PowerUps

Star Fox 2, el juego nunca publicado en cartucho para SNES que verá la luz con SNES Mini

[dropcap]C[/dropcap]on el anuncio de la Nintendo Classic Mini: Super Nintendo Entertainment System (SNES) y la lista de 21 juegos incluidos en el dispositivo, llegó una de las noticias más esperadas por los más nostálgicos de esa joya electrónica que es Star Fox (en Europa, Starwings). Star Fox 2, una de las secuelas que mayor expectación ha generado en la industria, por fin verá la luz en su versión SNES, la plataforma para la que fue concebida.

Para entender la magnitud de la noticia, recordemos el impacto que supuso el anuncio de su primera parte. En plena era del píxel, y sobre una plataforma de 16 bits que ya contaba con años de vida, un juego poligonal, que incluía en su placa esa genialidad conocida como Super FX, en realidad, un procesador RISC que se convirtió en el primer chip 3D para una consola doméstica, acaparaba todas las portadas de la prensa especializada. A pesar del sobrecoste en los precios de fabricación por unidad de cada uno de los cartuchos, debido a la inclusión del Super FX, y la repercusión que esto tenía en el precio final que el jugador se veía obligado a desembolsar, Starwings se convirtió en todo un éxito que unió a toda una generación frente a un televisor de tubo.

Star Fox 2 era una secuela con la que todos contaban y el anuncio de que el título se encontraba en fase de producción no sorprendió a nadie. Pronto comenzaron a filtrarse detalles sobre sus personajes, héroes y enemigos. También se anunció la inclusión del mapa, un modo para dos jugadores a pantalla partida y un misterioso sistema de juego en mundo abierto en el que, nos decían, un contador “de tiempo real” cobraba capital importancia.

Su diseñador, Dylan Cuthbert, estaba orgulloso del trabajo de su equipo y, con el proyecto en las fases finales de su desarrollo, en Nintendo tenían la impresión de que el Argonaut Games contaba con un nuevo blockbuster en sus manos. Pero la evolución tecnológica del hardware pedía paso, y el lanzamiento –y posterior batalla– de las máquinas de 32 bits con lectores de CD de Sony y Sega, PlayStation y Saturn, hizo que la posibilidad de una muy negativa comparación entre los gráficos de sus plataformas (a Nintendo 64 todavía le faltaba un año y medio para ver la luz) pasase factura a la consola doméstica por excelencia de la compañía de la gran N.

Parte de aquel trabajo fue a parar a Star Fox 64/Lylat Wars, un juego para Nintendo 64 ligeramente trasnochado en lo visual, pero tremendamente fluido (60 fps sostenidos) y con unas cinemáticas remozadas; y sí, también terriblemente divertido.

Ahora que volver a disfrutar con los minijuegos de Yoshi’s Island, incluida su reinvención de las máquinas de frutas diseñadas en 1907 por Herbert Mills, o de la dificultad de Contra III: The Alien Wars, es cuestión de tiempo, llega también la espera para conocer toda la verdad sobre esta secuela. Hace unos años, Dylan Cuthbert desveló algunos detalles en un reportaje de Nintendo Life que llevaba por título La cancelación más famosa de Nintendo. En aquella entrevista hablaba sobre un juego iterativo donde primaría la exploración, con una generación de objetivos basados en algoritmos. También comentaba algunos detalles sobre la entonces nueva versión del Super FX que prometía llevar los gráficos de nuestras veteranas Super Nintendo a niveles nunca vistos.

SNES-SFAM-Cartridges

22 años de posibilidades sobre una ROM japonesa con el juego final, versiones alpha filtradas en internet y mil y un desmentido, el juego tendrá una segunda oportunidad en la forma de un contenido desbloqueable (sí, con este mimo lo han hecho) que aparecerá al finalizar el primer nivel de Star Fox, también incluido en SNES Mini. Nintendo suele tener pequeños guiños con sus seguidores, pero la inclusión de este título es un movimiento completamente fuera de lo normal para un sector en donde no se suelen dar segundas oportunidades.

Cuthbert, también fundador de Q-Games, comentaba a Kotaku cómo considera que el estilo visual de Star Fox vuelve a estar de moda y que el anuncio del lanzamiento de un juego 3D poligonal para una plataforma de 16 bits no puede ser más oportuno. En pleno boom de lo retro, Star Fox no es un proyecto nostálgico: ¡es una pieza de arqueología digital con más de dos décadas de vida!

En esa misma entrevista, confirmaba que no había colaborado en los ajustes de la versión que se incluirá en la SNES Classic Edition, lo que no quita que sí tuviese alguna idea al respecto: “Tenía un motor de juego fantástico, con muchas características brillantes. Yo habría mejorado el motor de programación para incluir más expresiones, como hice con el engine de Blasto  (PlayStation), con muy buenos resultados”.

Consultado sobre sus sentimientos con respecto a la salida de este título, Cuthbert dijo sentirse muy emocionado, pero también que le generaba una sensación extraña. “No pensé que fuese a salir realmente. El desarrollo nos llevó dos años, en los que disfrutamos de cada segundo. El juego era realmente experimental en su concepción, y la gente por fin podrá ver todos aquellos detalles.

Con toda esta expectación, y los fantásticos resultados de la NES Classic Edition, aquel que quiera disfrutar de este superventas que pudo ser y no fue tendrá que reservar cuanto antes la SNES Classic Edition, que saldrá oficialmente a la venta el 29 de septiembre, por un precio que, se estima, rondará los 79.99 $.