PowerUps

Torchlight 2 – Análisis PS4

Torchlight 2 – RPG en estado puro 

Sin duda alguna, al menos bajo mi punto de vista, Torchlight 2 es uno de los RPG’s del año. Desarrollado por Runic Games, Panic Button Games y distribuido por Perfect World Entertainment, el título promete horas de diversión con un estilo muy característico.

Torchlight 2 nos sumerge en un mundo lleno de peligros y exploración recompensada. La dinámica jugabilidad y el inmersivo progreso sobre el personaje, habilidades, estadísticas y armas nos garantizan una aventura muy entretenida y como no podía ser de otra manera con esta clase de títulos, totalmente rejugable.

RPG divertido desde el primer momento

Para empezar nuestra aventura, primero tendremos que elegir entre cuatro clases que se adaptan a todo tipo de jugadores:

  • El Forastero, que sería el personaje para aquellos que les gusta los ataques a distancia, ya que este se especializa en proyectiles y habilidades que así lo apoyan.
  • Mago de ember, que sería el típico mago que controla los elementos e incluso puede meter debufos a los enemigos.
  • Berserker, es el personaje ideal para los jugadores a los que les encanta la lucha cuerpo a cuerpo.
  • Ingeniero, un personaje que dispone de ataques muy poderosos para controlar a grandes grupos de enemigos y la capacidad de crear robots que ayudarán a los jugadores.

Después de elegir cual será nuestro tipo de personaje, en el mismo menú se nos permitirá elegir ciertas características del mismo, como la cara, el corte de pelo, el color y el nombre. Luego llega el turno de la mascota que nos acompañará durante toda nuestra aventura, que puede ser desde un búho, un lobo, un halcón o incluso un hada. También podremos cambiar un poco su apariencia y elegir su nombre.

Historia en segundo plano

Una vez elegido el personaje, el título nos introduce en la historia con una breve cinemática que nos hará entender cuál es nuestro cometido: detener al Alquimista. Un poderoso y malvado mago que pretende destruir la fina línea que hay entre dos mundos, el nuestro y el averno, donde habitan criaturas de todo tipo. Para ello primero tendremos que hacernos con la magia de los guardianes de los elementos. Seres que también persigue el Alquimista, ya que necesita su magia para abrir un portal al otro mundo.

Durante toda la aventura estaremos persiguiendo a este villano, sintiendo en todo momento que estamos solo un paso por detrás suyo. Y aunque la historia se nos revela durante toda la partida, no en pocas ocasiones sentimos que está en segundo plano. Su argumento nos acompaña, pero solo para saber por qué estamos ahí y cuál es nuestro objetivo. No nos atrapa ni nos incita a acabar con cierto enemigo porque realmente nos provoca rabia o un sentimiento protector para con los personajes secundarios que conocemos en la trama. Y aunque en mi opinión, esto es algo que ya se espera de estos títulos, creí que era mi deber remarcarlo.

En cuanto a las misiones, siempre serán más o menos del mismo tipo, ir a un lugar y acabar con alguna criatura peligrosa para salvar a alguien o conseguir un recurso. También tenemos algunas misiones secundarias repartidas por el mapa, que pueden alargar de forma gratificante la experiencia de juego, aunque esta no pase de las 20 o 30 horas.

Un mundo vivo y mágico

A medida que avanzamos en la historia, nos adentramos cada vez más en el mundo de Torchlight 2. Un mundo que nos cautivará desde el primer momento. El título no deja de ser un dungeon crawler y aunque en algunos momentos se siente como tal, su extenso mundo nos hace olvidar que ese lugar en el que nos encontramos simplemente es un nivel más. Cada pocos minutos desde que empezamos a jugar nos encontramos campamentos asediados, edificaciones derrumbadas, cadáveres de soldados en una esquina del mapa, una narración que cuenta historias diferentes; desde un enemigo que ha provocado la muerte de esos hombres o un malvado ejercito que ha asediado esas casas.

