Resident Evil 2

Resident Evil 2 Remake – Los zombies regresan con más fuerza que nunca

El pasado viernes día 23 tuvimos la suerte de ser invitados por Koch Media a la fantástica PlayStation Showroom con motivo de probar de primera mano la próxima entrega del archiconocido survival-horror de Capcom. Resident Evil 2 vuelve a nuestras consolas el próximo año con la intención de hacernos sufrir como nunca a nostálgicos y nuevos jugadores; pero, ¿será su munición tan escasa como ocurre en el título? Veamos qué tiene para ofrecernos.

Resident Evil 2 llegará a PlayStation 4, Xbox One y PC el próximo 25 de enero de 2019, y durante su presentación pudimos tener acceso a tres demostraciones, disfrutadas por nosotros mismos a los mandos, y de las que podemos traeros unas impresiones bastante fieles a nivel jugabilistico y artístico. En todo momento esta crítica se cimentará en las experiencias vividas, teniendo en cuenta que no es producto final y conociendo el nivel de pulido de trabajos finales comercializados por Capcom.

REGRESO A RACCOON CITY: DOS HISTORIAS Y MUCHOS INFECTADOS

Cuando nos ponemos a tratar Resident Evil 2 lo primero que nos viene a la cabeza es su historia y legado. Se trata de la segunda entrega de la famosa saga de juegos de terror, el título que sentó las bases que hicieron que la franquicia se hiciera mundialmente conocida, y la edición que ha conseguido almacenar casi 5 millones de copias vendidas desde su salida, hace 20 años. Es por esto que su regreso, además de ser sonado, tiene cierto peso y responsabilidad a su espalda, y los desarrolladores han tenido que hacer un esfuerzo sobrehumano para contentar tanto a los seguidores del matazombies clásico como al jugador actual.

Tal y como ocurre en la edición original, el regreso de Resident Evil 2 trae consigo dos campañas diferenciadas, dos puntos de vista, una ingente cantidad de infectados de los que huir y pocas, muy pocas, balas. Nos tocará introducirnos en la clásica Raccoon City en la piel de Leon S. Kennedy, en sus inicios como oficial de policía; y de Claire Redfield, en su época de universitaria. Estos dos iconos de la franquicia nos narrarán sus recorridos durante la aventura, de forma que ambos puntos de vista nos darán el contexto global de la historia. ¿Conseguirán ayudarse a salir vivos de la ciudad y desvelar el secreto que hay detrás de la aparición de infectados? En tus manos estará esa responsabilidad.

MECÁNICAS CLÁSICAS, JUGABILIDAD MODERNA

Sin lugar a duda, la polémica que más trae de cabeza a la comunidad de la Resident Evil es la dualidad entre la trilogía original y los juegos más modernos de la franquicia. Aquellos que disfrutaron de los juegos lanzados entre finales de los 90s y principio de los 00s no ven con demasiados buenos ojos a las entregas más actuales, y lo mismo ocurre en el lado opuesto de la frontera. Por un lado, tenemos los defensores de la dificultad, el terror y la palabra survival como estandarte de la jugabilidad; mientras que por el otro tenemos a quienes luchan por unas mecánicas de acción, ambientes altamente descriptivos y escenas que nos hagan tener pesadillas por las noches. La lucha trae de cabeza a Capcom desde hace una década, y desde la salida del remake de la entrega original parece que han conseguido sembrar la paz. Es por esto que Resident Evil busca aunar las bondades de ambos campos para entablar una armonía modernoclásica que trata de contentar a todos. ¿Y lo consigue? No podría estar más seguro de que lo han logrado. Tal y como me describieron una vez Resident Evil 2 es “más Resident Evil, y mejor, que el original”; y la reedición cumple esto mismo y con creces.

En las tres demos que pudimos jugar, y siendo unos jugadores exploradores natos, no conseguimos reunir más de 20 balas en cada una de ellas con el propósito de defendernos; y no tengáis dudas de que había muchas más cabezas podridas que casquillos nuestros por los suelos. El survival-horror ha regresado, nuestra impotencia ante la horda de enemigos está presente durante toda la aventura, y tendremos que gestionar la poca munición que pone el juego a nuestra disposición, evitar el conflicto siempre que no sea estrictamente necesario y ser habilidoso y precavido a la hora de cruzar zonas peligrosas. A esto, tenemos que sumarle la gran cantidad de puzzles, combinación de objetos y backtracking que el juego nos obligará a realizar para poder superar las zonas o conseguir diferentes secretos de la aventura; al más puro estilo de la entrega de 1998.

