PowerUps
Shredder's Revenge análisis

Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder’s Revenge – Análisis PS4 (PS5)

Mamporros a raudales con un agradable sabor ochentero.

Corrían los años 80 cuando muchos de nosotros conocíamos a unos nuevos héroes de animación, las Tortugas Ninja, o como se les empezó a conocer en todo el mundo, Teenage Mutant Ninja Turtles (TMNT). Se trataban de cuatro tortugas mutantes ninja adolescentes de forma antropomorfa que, enseñadas por su padre (adoptivo), el Maestro Astilla (Splinter) unirían sus fuerzas para ponerle freno a las maldades de Shredder y el Clan de los soldados de a pie. A decir verdad, estos nuevos héroes de animación pronto se ganaron la popularidad entre todos los adolescentes de la época, por lo que aprovecharon para lanzar al mercado todo tipo de material de coleccionismo y entretenimiento; cómics, serie de animación, merchandising de todo tipo, figuras de acción e incluso películas cinematográficas.

Pero hubo algo que acaparaba toda la atención de los jóvenes, y fueron sus adaptaciones a videojuegos. Títulos de todo tipo abarcaron las consolas a través de los tiempos hasta la actualidad, e incluso lanzamientos para arcades del género beat’em up, uno de los más populares dentro de la franquicia. Ocho años después de su último lanzamiento, Tribute Games junto a Dotemu, compañías con una larga experiencia en traer de vuelta grandes clásicos, han hecho posible una entrega más, Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder’s Revenge, la vuelta de la franquicia a sus orígenes más arcade.

Los archiconocidos y experimentados chicos de Tribute Games, nos traen de vuelta a las tortugas más conocidas del panorama de animación, Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder’s Revenge, llegaba a penas unas semanas para devolvernos esos momentos de acción de los beat’em up de la época de los 90 con la nostalgia que conlleva y, sobre todo, mamporros a raudales. ¡¡¡Cowabunga!!!

Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder’s Revenge_20220620155238

El Clan del pié ataca de nuevo

Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder’s Revenge nos pone una vez más en la piel de las populares tortugas ninja adolescentes, Leonardo, Donatello, Michellangelo y Raphael, acompañadas por su padre y maestro, Splinter y la inseparable reportera, Abril O’Neil. La ciudad de Nueva York está de nuevo en peligro tras un nuevo acontecimiento, las oficinas del Canal 6 han sido ocupadas por el incansable Clan del Pie, dirigidos por el mutante Bebop, cuyas intenciones son algo más que intentan controlar el mayor icono de la ciudad neoyorquina, la estatua de la Libertad.

Y es que el malvado Shredder está de vuelta, y entre sus maquiavélicas intenciones están reensamblar el cuerpo de Krang, un cerebro de la dimensión X, archienemigo declarado de la raza humana, para vengarse de sus enemigos, las Tortugas Ninja. Durante nuestro periplo, tendremos que repartir mamporros a diestro y siniestro a través de la ciudad, y quien sabe si también por la dimensión X, con el objetivo de pararle los pies a esta nueva amenaza.

Con alma de beat’em up clásico

A priori, nos encontramos con dos modos de juego; historia y arcade. El primero de ellos se trata de un modo normal, con posibilidad de usar continuaciones y guardar la partida donde nos encontremos. También tendremos la posibilidad de buscar los coleccionables escondidos en cada nivel o completar sus desafíos, un añadido con el que extender algo más la aventura. En el modo historia existe la posibilidad de seleccionar el modos de dificultad; tranqui, aceptable, chunga, que se podrá seleccionar al comenzar la aventura.

En el modo Arcade, nos encontraremos con un reto mayor, con vidas limitadas al mas puro estilo máquina arcade, sin posibilidad de cambiar los personajes entre fases, ni búsqueda de coleccionables, ademas podremos comparar la puntuación que consigamos con la de otros jugadores en clasificaciones en línea.

Básicamente es lo que esperaba, pero tras un par de horas de juego sentía que esta nueva aventura de las Tortugas Ninja necesitaba algo más, algo distinto que me proporcionara la sensación de que innovara algo nuevo en el género. Durante la aventura tendremos superar un total de 16 niveles, divididos en dos mecánicas distintas, ambas bastante típicas en el género, los que vamos avanzando, a pie, y los de scroll forzado, en estos últimos vamos montados en los conocidos Cheapskates. Sin embargo, este detalle no quiere decir que no hayamos disfrutado de la aventura, llena de acción y una jugabilidad digna de los mejores títulos del género.