Divertido hasta el final

Esta forma de narrar, ya la hemos visto en otras entregas del género y la verdad es que funcionan muy bien. Nos mantienen entretenidos y expectantes mientras disfrutamos de su estupenda jugabilidad y escenarios. Los cuales pueden pasar desde un bosque enorme, al desierto, cruzando por unos montes gélidos. De esta manera los chicos de Runic Games y Panic Button Games se han encargado de crear la sensación de que el viaje que realizamos es realmente largo.

Estos enormes mapas, extensos y en ocasiones enrevesados, nos llaman a la exploración. El título recompensa la inspección del terreno que observamos, ya que en casi todos los niveles habrá una recompensa para aquellos aventureros que no quieran dejarse ni un punto del mapa sin visitar. En ocasiones puede ser un cofre con un arma peculiar, un enemigo más poderoso que los demás al cual derrotar o un cofre con pociones, armaduras y demás.

Incluso hay puntos repartidos por el mapa que nos conducirán a un escenario distinto y paralelo al mundo que normalmente habitamos. Ahí, podremos enfrentarnos a oleadas de monstruos o completar un puzle mientras nos atacan. En estos escenarios encontraremos pruebas con recompensas muy suculentas, así que explorar siempre merece la pena en este título.

Maravillosa jugabilidad

Sin duda el punto fuerte de este título es su jugabilidad, como nos enfrentamos a los enemigos y como gestionamos las habilidades de nuestro personaje.

Desde el primer minuto de partida se hace gratificante enfrentarte a pequeños enemigos que se nos cruzan en nuestro camino. Como se puede apreciar en la imagen, tenemos casi todos los botones del mando para asignar las habilidades, pociones, ataques o hechizos que queramos según nuestro gusto y estilo de juego. Son cinco las habilidades que podemos tener equipadas en los atajos que nos ofrece el juego, eso claro si no queremos quitar el botón de las pociones ni el del ataque principal, por lo que deberemos escoger bien que habilidades que queremos usar.

Acción inmersiva

Abajo a la izquierda de la pantalla podemos encontrar la esfera donde se representa la salud y el maná. Además de un círculo que las rodea. Este círculo es la «Carga». Cuando se llena por completo, nuestro personaje podrá lanzar habilidades sin gastar nada de maná, además de tener una poderosa regeneración de salud. Esto nos permite enfrentar a un gran número de monstruos o incluso un jefe a pecho descubierto, lanzando habilidad tras habilidad sin preocuparnos de ponernos a cubierto o esquivar sus ataques.

El movimiento de los personajes en Torchlight 2 no es para nada lento, lo que hace que el gameplay tenga mucho dinamismo y acción a cada esquina que cruzas. Entre combate y combate no pasa ni un minuto de exploración, lo cual en muchas ocasiones es de agradecer. Esto combinado con habilidades de movimiento de los propios personajes hace que tengamos que estar muy pendientes de todo lo que pasa en pantalla en todo momento, no solo se trata de lanzar habilidades.

Aunque el título se encarga muy bien de entrenar tu ojo para este tipo de situaciones, ya que al principio no habrá muchos elementos en pantalla. Pero a medida que nuestra aventura avance, tanto las habilidades como los enemigos ocuparán gran parte del escenario. Y aunque en un título donde hay muchos elementos en pantalla al mismo tiempo, nos cuesta distinguir de quien es cada habilidad, Torchlight 2 logra suplir este problema.

Sistema de niveles/habilidades eficaz

A medida que vamos avanzando en nuestra encarnizada aventura, iremos subiendo de experiencia. Cada nivel que subamos nos da la oportunidad de subir ciertas estadísticas, además de una habilidad. Las habilidades que podemos subir se ven limitadas a nuestro rango, de manera que en niveles altos podremos subir de nivel o desbloquear habilidades más poderosas. Todos los personajes cuentan con tres ramas de habilidades. Cada una de ellas sirve para algo en específico, una rama está diseñada para el ataque, otra para el apoyo y otra para el movimiento. Aunque no todos los personajes son iguales, en el caso del mago de ember es así. Podremos escoger entre fuego, rayo o hielo.

