PowerUps
siege survival gloria victis

Siege Survival: Gloria Victis – Análisis PC (Steam)

Siege Survival: Gloria Victis – ¡Por la fortaleza!

El universo de Gloria Victis, el MMO medieval, se expande con un juego independiente de supervivencia de la misma mano de Black Eye Games. Siege Survival: Gloria Victis es la apuesta del estudio por un título de supervivencia y gestión de recursos que a más de un jugador le supondrá un auténtico reto en lo jugable, pero que también es un duro golpe de moral y representación de la crudeza de la guerra. En Siege Survival: Gloria Victis tomaremos el papel de un pequeño grupo de civiles que se encargarán de sobrevivir, pero también de suministrar a las tropas que están batallando por ellos. Si queréis saber a que os enfrentaréis en Siege Survival: Gloria Victis os recomiendo quedaros a leer este análisis.

Malos tiempos para sobrevivir

Siege Survival sucede en un momento terrible, y es que, durante un ataque por parte de los norteños, liderados por un misterioso personaje cuyos rumores lo ponen de un asesino despiadado, unos pocos civiles logran sobrevivir, aunque quizá no para tan bien. Mientras que el enemigo está asediando nuestra ciudad, el poco ejercito disponible está dando la cara en el frente y nuestro papel es fundamental en esta pequeña guerra.

Y digo malos tiempos porque es que da igual de qué lado estés, si combatiendo o a salvo, ambos papeles en la guerra son un auténtico asco. Si estás en el frente de batalla, es posible que pases hambre, sed y cansancio, tengas la moral por el suelo o incluso llegues a morir, porque así es la guerra. Pero claro, si estás del lado de los civiles supervivientes, al menos en esta fantástica época medieval, es igual de malo que ser un soldado.

Aunque creas que te has salvado, el trabajo que te espera es arduo, pues tienes que sobrevivir. Aunque no solo preocupándote por ti, también por quienes están en la misma situación que tu e incluso por aquellos que están dando tu vida por ti. Al menos de esto va Siege Survival: Gloria Victis, tanto de que sobrevivas tu como de hacer que tengas que preocuparte por el ejército y ayudarles a ganar, implicando una serie de decisiones que nunca acaban siendo demasiado buenas.

 

Escoge tu escenario

De manera literal, el juego nos proporcionará una serie de escenarios distintos para disfrutar el juego. Inicialmente solo tendremos disponible el escenario de Historia, un escenario equilibrado donde aprenderemos a jugar y descubriremos los sucesos que van ocurriendo. Una vez hemos probado este escenario, sin necesidad de acabarlo, se desbloquearán más. Estos nuevos escenarios nos plantean otras opciones de juego más fáciles o difíciles, algunos desafíos e incluso partidas personalizadas con nuestros ajustes de dificultad.

El primer escenario nos presenta bastante bien el juego, con unos tutoriales que nos enseñan gran parte del juego, aunque en ocasiones no del todo claro, pues se deja pequeñas cositas en el tintero que iremos descubriendo por nuestra cuenta. Aunque eso sí, recomiendo bastante echarle unas primeras largas horas a esta campaña hasta dominar las mecánicas de juego, de las que hablaremos en breves, antes de liarnos a ir a lo loco.

Gestiona de día, ataca de noche

Una vez estamos ya manos a la obra, hay que tener en cuenta que el juego se divide en diferentes días esperando a la batalla y 2 turnos de acción por cada día: noche y día.  Durante nuestro turno de día realizaremos acciones más dignas de la gestión de supervivencia, mientras que por la noche nos convertiremos, principalmente, en saqueadores.

Turno de día

Durante el turno de día vamos a gestionar nuestro pequeño refugio en la fortaleza y nuestros supervivientes, cada uno con necesidades básicas como comer, dormir, beber, o incluso salud,  que tenemos que tener en cuenta. También es en esta fase en la que tenemos que construir nuevos edificios, mejorar los existentes, cuidar de ellos, estar pendientes de nuestros animales e incluso cocinar entre otras cosas.

En cuanto a la construcción, no hay que comerse mucho la cabeza, realmente hay pocas cosas que construir y usan pocos recursos, el problema es luego mejorar cada construcción, que sí nos pedirá cosas en más cantidad y avanzadas. Los materiales, aunque usen pocos, ya os aviso que son algo escasos y algunos tendremos que hacerlos nosotros mismos, transformando materia prima. Durante los días de asedio, atacarán nuestra zona, por lo que, si tenemos edificios en zonas donde pueden ser dañados, luego tocará repararlos gastando más recursos. Digamos que realmente el problema  de la gestión, no son los edificios, si no la gente.

El problema de esta fase es relativo a la gente y lo que tenemos que mandar al bastión para ayudar a las tropas. En muchos turnos nos tocará decidir qué hacer: alimentar a nuestros animales, personajes o mandar la comida a las tropas porque no tienen que comer. Lo mismo pasa con el agua y algunos materiales que se comparten, siempre vamos a estar ante pequeños dilemas similares. Incluso con las armas y armaduras tendremos que decidir si las usamos en nuestro saqueo durante el turno de noche, o las enviamos a bastión.