En lo que respecta a su jugabilidad, tengo que decir que es de 10, bastante disfrutable, manteniendo pequeños toques de la época, permitiendo usar tanto la cruceta de dirección, para los más clásicos, o el stick izquierdo para controlar a los protagonistas. Además, también se ha aprovechado en su totalidad la botonera frontal, e incluso los gatillos superiores, permitiendo hacer todo tipo de acciones, con pulsaciones individuales, o mediante la combinación de ellos para movimientos más complejos e infinidad de combos. Tampoco se han olvidado del imprescindible movimiento de agarrar al enemigo que tanto gusta en el género, que, junto a la dirección en la que apuntemos, podrá lanzar contra el suelo, hacia otros enemigos, o hacia la pantalla.

Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder’s Revenge_20220709155000

Mejor acompañado que solo

Si bien sabemos los aficionados a los beat’em up es que este tipo de juegos se disfruta más acompañado que solo, y en este aspecto Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder’s Revenge lo ha hecho bastante bien. Podremos jugar tanto en modo multijugador cooperativo local, como online, y hasta un total de cuatro jugadores simultáneamente. En este aspecto puedo romper una lanza a favor del trabajo de los chicos de Tribute porque lo han hecho bastante bien. Se podrán crear grupos de juego públicos, entre amigos y partidas privadas por invitaciones, así como unirnos a otros jugadores que hayan creado la sala previamente. La conectividad es bastante buena y la verdad es que de momento siempre nos hemos encontrado gente jugando.

Mejora tu poder ninja

Aunque parezca que estemos ante un título bastante simplón, Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder’s Revenge tiene sus detalles interesantes. Los jugadores podrán subir el nivel de los personajes a través de conseguir experiencia. Este detalle no solo será significativo, sino que hará que las habilidades, atributos o ventajas de nuestros héroes mejoren o se consigan nuevas.

Desde la «Guarida tortuga» se puede acceder al «Diario de progresos» donde se detalla el nivel de cada personaje, y los puntos necesarios para subir al siguiente nivel, así como la habilidad que se desbloquea en cada uno de ellos.

Además, también se puede acceder a más información como en el “Dojo”, donde ver los logros completados, o la “Biblioteca”, lugar donde podemos visualizar los coleccionables y NPC ocultos que vamos consiguiendo.

Pixeles que nunca pasan de moda

En cuanto a su apartado gráfico, tengo que decir que el estilo pixel art le sienta realmente bien a esta nueva entrega. Como no, el equipo de Tribute Games lo ha vuelto a hacer, manteniendo la estética de los más grandes títulos de la saga, llevándonos a la época de los 90 donde la estética pixel art estaba a la orden del día, mejorando lo justo como para que no pierda su encanto, y haciendo uso de animaciones completamente acordes, algunas bastante conocidas como la de al caer en una alcantarilla o lanzar un enemigo hacia la pantalla, o maravillándonos con escenarios repletos de detalles y una paleta de colores perfectamente elegida.

Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder’s Revenge_20220709154530

Así mismo, el apartado sonoro hace lo mismo con una banda sonora que no solo hace perfectamente su trabajo, sino que adereza los combates con temas vocales que hacen que la emoción esté a flor de piel. Igualmente, el sonido FX y las voces, en inglés, aportan su grano de arroz al apartado audiovisual que totalmente es sobresaliente.

Conclusión

Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder’s Revenge se trata del título más completo y lleno de acción la franquicia, llevándonos a disfrutar de un viaje a los años 80 donde estos simpáticos protagonistas nos hacían disfrutar con cada una de sus aventuras sin tener que movernos de nuestra casa.

El título en sí innova en algunos de sus apartados jugables, destacando la posibilidad de jugar en modo cooperativo en línea, aun así, y a pesar de que se le hayan incluido mecánicas como los desafíos o los coleccionables, nos faltó algo de innovación y duración final. Sin embargo, esto no quiere decir que se pueda convertir en un título con el que pasemos un gran rato de diversión con amigos o desconocidos en estas fechas.

8,5

De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este título ha sido analizado gracias al envío de una copia de prensa por parte de Cosmocover PR.

Alberto

CEO PowerUps. Jugador de la vieja escuela, lector de todo lo que cae en mis manos y apasionado de los indies. "Los videojuegos ya no son como los de antes".