El asunto se vuelve aún más profundo cuando cada propia habilidad tiene hasta tres niveles distintos. Cada nivel hace que la habilidad se comporte de manera totalmente distinta o la potencia. Por ejemplo: Pilares de fuego. Esta habilidad crea cuatro pilares de fuego que buscarán al enemigo para aplicarle un daño de fuego por segundos. Cuando completas el nivel uno de esta habilidad, que son cinco puntos de experiencia, en lugar de cuatro pilares crearemos cinco. Así es con algunas habilidades, pero con otras simplemente hacen más daño o el efecto dura más segundos.

Una vez subido de nivel y desbloqueada la nueva habilidad, podremos asignarla a un botón del mando. Pero no solo a base de subir de nivel podremos desbloquear habilidades. Un curioso sistema de «Fama» también nos dará puntos de habilidades para invertir. Este sistema se representa con un número desde el menú del inventario. Conseguiremos un mayor número de Fama cuantas más misiones secundarias realicemos y más monstruos ejecutemos.

Horas y horas de acción RPG

Además de puntos de habilidad, también nos darán cinco puntos de atributo por cada nivel subido. Estos atributos son la Fuerza, que aumenta el daño del arma. La Destreza, que aumenta la probabilidad de realizar golpes críticos y esquivar ataques de enemigos. La Concentración, que aumenta el maná y el daño mágico. La Vitalidad, que aumenta la salud, la armadura total y la probabilidad de bloquear con escudos. Esto junto con las habilidades hace que podamos crear un personaje muy personal y a gusto de todos.

Además de nuestras habilidades y pericia en batalla, también contaremos con un compañero durante toda nuestra aventura. Ese compañero es nuestra mascota, que como ya he dicho al principio del análisis, puede ser el animal que quieras. Esto simplemente cambia en la apariencia. Una vez que juguemos junto a nuestra mascota, podremos configurar su menú para que sea más agresiva, pasiva o defensiva. Esto puede ayudarnos a combatir o pasar de ciertos enemigos. Además, esta mascota también nos puede hacer la compra en la ciudad, ya que en cualquier parte del mapa, desde su menú, podremos crear una pequeña lista de la compra y mandarla a la ciudad a comprar. Esto puede resultar muy útil si nos estamos quedando sin pociones de salud y nos están partiendo la cara.

Personajes totalmente configurables

La mascota además puede llevarnos objetos si nuestra mochila está llena y aprender hechizos, algo que es extremadamente importante. Los hechizos son habilidades que puede aprender cualquier clase y pueden ser para crear un escudo elemental o invocar cuatro zombies. Todos se pueden usar asignando un botón para cada hechizo o dejar que la mascota los utilice de forma aleatoria. La verdad que en mi caso prefiero la segunda opción, ya que de forma bastante frecuenta, la mascota nos ayudará con hechizos y mientras nosotros podremos tener nuestras habilidades propias sin quitar ningún botón.

Es cierto que un mago siempre será receloso con sus habilidades y el maná, pero ¿Y un Forastero o Ingeniero? En Torchlight 2 no solo de habilidades se compone el ataque de los personajes, sino también del uso de las armas. Todas las armas al igual que las armaduras, anillos o collares tienen un color y ello determina las estadísticas de la misma. De menor a mayor: negro, verde, azul y dorado.

Dependiendo del color del arma, esta tendrá unas características u otras. Cuanto mayor sea el rango, mayor son las bonificaciones que estas ofrecen. Por lo general suele ser un tanto por ciento de robo de mana, vida, mayor daño con hielo, fuego o electricidad. También tenemos las que directamente ofrecen un plus al daño, a la armadura enemiga y demás. Se aplica la misma regla para todas las armaduras, anillos y colgantes. Los requisitos es un cierto nivel, fuerza, concentración, vitalidad o destreza. A veces incluso un conjunto de ambas si el arma es muy poderosa. Si no cumplimos el requisito de nivel, quizás si lo hagamos con el requisito de destreza que pide y en ese momento nos dejará equipárnosla.

