PowerUps
Sakuna: Of Rice And Ruin

Sakuna: Of Rice And Ruin – Análisis PS4

Una mezcla de géneros con un resultado tentador

Tras el éxito de Astebreed, el pequeño estudio Edelweiss cambia de tercio haciéndonos llegar Sakuna: Of Rice And Ruin, una aventura multigenérica que combina los géneros de plataformas junto a la acción de los hack’n slash y el farming simulator, todo esto junto a pequeños toques de RPG y la artesanía. ¿Habrán conseguido una mezcla equilibrada sin abrumarnos demasiado? Todos los detalles y más sobre este título os los cuento a continuación en nuestro análisis.

¿Que podría ocurrir si mezclamos los géneros RPG, hack’n slash y farming simulator? Pues algo así como lo que nos ofrece Sakuna: Of Rice And Ruin, la nueva propuesta desarrollada por Edelweiss, el pequeño estudio formado por dos personas que alcanzó una gran popularidad tras Astebreed y, que han puesto en manos de Marvelous Inc. su último trabajo que nos traslada al Japón feudal donde los dioses, demonios y, el milenario arte del cultivo del arroz, son la pieza angular de esta aventura.

En Sakuna: Of Rice And Ruin, asumiremos el papel de Sakuna, una malcriada diosa que, tras unos contratiempos en la capital Mihashira, es desterrada a una peligrosa isla junto a un grupo de humanos marginados. Tras estos sucesos Sakuna, acompañada por su fiel consejero, Tama, se verá obligada a proteger y a convivir junto a estos mortales (Tauemon, Yui, Kinta, Myrthe, Kaimaru) en la isla de Hinoe, un lugar misterioso cerca de la frontera entre los cielos y la tierra. Sakuna, a medida que explora los hermosos y prohibidos entornos de la isla, también tendrá que crear un hogar en una aldea de montaña, demostrando que es digna de su título al cosechar arroz y mejorar la vida de la humanidad. Esta aventura muestra una nueva visión de la mitología japonesa, en donde nuestra heroína, forma parte de un panteón de dioses y demonios inspirados en la mitología tradicional japonesa con giros inesperados en la trama y momentos muy especiales junto a los demás protagonistas de la aventura. Una aventura en un mundo lleno de detalles encantadores, algunos familiares y otros completamente originales.

Plataformeo 2D mezclado con hack’n slash

A priori, Sakuna: Of Rice And Ruin hace un buen uso de una mezcla del género de plataformas y hack’n & slash, proporcionando al jugador grandes dosis de acción con cantidad de enemigos a los que enfrentamos explorando la isla de Hinoe. Como ya sabemos, el argumento del Sakuna se desarrolla en una isla poblada de demonios, siendo estos nuestra principal amenaza en la aventura a la hora de explorar las distintas zonas del mapa, mientras nos enfrentamos a demonios y sus jefes, inspirados en la mitología tradicional japonesa. Para ello tendremos que ir explorando y realizando misiones para descubriendo nuevas zonas a través de niveles en 2,5D llenos de enemigos. Si bien llegará el momento de que muchos serán repetidos pero, a medida que descubrimos nuevas zonas de la isla, se irán descubriendo algunos otros nuevos. Sakuna, además de dotes cosechadoras, no es que se le den mal las del combate. La protagonista empuña todo tipo de herramientas agrícolas, a modo de armas, para combatir a los enemigos de la isla asestando todo tipo de golpes. La acción está servida en esta aventura y, nuestra diosa protagonista, encadenará todo tipo de ataques en un gameplay tremendamente divertido; rápidos, pesados y especiales para derribar a las bestias demoníacas. O dominando el mágico “ropaje divino”, esencial para agarrar plataformas distantes, evadir el peligro y superar enemigos poderosos con movimientos rápidos y precisos. Además, los momentos de exploración estarán condicionados por transición entre el día y la noche. Si bien tenemos un indicador en la esquina superior derecha que, además de la estación, mostrará el momento del día en el que nos en el que nos encontramos, pero, a medida que pasan los días, también lo harán las estaciones.

Cada temporada dura tres días, así que es importante planificar las expediciones sin olvidarnos de que tenemos que continuar cuidando nuestra cosecha. Durante el día, los enemigos no nos supondrán un gran problema si vamos bien equipados y cenados la noche anterior, pero, en el caso de que nos coja la noche explorando, la cosa se complica y, aquellos demonios que no nos parecían gran problema, se volverán tremendamente poderosos. Por lo que se nos recomendará que volvamos a nuestra morada, para descansar y otros menesteres, mientras hacemos tiempo hasta el amanecer.

