PowerUps

They Are Billions – Análisis PS4

They Are Billions: el apocalipsis zombie tiene origen nacional

Hace más o menos año y medio que el equipo de Numantian Games nos presentaba They Are Billions en Steam mediante acceso anticipado, y ahora tenemos el placer de poder jugarlo en consolas gracias al port por parte de Blitworks. El título nos presenta un escenario en el que tenemos que hacer crecer una colonia mientras sobrevivimos a las oleadas de zombies, pero… ¿Habrá conseguido They Are Billions sobrevivir a consolas? Lo veremos en este análisis.

Dificultad para todos los públicos

They Are Billions es un juego de estrategia en tiempo real, pero con pausas. Puedes pensar antes de hacer cualquier movimiento y planificarlo todo, pero esto no quiere decir que vaya a ser fácil, y menos de primeras. Así que vamos a empezar hablando directamente de la curva de dificultad y de cómo su aprendizaje es puro ensayo y error.

They Are Billions

De momento en consolas solo tenemos el modo supervivencia y el desafío semanal, estando ya la campaña en la versión de Steam, se echa de menos, pero bueno, vamos a centrarnos en el modo supervivencia. Antes de comenzar cada partida tenemos 2 parámetros básicos a modificar para ajustar la dificultad y, por tanto, la puntuación obtenida (a más fácil menos puntos):

  • Duración: ajustando los días máximos a sobrevivir, haremos la partida más larga o corta, pero también más o menos difícil. A más días más tiempo para prepararnos.
  • Población: podemos ajustar la cantidad de enemigos que saldrán en el juego, haciendo que los ataques a la colonia sean más o menos fuertes. También dependerá de este ajuste la cantidad de enemigos que hay por el nivel.

They Are Billions

Además de esto, también tenemos un total de 4 mapas: 1 de inicio y 3 desbloqueables. Para poder acceder a estos últimos hay que superar el anterior con un % de puntuación mínimo, exigiendo al jugador que practique si quiere ver más allá. Cada uno de los mapas presenta terrenos diferentes, con sus pros y sus contras. Por ejemplo, uno de ellos está helado y los zombies atacarán menos, pero necesitas más energía, otro puedes expandir mejor la colonia, pero estará lleno de pueblos plagados de zombies… Al final lo suyo es jugar y perder para ver cómo afrontar cada situación y aprender a manejar el título.

Gestión, planificación y defensa

They Are Billions, como todo buen RTS, no se trata de hacerlo todo a lo loco, sino de planificarlo todo poco a poco. Además, cada partida será diferente, ya que los mapas se generan de manera aleatoria, por lo que siempre toca explorar.

They Are Billions

Al inicio de cada partida nos darán 4 rangers y 1 soldado para aguantar un poco los primeros días, aunque como nos toque un sitio con muchos accesos tendremos que conseguir más unidades o estar pendiente de moverlas continuamente. A la vez que estamos pendientes de que no entre nadie a nuestra colonia tenemos que preocuparnos de conseguir los recursos principales: dinero, madera, piedra, hierro y petróleo. 

Para conseguir estos recursos tenemos que construir los edificios para extraerlos, por lo tanto, tienes que explorar y expandir la colonia lo más rápido posible para planificar todas las construcciones. Sin embargo, hay un problema para expandir la colonia, se llama energía. Para ampliar nuestro rango de construcción es necesario construir una serie de antenas tesla que extiendan la energía, así como molinos o centrales térmicas para suministrar energía.

El dinero es algo esencial, por mucho que sea un apocalipsis zombie hay que pagar impuestos, por lo que es necesario tener a bastantes colonos y contentos, así como suministrarles comida. Ellos serán quienes se encarguen de defender la colonia, así que cuantos más mejor. Cuando llegamos a tener bastantes colonos, podemos escoger un alcalde que nos dará una pequeña bonificación a la colonia. Y el dinero se irá en investigaciones y mantenimiento de edificios y unidades.

They Are Billions

Por lo demás, es pura decisión del jugador como actuar. Puedes explorar el mapa en busca de recursos, fortalecer tus murallas, preparar el terreno para las invasiones, salir a aniquilar tú los zombies, crear mejores unidades o incluso intentar construir alguna de las maravillas.

Que ojo, la jugabilidad del título en general es bastante buena y acaba enganchando bastante aun perdiendo porque se te cuele un zombie desgraciado y no te des cuenta, además que las partidas son bastante largas y te quedas ahí, mirando todo el movimiento en pantalla.