Sinceramente, me parece genial como está llevado, porque casi siempre vamos a estar sacrificando un poco de un sitio, hagamos lo que hagamos, de manera que para mantener un buen ritmo de partida tenemos que pensar de manera estratégica y tener todo planeado con los datos que tenemos.

Turno de noche

Llega la noche en Siege Survival: Gloria Victis y toca hacer algunas travesuras. Al acabar el turno de día podemos decidir entre algunas acciones para cada personaje, como dormir, infiltrarse en las líneas enemigas o saquear la ciudad. La principal siempre va a ser saquear la ciudad, ya que es la que nos traslada al terreno de acción, aunque, por ejemplo, obtener información sobre los enemigos siempre nos va a ser útil para saber a qué nos enfrentamos.

Al ir a saquear la ciudad se nos mostrará un mapa para decidir a qué punto queremos ir y saber los recursos, más o menos que hay en esa zona, aunque los puntos de inicio hay que ir desbloqueándolos mediante la exploración. Cuando salimos a explorar, hay un límite de tiempo, hasta que se hace de día, por lo que tenemos que visitar varias veces la ciudad si queremos explorar todo y alcanzar a ver los eventos de ciudad.

Nuestra capacidad de cargar recursos también es limitada, así como la habilidad/rapidez con la que se recogen. Esto dependerá de cada personaje, ya que la mochila y habilidades de cada uno varía, algo que tendremos que tener en cuenta antes de mandarlos. También hay que equiparlos, así que hay que hacer herramientas para que las lleven, y creedme, las antorchas es un bien muy necesario. Se puede ir sin nada, pero podemos perder la posibilidad de hacer ciertas cosas.

Los guardias de la ciudad se rigen por el clásico aro de sonido y los campos de visión, algo que es sencillo, pero siempre es efectivo. Podemos pasar de ellos, o eliminarlos, aunque esto último nos otorgará algún arma extra para nuestros personajes o bastión, también hará que suba el nivel de alerta de esa zona.

Lo que más interesa del juego, son los eventos especiales, ya que nos permitirán acceder a nuevas zonas, conseguir recursos e incluso nuevos supervivientes. Muchos de estos eventos son simplemente diálogos en los que tenemos que tomar una decisión, a veces un poco a ciegas y otras a sabiendas de lo que podría pasar, reflejando muchas decisiones los efectos de la guerra en la ciudad.

Bastión

De vuelta a la ciudad, tras pasar varios días y tener todo preparado, hay que tener en cuenta el Bastión. Este apartado está bastante bien resumido y nos cuenta que necesitan las tropas aliadas, y es el último paso para conseguir la victoria en Siege Survival: Gloria Victis. Si no suministramos nuestro ejército con mejor equipamiento, les mandamos vendas, comida, bebida y materiales para reforzar el muro, dad por hecho que acabaremos sucumbiendo al ejercito enemigo.

Es un juego que requiere de horas, eso ya os lo digo, cuesta dominarlo por completo y tiene muchas cosas que hay que ir descubriendo, por lo que solo con el tutorial no tendremos ni idea de qué hemos hecho en comparación a una partida mucho más avanzada.

Técnicamente sencillo y muy estable

En cuanto al rendimiento del juego, diré que creo que no hace falta una buena máquina. He estado con una GTX 1060 6GB jugando el alto a 1080p sin ningún problema, más allá de un tironcillo al mover la cámara de cierta manera. Si tengo que ponerle alguna pega, es que realmente no tiene unos buenos ajustes gráficos personalizables, simplemente calidad baja, media o alta. A continuación una comparación entre bajo y alto.

El apartado sonoro está bastante bien en cuanto a los efectos, muy bien conseguidos e implementados, con una banda sonora que aunque no es a destacar, acompaña bien durante nuestras partidas. Por último, también contamos con una traducción muy buena a nuestro idioma, así que disfrutaremos al completo de la amargura que supone sobrevivir a esta guerra.

Conclusiones de Siege Survival: Gloria Victis

Siege Survival: Gloria Victis es definitivamente una muy buena experiencia, tanto a la hora de reflejar el contexto en el que sucede, como en lo jugable. Es un juego para invertir horas, crear estrategias, depender un poco de la suerte, e incluso, si tienes ganas, plantear escenarios a la comunidad con su editor. Admito que no es un título actualmente muy grande, y quizá estaría bien más variedad de escenarios, pero solo con lo actual diría que merece bastante la pena. Si andas buscando un juego de estrategia y supervivencia para jugar tranquilamente, sin duda este es tu juego.

Nota: 8/10

*De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este título ha sido analizado gracias al envío de una copia de prensa por parte de Koch Media.

Blansi

Contact and review codes (PC & PlayStation): blansi@powerups.es