Aprendiendo el viejo arte de la agricultura

Una de las mecánicas que más interesante me ha parecido de Sakuna: Of Rice And Ruin ha sido la de cultivar arroz. Sakuna, aprenderá el antiguo arte de la agricultura a medida que se vaya progresando en la aventura e irá adquiriendo habilidades relacionadas con este viejo arte. Además, como diosa de la cosecha, nuestra protagonista mejorará sus atributos con cada cosecha exitosa. Regular el flujo y nivel de agua, arar el campo, mantener una temperatura ideal e incluso rellenar el pozo del fertilizante cada vez que haga falta, son trabajos tan importantes como para conseguir una cosecha de buena calidad. Además, es evidente que el estudio de desarrollo se ha documentado sobre este milenario arte para hacer de la experiencia de juego sea aún más real, siguiendo los pasos detalladamente desde la siembra hasta la recogida para cultivar una cosecha perfecta a través de las estaciones.

En esta mecánica Tauemon, será nuestro consejero cada vez que lo necesitemos. Cuando no sepamos cual es el siguiente paso en el cultivo, podremos pedirle consejo y tener una segunda opinión sobre ciertos detalles del cultivo, tales como el nivel del agua del arrozal u otros consejos. También podremos consultar una pequeña guía de habilidades relacionadas con este proceso o también, pedirle a la diosa Lady Kamuhitsuki que modifique el clima a cambio de una cantidad de Ámbar.

En general, esta mecánica de juego termina por ser bastante entretenida, un completo come horas mientras nos ponemos a investigar cuales son los elementos que terminan por mejorar la calidad del fertilizante, o cual es el momento para mejorar el flujo de agua del arrozal, pero, hasta que comprendamos cómo funciona el proceso de cultivo o cómo mejorarlo, nos costará un buen puñado de horas de juego. Aun así, aconsejo que nunca dejéis de investigarlo.

Mejorando el equipamiento mediante la artesanía

En esta aventura tampoco podían faltar los toques de RPG y la artesanía. En los comienzos de la aventura nuestro humilde hogar será un completo desierto, pero, medida que vayamos avanzando y explorando nuevas áreas, los compañeros mortales de Sakuna harán que mejoren las mecánicas de artesanía. Estos montarán sus propios talleres creando, para nosotros, nuevo equipamiento a cambio de materiales que se recolectan a través de la exploración de los niveles, como la comida, materiales especiales y Ámbar, una especie de moneda que nos servirá para casi todo. Por un lado, tenemos a Kinta, ella nos fabricará armas y herramientas de agricultura, Yui, se encargará de las armaduras y Myrthe, se encargará de procesar los alimentos perecederos y cocinar cada noche para afrontar las duras tareas que nos aguardan cada día. Todas estas acciones se pueden realizar siempre y cuando encontremos los materiales e ingredientes necesarios, explorando zonas y completando las misiones para ellos desbloqueará aún más opciones.

Además, también podremos mejorar el equipamiento o añadirle habilidades mágicas. Desde el menú de equipamiento también podremos seleccionar el entre los tipos de armas, armadura, sombrero y hasta máscaras. Este equipamiento dispone de una serie de huecos en donde se pueden equipar ramas espirituales, añadiéndole habilidades mágicas y liberando su poder mediante la recolección del Ámbar necesario.

Audiovisualmente sobresaliente

No me parecería justo terminar este análisis sin hacer una mención especial al trabajo audiovisual del estudio Edelweiss que, sin duda, ha conseguido un resultado sobresaliente. Sakuna: Of Rice And Ruin goza de un cuidado apartado gráfico y un excelente rendimiento en pleno juego, ya sea en las actividades de farmeo o explorando, que pasa del 3D a sidescrolling en 2.5D, lo que hace que, la experiencia de juego sea excelente.

En cuanto al diseño, en todo momento se nota el cariño que este pequeño estudio le ha puesto en los diseños tanto de los personajes como de los escenarios, además de, un buen uso de las luces y sombras que, no tienen nada que envidiarle a trabajo de estudios más grandes.

Finalmente, en cuanto al apartado sonoro tampoco es que tenga nada que reprocharle, aderezando la aventura con todo tipo de melodías ambientadas en el folclore japonés mediante la utilización de instrumentos de la época y que, convierten nuestra aventura en un paseo aún más agradable. Esto, junto a un doblaje, únicamente en japonés o inglés, con una interpretación bastante correcta. sakuna

Conclusión

Sakuna: Of Rice And Ruin se trata de uno de esos títulos a los que no nos importará dedicarle un buen puñado de horas. Preciosista en su apartado gráfico y musical, hace que pasar por esta aventura sea de lo más agradable mientras realizamos gran cantidad de actividades interrelacionadas entre sí, lo que hacen que todo lo que hagamos tenga su razón de ser en la aventura.

Un título con identidad propia, divertido, variado y duradero, con una interesante trama la cual nos descubre de una manera entretenida, las criaturas del folclore japonés junto al milenario arte del cultivo del arroz. Sin embargo, todo no ha salido a pedir de boca y, el resultado final, queda lastrado levemente debido a la falta de localización al castellano, tanto en las voces como en el texto.

Nota: 9/10

*De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este título ha sido analizado gracias al envío de una copia de prensa por parte de Meridiem Games.

Alberto

CEO PowerUps. Jugador de la vieja escuela, lector de todo lo que cae en mis manos y apasionado de los indies. "Los videojuegos ya no son como los de antes".