Mastodon
PowerUps
The Curious Tale of The Stolen Pets

The Curious Tale of The Stolen Pets – Análisis PS4 VR

guía de tragaperras progresivas

Los animales han desaparecido y hay que recuperarlos

Adéntrate en lo más profundo de tus recuerdos y descubre qué está pasando. The Curious Tale of the Stolen Pets aterrizó hace poco en nuestras PS4 para, a través de nuestras VR, meternos de lleno en un cuento a la vieja usanza.

Una historia un poco turbia

[dropcap]N[/dropcap]uestro abuelo será el narrador en esta adorable historia y es que, a través de una serie de pequeños puzles, intentará que nos reconciliemos con nuestra hermana. Poco más sabemos de qué ha pasado o cómo hemos llegado al punto de no hablarnos con ella ya que si bien es el hilo conductor de todo esto, el juego se centra en encontrar a los animalitos.

Esto, podemos entender que no es del todo cierto pues, para encontrar a los animales debemos introducirnos en nuestros recuerdos y revivirlos. Mientras navegamos por ellos nuestro abuelo nos habla y pregunta por qué hemos llegado a ese momento, por qué no hemos seguido siendo aquel niño que disfrutaba jugando con su hermana.

Como digo, no sabemos por qué, pero está claro que somos los malos en todo esto y lo peor es que hemos hecho sentir mal a nuestro abuelo.

Vive tu propio cuento

A pesar de lo oscura o triste que nos pueda parecer la historia, todo queda olvidado en cuanto empezamos a jugar.

Estamos en nuestra habitación y hay una serie de cuadros extraños. Y es que a través de ellos accederemos a nuestros recuerdos.

El juego está divido en apenas 5 niveles diferentes que podríamos considerar como puzles en sí mismos. Esto se debe a que, aunque consiste en encontrar a varios animales escondidos en ellos, iremos hilando un puzle con otro hasta dar con todos.

Una vez que entramos en uno de ellos, vemos que está hecho para gustar: la paleta de colores es típicamente infantil. Además, las formas y decorados nos recuerdan completamente a los libros de cuentos que leíamos de pequeños.

Como no podía ser de otra forma, al estar en nuestros recuerdos tenemos pleno control sobre ellos y moveremos el escenario como si de un juguete se tratase. A base de movernos por él y girarlo conseguiremos descubrir todo lo que oculta.

Pocos niveles con escaso contenido

Si bien es cierto que el juego luce bien, termina quedándose en eso. La duración es extremadamente escasa y es que en apenas 2 horas habremos completado todo lo que nos ofrece.

Como ya he dicho, el juego se divide en 5 mundos, totalmente diferentes entre sí pero que apenas contienen 5-6 puzles para resolver. A eso, le podemos sumar que se permite interactuar casi con todo y que, en cada nivel, hay una serie de monedas escondidas, convirtiéndose así en un coleccionable. No obstante, esto no alarga el juego ni las posibilidades que tiene. Como digo, incluyendo eso, la duración no pasará de 2 horas.

Para rematar, no ofrece nada de contenido post-game por lo que una vez que completemos la historia, todo quedará hecho y sí, podremos visitar una y otra vez los recuerdos, pero no servirá de nada.

Controles tediosos

Por otro lado, algo que no me gustó en absoluto es que está muy mal optimizado si no juegas con los mandos Move.

Si juegas con el mando Dualshock como hice yo (ya que lo hago con todos los juegos de VR), se alargará más el juego, pero solo porque en muchas ocasiones es imposible dirigir el movimiento hacia donde queremos. El menú se coloca a una distancia ridícula y solo llegaremos a él tras varios intentos y desplazamientos por prácticamente medio salón.

Una vez que conseguimos acceder al juego, para mover el escenario en muchas ocasiones estaremos ante el mismo problema pues o se situará muy lejos o extremadamente cerca y deberemos, en todo caso, intentar moverlo desplazándonos nosotros mismos o reiniciando una y otra vez la localización de la pantalla con respecto a nuestra posición.

Finalmente, si conseguimos acoplarnos al entorno, disfrutaremos del juego y sus dinámicas.

Fallos al querer completar

Algo de lo que ya he hablado es del poco contenido que tiene. Y eso se hace aún más notable si, como en mi caso, decidimos ir a por los trofeos con el único objetivo de darle más minutos al juego.

El juego, como suele ser habitual en estos casos, no tiene platino y apenas cuenta con 15 trofeos. Pero bueno, aunque sean pocos y la mayoría estén relacionados con la historia, para otros debemos hacer una serie de cosas por todos los capítulos. Y aquí llega el problema, muchos de ellos están bugeados y será prácticamente imposibles de conseguir.

Aunque esto no debería ser un problema por sí solo, aunque es algo grave actualmente, si lo sumamos a todos los fallos anteriores convierten una bonita experiencia de juego en casi una pesadilla.

Conclusiones

A pesar de que The Curious Tale of The Stolen Pets es un juego relativamente bueno, mi opinión general es que tiene demasiados fallos y por tanto no es algo que jugaría ni recomendaría. Puede ser divertido y entretenido para los más pequeños de la casa (a poder ser siempre que tengamos moves) pero desde luego se aleja del contenido que recomendaría para alguien más adulto o con menos paciencia.

Generalmente suelo ser compasiva con los juegos pertenecientes a estudios pequeños, como es el caso de Fast Travel Games pero la verdad es que veo demasiados fallos que podrían haberse solucionado de manera más o menos sencilla como para pasarlos por alto.

Mi nota, a pesar de todo, es un aprobado pues creo que pueden llegar a conseguir el resultado esperado con algunas actualizaciones posteriores.

Nota 5/10

De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este título ha sido analizado gracias al envío de una copia de prensa por parte de Avance Discos.

Seina

Nací pegada a un mando. Cualquier género y plataforma son bienvenidos.
Doy mi opinión no siento cátedra. Paso el tiempo en PowerUps.

Ko-fi