizar 8 teclas y con Hypershift otras 9 si tenemos el accionador en teclado.

Entre las funciones que podemos asignar a los botones encontramos:

  • Asignar una función de teclado
  • Funciónes del ratón
  • Cambios de sensibilidad
  • Macros
  • Interacción con otros dispositivos Razer
  • Cambiar el perfil
  • Cambiar iluminación
  • Razer Hypershift
  • Ejecutar un programa
  • Funciones multimedia
  • Accesos directos en windows
  • Funciones de texto
  • Deshabilitar tecla

Dentro del apartado de rendimiento encontramos las configuraciones de sensibilidad, que pueden ajustarse independientemente en el eje X e Y. Podemos tener hasta un total de 5 niveles diferentes, con DPI desde 100 a 16000. También tenemos opción de dejar un único nivel por si nos da la pereza de andar cambiando. También podemos cambiar la frecuencia de actualización del ratón entre 3 opciones: 125/500/1000. Aunque personalmente, creo que nadie lo va a cambiar, ya que la máxima precisión la obtenemos con un refresco de 1000.

Iluminación RGB

Y aunque el Razer Viper no es que desprenda iluminación por todas partes, se puede configurar de igual manera que el resto de productos de la marca. Si somos algo vagos podemos escoger directamente entre los efectos predeterminados y cambiar como mucho el color, siendo estos efectos:

  • Estático
  • Medidor de audio
  • Reactivo
  • Respiración
  • Rotación de espectro

Pero si somos más de currarnos nuestro set-up y tener todo en armonía, podemos acudir a los efectos avanzados de Chroma Studio. En esta sección de Synapse 3 podemos personalizar el ratón Viper junto a otros periféricos que tengamos de la marca, directamente a la vez y de una manera más personal. Aquí, como he comentado en muchas ocasiones con otros periféricos, la ventaja es que podemos entrelazar diferentes efectos y una personalización de colores mucho más variada. La única pega es que solo tenemos el logo de Razer con iluminación.

Experiencia en juegos

Antes de hablar de experiencia de uso, hay que recalcar 2 cosas rápidamente: los switches son ópticos, por lo que el tiempo de respuesta es mínimo y efecto rebote nulo, y el sensor de Razer, capaz de seguir nuestros movimientos con una precisión del  99,4% y hasta 16000 DPI. Esto, en resumen, nos ha proporcionado una experiencia de juego más que óptima.

Se ha probado principalmente en juegos de disparos como son: CS:GO, Fortnite, Apex Legends, Demon Pit, Wrath: Aeon of RUIN… Son todo shooters pero con estilos muy diferentes, en títulos como Wrath: Aeon of Ruin hace mucha falta movimientos rápidos de manera continua, por lo que es imprescindible que el ratón responda lo mejor posible. Los resultados de manera general han sido bastante satisfactorios, el seguimiento de nuestros movimientos es perfecto, incluida la aceleración y movimientos rápidos, además el sensor deja de responder en cuanto lo despegamos de la mesa un poco (ligeramente ajustable con una alfombrilla Razer y Synapse).

Hasta he ganado alguna partida con buenos resultados

Esto último es relativo, ya que hay gente como a mí que me gusta mantener firme el ratón en la mesa, mientras que otros prefieren que haya cierta distancia debido a la rápida reposición o movimientos que pueden hacerse en entornos competitivos. En mi caso, realmente prefiero que no o una distancia muy mínima.

Respecto a mi experiencia en otros juegos, pues obviamente ha sido igual de satisfactoria, cuando algo es bueno, se nota. Probados juegos donde hay que clicar mucho como League of Legends o Path of Exile, añado que es un gusto de ratón, ya no es que los switches sean de lo mejor, sino que además es una sensación agradable, teniendo que ejercer poca fuerza sobre ellos. Por lo demás, en tareas diarias o pequeñas ediciones de imágenes pues bueno… es un ratón: se mueve y hace click, no se puede pedir nada más, pero ni a este ratón ni a otro.

Conclusiones

Y bueno para ir acabando ya, un poco el resumen. El ratón Razer Viper es un muy buen ratón en aspectos generales: pensado para todos los públicos, muy cómodo de usar, ligero y con un funcionamiento perfecto a la hora de jugar. Se echa de menos alguna función extra en el propio ratón, o botones cerca de la rueda, pero imagino que algo hay que sacrificar para conseguir todo lo demás. 

El hecho de estar más orientado a la escena competitiva, con un diseño ambidiestro y el poco peso para esas largas sesiones, me parece todo un acierto. En el fondo es un ratón sencillo, no se anda con muchos rodeos, pero con mucha potencia en su interior.

Nota: 8.75/10

*Las notas se otorgan en relación calidad/precio.

**De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este producto ha sido analizado gracias a la cesión de una unidad para review por parte de Razer.

Blansi

Blansi

Co-Administrador de PowerUps. Jugón desde bien pequeño y amante de los Survival Horror y RPG. Puedes leerme en Twitter o verme jugando por Twitch. Contacto: blansi@powerups.es






VIDEOJUEGOS BUSCANDO FINANCIACIÓN