Un papel importante: el botín

Normalmente estas armas y armaduras nos las encontraremos derrotando a enemigos o jefes finales. Incluso algunas de ellas las encontramos sin identificar, lo cual conlleva que no podamos ver sus estadísticas ni equipárnosla. Para ello tendremos que usar un pergamino de identificación y se nos revelará el arma en si. Si tenemos suerte, incluso podremos equiparnos un arma que tenga un hueco de gema. Las gemas son piedras, trozos o esquirlas de un elemento en concreto que harán que nuestra arma o armadura tenga mayores bonificadores del elemento en cuestión. Pero existen unas «gemas» especiales: los ojos de los jefes finales. Estos nos darán los mejores bonificadores, consiguiendo incluso alguno especial como tener un 10% de probabilidad de invocar a un demonio al golpear al enemigo.

Aunque sí es verdad que este tipo de armas o armaduras podemos encontrarlas matando y matando, Torchlight 2 también nos ofrece un sistema de comercio en las ciudades. Las ciudades son como puntos de descanso entre viaje y viaje donde podremos hacer bastantes cosas. Podremos comerciar con el armero para conseguir armaduras o armas más apropiadas para la siguiente zona si no hemos tenido suerte con el botín. También podremos comerciar para comprar pociones, collares y pergaminos de regreso a la ciudad o de identificación.

Las gemas solo las podremos conseguir matando enemigos, pero una vez que engarzamos una gema en un arma o armadura, ya no la podremos quitar por cuenta propia. Para ello deberemos hablar con un comerciante de la ciudad que puede hacer dos cosas por nosotros: destruir la gema y recuperar el arma con el hueco o destruir el arma y recuperar la gema. Y por último y junto a este encontramos al encantador. Él podrá encantar nuestras armas y armaduras añadiéndole así un pequeño bonificador totalmente aleatorio por un módico precio.

Gran variedad de enemigos

Una vez hayamos comprado todo lo que necesitamos, estaremos listos para matar enemigos…o que nos maten. Los enemigos en Torchlight 2 ha sido junto a otros aspectos, de lo que más me han gustado. Hay una gran variedad de ellos y con ataques totalmente distintos. Cada diseño, cada ataque, cada enemigo son diferentes unos de otros. Podremos encontrarnos desde esqueletos armados, zombies, guerreros barbaros, fantasmas, arañas, lobos, robots, de todo. Cada cual, con ataques a distancia, cuerpo a cuerpo, de invocación, de agarre o de aturdimiento. Por lo qu,e al entrar en una nueva zona, deberás aprender como ataca cada enemigo y así conocer sus patrones para acabar mucho mejor con ellos.

La curva de dificultad está bien adaptada a un progreso moderado, explorando y realizando misiones secundarias. Cada nueva zona te advierte antes de entrar con el nombre de la zona y el nivel de los enemigos que allí habitan. Si somos nivel 20 y entramos en una zona con enemigos de nivel 25 o 30 nos veremos en serios problemas para pasar ese área. Pero como he dicho, si no tenemos prisa, exploramos, realizamos misiones secundarias y mantenemos las armas y armaduras de manera medianamente optima, no supondrá ningún problema pasar de zona. Pero si nos aventuramos a una zona en la que los enemigos nos superan de nivel y nos matan, tendremos la opción de revivir en ese mismo lugar pagando un porcentaje del dinero que llevemos encima en ese momento o revivir en la ciudad totalmente gratis.

Conclusiones

Torchlight 2 es un RPG de la vieja escuela. Me ha encantado de principio a fin. Quizás sí hubiera preferido un poco más de contenido de historia, pero teniendo en cuenta que podemos pasarnos el título con cada personaje las veces que queramos, tenemos juego para rato. Hacía tiempo que no sentía la satisfacción de ver cada vez a mi personaje más y más fuerte. Por el precio que tiene de 20,00€ en la PSN tenemos un título de calidad. 

Nota: 8.5/10

*De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este título ha sido analizado gracias al envío de una copia de prensa por parte de TNPR.

Agrava

Agrava

Redactor de Powerups. Nací con un joystick bajo el brazo. Me encanta escribir, jugar y leer. Contacto: Agrava@powerups.es

¿Te gustaría apoyarnos?