They Are Billions

Pasando el control al gamepad

Aquí es donde viene lo complicado al tratarse de un juego de ordenador en el que, por costumbre, se hace todo con teclado y ratón. Hay que adaptarlo a mando y además conseguir que su rendimiento no se vea afectado por las limitaciones de potencia fija de una consola.

Jugar con el mando a They Are Billions es como subir una cuesta, al principio cuesta bastante y tardas en acostumbrarte, pero rápidamente coges el ritmo para realizar las acciones necesarias. Hubiese venido bien algún tipo de ayuda más continua en pantalla para descubrir los atajos del mando, pero bueno, basta con ir a ayuda para saber cuáles son. Además, muchos atajos son «complejos» como por ejemplo pasar al modo plano. Al final básicamente el mando se limita a imitar el cursor del ratón y meter todos los atajos posibles en los botones.

They Are Billions

Si eres de los que piensan que se juega mejor con teclado y ratón, no pasa nada, tienes soporte para conectarlos. Aunque en lo personal, he probado a hacerlo, y el ratón me iba un poco raro (no sé si cosa de mi ratón o del juego), por lo que me acabé acostumbrando al mando, que no está nada mal implementado.

El rendimiento, como era de esperar

Todos sabemos, o deberíamos saber, que colocar semejante cantidad de enemigos como la que maneja They Are Billions en pantalla no es fácil. Se requiere al final de un buen hardware que vaya adaptándose a las necesidades crecientes del título.

En nuestros primeros días de juego, no tendremos problemas al tener poco terreno descubierto y solo unas cuantas construcciones, pero en cuenta llegamos al «mid-game» de la partida notaremos como baja el rendimiento. Ya aclaro que no es algo que interfiera en la calidad de juego, pero para algunos puede resultar molesto.

They Are Billions

En el momento en el que empezamos a tener bastantes construcciones, al alejar el zoom veremos cómo comienza a ir más lento, le cuesta mostrar todo en pantalla. Y si hablamos de las oleadas grandes de camino al final… Mejor tenerlo todo preparado y desplazarnos con el zoom bien cerca si queremos fluidez.

Al final de la partida, es cuando llega el momento de máximo terror. En una de ellas noté como se sobrecalentó la consola hasta el punto, de que olía a plástico calentito, y eso que la trato bastante bien con cambios de pasta térmica, limpieza e incluso los pads térmicos.

Estaba claro que They Are Billions iba a tener problemas en este aspecto, por suerte dentro de lo que cabe lo lleva bien, no termina de ser algo que interfiera en la partida, pero que a algún usuario podría resultar molesto.

They Are Billions

El contenido

Tengo They Are Billions en Steam desde que salió en acceso anticipado y he ido siguiendo su progreso mediante Steam, por lo que al llegar a la versión de consolas me he sentido bastante decepcionado. Creo que lo suyo siempre es tener una versión «igual» en todas las plataformas, sin diferencias de contenido, pero no es el caso.

En la versión de consola tenemos la ausencia del modo campaña, uno de los grandes añadidos en la versión de PC, así como de un par de mapas en el modo supervivencia que podrían dar más vida al título. No voy a criticar por ejemplo la ausencia de los mapas comunitarios porque sé de primera mano que es más complejo de realizar, pero que sepáis que tampoco están.

They Are Billions

Además del contenido, también he podido observar incluso ligeras diferencias en la interfaz del juego, haciéndose notar de sobremanera en general que la versión de consolas es otro acceso anticipado. Y bueno, luego hay algún fallito por ahí suelto como errores en la traducción, pero esto ya son cosas aparte y de menor importancia.

Conclusiones

They Are Billions es un tremendo juego de estrategia con temática zombie, muy bueno en todos sus apartados y muy adictivo. El trabajo de Numantian Games es excelente y lo recomiendo sin lugar a dudas. Sin embargo, como usuario de la ya existente versión de Steam, no puedo decir que recomiende ahora mismo la versión de consolas. Es buena, pero la falta de contenido respecto a la versión de PC me ha parecido un punto muy negativo y a tener en cuenta.

Si tenéis pensado comprarlo, echarle el ojo, o queréis viciaros sin más, os recomiendo que compréis directamente la versión de PC, el juego lo merece.

Nota: 7/10

*De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este título ha sido analizado gracias al envío de una copia de prensa por parte de EvolvePR via Terminals.io

Blansi

Blansi

Co-Administrador de PowerUps. Jugón desde bien pequeño y amante de los Survival Horror y RPG. Puedes leerme en Twitter o verme jugando por Twitch. Contacto: blansi@powerups.es

Publicidad

Juegos buscando financiación

Publicidad