PowerUps

Trek to Yomi – Análisis PS4

Una odisea en la época samurái.

Me encantan las historias de samurái, desde el momento que me enteré del desarrollo de Trek to Yomi por parte de Leonard Menchiari, le seguí la pista. Asimismo, se hizo equipo con los polacos Wild Flying Hog para poder ofrecernos este título que está inspirado en las películas japonesas de los años 50’s y 60’s, así como las películas de Kurosawa.

La titánica tarea de traer a la actualidad requirió del apoyo inspiracional del Museo Edo en Tokio y de nativos japoneses, esto a fin de poder respetar la forma en que la cultura es plasmada en el juego, cada decisión tomada fue cuidadosamente revisada para no arruinar la visión del director, así como la manera en que el país nipón vivió esa época.

Una historia fiel al cine de Kurosawa de samuráis

Trek of Yomi nos pone en los zapatos de un espadachín Ronin llamado Hiroki, que ha heredado la encomienda de proteger su villa junto con sus seres queridos, luego del fallecimiento de su maestro, ante la amenaza de bandidos. Al comienzo la aventura se percibe sencilla para explorar sitios aledaños, luego de un tiempo de relativa paz la cosa comienza a escalar a enormes proporciones.

El pueblo de Hiroki está en llamadas, su amada está extraviada y nuestro protagonista es apuñalado en las costillas. La última esperanza está en Yomi, el inframundo, en donde deberá pelear a través del purgatorio japonés para aspirar a una oportunidad de redención.

De pelear con bandidos, pasaremos a enfrentar humanos poseídos, demonios, por mencionar algunos, todo se irá transformando en nuestro alrededor y tendremos que adaptarnos a la amenaza.

Trek to Yomi tiene todos los elementos para hacer que el viaje de Hiroki se sienta exhaustivo como increíble. No estamos ante una típica historia de samuráis, gracias a su giro de trama que lo lleva a un nuevo nivel que engancha de muy buena forma.

Su estilo de juego logra enganchar al ponernos en la piel de un verdadero samurái

Al iniciar el juego se nos ofrecen tres dificultades para elegir nuestra aventura, en donde una cuarta más desafiante llamada Kensei en donde de un solo golpe podemos morir, esta se puede desbloquear una vez que superemos el juego en cualquiera de las dificultades presentadas: KABUKI: Ideal para aquellos solamente desean disfrutar de la historia, con pocos desafíos y combates. BUSHIDO: Corresponde a la normal, ya que ofrece para una buena combinación de historia y espada, con un nivel intermedio de desafíos y la RONÍN: la cual nos pone a prueba en todo aspecto del juego entre combate y recursos.

Estamos ante un juego de aventura con perspectiva 2D para los combates y agrega una profundidad 2.5D en determinadas secciones de exploración. Trek to Yomi incentiva la exploración, siendo necesario que naveguemos las ramificaciones opcionales en busca de coleccionables que nos recompensarán mejorando la resistencia o los puntos de vida.

El sistema de combate es sencillo de entender, tenemos golpe ligero y golpe fuerte, asimismo, podemos lanzar proyectiles como flechas, kunai y pequeñas detonaciones con un mosquete ozutsu.

La característica principal del combate es el contraataque en donde dejaremos expuestos temporalmente al enemigo al hacerlo en el momento preciso, siendo de lo más divertido de realizar, conforme vayamos eliminando enemigos iremos recibiendo nuevas habilidades y técnicas de lucha.

El juego nos ofrece toma de decisiones, que en consecuencia afectará los finales y que hace que valga la rejugar la campaña. No tenemos vidas, así que si somos derrotados apareceremos en el punto de control anterior inmediato, los cuales están representados por pequeños santuarios en donde recuperaremos la vida y resistencia, así como el guardado de la partida.

Los enfrentamientos de jefes se dan al final de cada capítulo, aquí si es necesario tener mucha paciencia y certeza en nuestros movimientos, ya que debemos poner atención a sus patrones de ataque y ubicar sus puntos débiles para asestar el golpe letal.

En lo gráfico se nota el interés del estudio en entregarnos una experiencia inmersiva respetuosa a la fuente original

El juego corre a una resolución de 1080p a 60 fotogramas por segundo en una PlayStation 4 Slim. La mayor parte del tiempo es estable en su rendimiento, sin embargo, sufre de hipos y caídas en los fps, caso contrario en PlayStation 5 en donde se mantiene mucho más estable.

Su apariencia en blanco y negro logra encantar gracias a su buena iluminación en los entornos, en donde la oscuridad no nos hace perder los detalles de los escenarios que estemos recorriendo, al explorar la cámara cambia de ángulo de forma automática para indicarnos el camino.

Algo un poco molesto, aunque esto es muy personal, es el uso de las barras negras cinematográficas en la parte superior e inferior de la pantalla. No son exageradamente grandes como sucede en otros títulos (cof, cof, The Evil Within) y por la posición de la cámara no bloquean la visibilidad de los elementos en pantalla.

Los diseños de enemigos y de personajes, son muy respetuosos con la fuente original japonesa, haciéndonos sentir parte de este cuento mágico fiel a la cultura oriental. Los rostros de los personajes en las cinemáticas están muy bien cuidados. La pequeña libertad que tenemos al explorar los escenarios nos permite encontrar coleccionables valiosos.

Su banda sonora está a la altura de lo esperado con actuaciones

En lo musical Trek to Yomi me ha encantado, con sus melodías interpretadas con instrumentos de viento que nos transporta a la época de los años 50 y 60 en la epitome de las películas samurái. En los efectos de sonido, el estudio ha sido cuidadoso, cada espadazo que realicemos tiene su buena retroalimentación que hace satisfactorio destajar enemigos.

En las actuaciones de voz, el juego cuenta con voces solamente en japonés, una decisión acertada que le da más fidelidad a la obra al momento de ponernos en los zapatos de Hiroki al enfrentar a sus enemigos.

Mientras que, en los textos y subtítulos, el título nos ofrece traducción en perfecto castellano. Por lo que no nos perderemos ningún detalle. Lamentablemente, no podemos modificar el tamaño de los textos, a título personal los veo demasiado pequeños y aquellos con poca agudeza visual la pasaremos mal al seguirle el hilo a la narrativa descuidando lo visual.

Conclusión

Trek to Yomi es un juego imperdible para aquellos amantes de la cultura japonesa clásica, os juegos de aventura y acción. Su narrativa logra sorprender en la manera que se desarrolla de lo tradicional a lo sobrenatural con distintos finales.

Su estilo de juego sencillo de aprender destaca por sus mecánicas de combate, aunque al poco tiempo se vuelven repetitivas. Su rendimiento en PlayStation 4 es bueno, con pequeños problemas que no arruinan la experiencia. Lo mejor es su estilo visual blanco y negro, que pocos títulos han implementado de forma exitosa. Cuenta con textos en perfecto castellano, la poca duración de su campaña se sopesa ligeramente por la implementación de distintos finales.

7,5

De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este título ha sido analizado gracias al envío de una copia de prensa por parte de Cosmocover PR.

Hugh Belmont

Autor madrileño 2.0: Abogado de día, videojugador de noche. Amante de los juegos de plataformas, acertijos, RPG por turnos y un poco más. Iba ser un videojugador profesional, pero me lastimé la rodilla. Email: goukiyaga+PUPS@gmail.com