En contraposición tenemos lo mejor de la creación moderna de la saga Resident Evil. Un punto de vista con cámara sobre el hombro del personaje, movimiento fluido e inmersivo, accesos directos a armas y menús sencillos e intuitivos. Toda una delicia jugable que atraerá a todos los jugadores, ya que supone una mejora notable del juego original y perfectamente adaptada al jugador actual. Además, no podemos olvidar el realismo, inmersión visual y sonora, y apartado artístico en general de Resident Evil, que nos sobrecogerá desde que empecemos la partida; y del que os hablaremos a continuación.

SI NO PASAS MIEDO, ESTÁS MÁS MUERTO QUE ELLOS

Que los sustos estaban asegurados en Resident Evil 2 era algo que llevábamos ya escrito de casa antes de probar las demostraciones a las que tuvimos acceso; pero parece que los creadores no se contentaron con esto. Además de las mecánicas, el apartado visual de la entrega clásica de Resident Evil 2 había quedado bastante envejecido con el paso del tiempo, aunque los seguidores de estas entregas siempre glorifiquen su terrorífica atmósfera. ¿Pero qué pasa si mantienes la esencia de los escenarios, la trama y terror acumulado, y además le sumas el hiperrealismo gráfico que permiten las consolas de última generación? El producto que sale es Resident Evil 2, y ha llegado para hacerte sufrir.

Vísceras, humedades, carcoma y miembros humanos poco identificables serán solo una pequeña parte del atrezzo que harán de tu paso por la comisaría de Raccoon y sus proximidades, un infierno. La atmósfera creada por la identidad visual, y sobre todo sonora, del juego es inmejorable. Si tenemos que definir el apartado artístico de esta vuelta a Resident Evil 2 es, sin duda, inmersivo. El juego, a pesar del uso de una cámara en tercera persona, consigue meternos entre los pasillos que recorremos, sentir la subida de pulsaciones de Leon y Claire, y hacer que nuestro agobio sea palpable en el ambiente al nivel del que están sintiendo los personajes en ese mismo instante. Porque la tecnología aun no lo permite de forma sencilla, pero lo único que haría que la entrega nos metiera más de lleno, sería poder oler la horrible realidad que se respira en la ciudad.

No podemos olvidar hacer una mención especial al apartado no jugable de la entrega. Por un lado, los menús son realmente útiles, sencillos y accesibles; buscando una visión minimalista de todo lo necesario para la aventura, tanto en utilizables como en coleccionables que nos muestren el contexto y subtexto de la trama, de forma sencilla, clara y completamente integrada en la estética del juego. Y, por último, pero no por ello menos importante, especial mención a las maravillosas escenas que nos narran la historia de la trama, de las cuales sobresale un nivel de detalle tanto en animación como en modelado de personajes, que te quitarán el hipo, si los zombies no se han encargado ya de ello.

RESIDENT EVIL 2: DE MIEDO

Tras haber podido disfrutar de más de una hora de Resident Evil 2, en tres escenarios y situaciones totalmente diferentes, podemos concluir que es el juego que gustará tanto los seguidores de la entrega clásica, como quien espera algo más cercano a los juegos modernos. Una joya que, si ya era buena en un inicio, ha sido refinada para contentar a un nuevo abanico de jugadores sin incomodar a los puristas.

En nuestra aventura personal, disfrutamos y sufrimos a partes iguales cada una de las estancias en las que nos situaba el juego. Nos quedamos maravillados por la sobrecogedora atmósfera amplificada por la escasez de recursos. Los puzzles, tanto imprescindibles como opcionales, nos parecieron un gran acierto desde el primero hasta el último. Las posibilidades que nos permite el juego para simplificarnos el camino o complicárnoslo según lo previsores que hayamos sido, también nos parecieron muy bien medidos. Y, en definitiva, nos pareció una experiencia redonda, que consigue lo que busca: entretener, pasar un buen rato y poner en tensión al más puro estilo Resident Evil.

Durante las tres demos pudimos observar ciertos errores gráficos y mecánicos que en ningún momento imposibilitaron ni lastraron la experiencia de juego. Consideramos que son errores de una etapa prematura de desarrollo y confiamos en que estarán corregidos de cara al lanzamiento, por lo que no se han tenido en cuenta a la hora de general la revisión general a este maravilloso título.

Si te ha gustado lo que has leído de Resident Evil 2 no olvides que llegará las tiendas el próximo 25 de enero para las plataformas PlayStation 4, Xbox One y PC. El precio recomendado de salida será 59,99€ para la edición normal, existiendo la posibilidad de Collector’s Edition a un PVP de 249,99€. Para más información podéis estar atentos a nuestra web, y visitar la página oficial del juego (www.residentevil2.com).

Article by Aitor Ledesma