PowerUps

Valfaris – Análisis PC (Steam)

El Heavy Metal nunca pasará de moda

Puede que alguien que esté leyendo este análisis jugara en su día a Slain, título que con sus más y sus menos, tenía un buen planteamiento. Pues bien, del mismo creador, nos llega ahora Valfaris, un run’n’gun que no abandona sus «raíces». Valfaris llega cargado de gore, Heavy Metal por todas partes, acción, plataformeo y diversión.

Adelanto que bajo mi punto de vista es un título bastante superior a Slain, y que, por lo general, estamos ante un juegazo. Así pues, vamos con nuestro análisis de Valfaris.

La vuelta del hijo pródigo

Si os digo que en un planeta desaparece, y de repente aparece de nuevo, pero con un terrible poder oscuro que ha corrompido todo aquello cuanto tenía vida ¿Os suena verdad? Y es que, aunque la historia no sea excesivamente original, no se aleja de esto que acaba de comentar. Valfaris, lo que una vez fue una increíble fortaleza, desapareció del mapa durante un tiempo, y ahora ha vuelto.

Valfaris

Sin embargo, no es la Valfaris que todos conocemos. «Algo» ha invadido por completo la fortaleza, corrompiendo todo ser viviente, así como haciendo aparecer temibles criaturas que morirán bajo nuestros disparos. Nosotros encarnamos a Therion, el «hijo pródigo» de Valfaris y único posible salvador de esta catástrofe.

En nuestro maravilloso viaje lineal a través de las diferentes zonas de Valfaris, nos iremos encontrando con nuevas armas de fuego, nuevas espadas, unos jefazos muy cabr**** y un reencuentro familiar de lo más curioso.

Run’n’Gun de la vieja escuela

La magia de Valfaris reside en su sencillez a la hora de jugar el título. Posee la esencia de los juegos más viejos, pero con la técnica de los juegos modernos. Y con eso vamos a tratar la jugabilidad del título.

Valfaris

Estamos ante un título de corte lineal, con no una excesiva duración, 5h si se nos atraganta un poco, pero son las mejores 5h que podéis echar si os gusta este tipo de juegos. Aunque por suerte, para equilibrar esta «falta» de duración, justo se acaba de añadir el modo NG+, con alguna que otra arma nueva, más dificultad… Todo un desafío, ya que como contaré ahora, la dificultad está muy interesante.

La jugabilidad es sencillísima, se basa en atacar, defenderte y saltar, mientras avanzas hacia delante eliminando todo cuanto hay en el camino. Más clásico y sencillo, imposible, además de una buena respuesta de los controles.

Para ello contamos con un amplio arsenal, dividido en 3 tipos de armas: melee, arma de fuego ligera y pesada. Cada uno de los 3 tipos con variedad, por ejemplo, entre las espadas tienes la bastarda, un látigo o incluso una pata de araña, las armas de fuego ligeras pasan desde la clásica pistola a lanzadores de plasma y entre las pesadas tenemos escopeta, lanzamisiles, cañón de riel entre otras.

Valfaris

La gracia de llevar 3 armas reside en que disparar el arma especial, usar una habilidad o usar el escudo para defendernos/devolver fuego, gastará energía. Y… ¿Como se consigue esta energía? Matando todo cuanto se te ponga por delante con tu espada. Solo así conseguirás tener un equilibrio que te permita usar todo el arsenal a tu disposición y aniquilar a los enemigos.

Pero bueno, el tema de la jugabilidad lo veréis mucho mejor con un vídeo

Jefes con muchas ganas de matarte

Una de las cosas que más me ha gustado del juego son sus jefes finales, principalmente por su diseño, tanto a nivel de arte como de combate. También os aviso que algunos son más fáciles de lo que parecen, mientras que otros sí nos tomaran nuestro tiempo. Los enfrentamientos son bastante moviditos por lo general, y muy medidos, con una dificultad media a poco que nos hagamos con el juego.

También para lo corto que resulta el título, hay una amplia variedad y prácticamente no hay 2 combates similares. Combates en los que importa más el movimiento, otros en los que cuenta más la velocidad de reacción, otros con alguna mecánica extra… Pero todos acompañados de muy buena música.

Valfaris

Sin mucha exploración, pero tampoco la necesita

Aunque Valfaris sea una aventura lineal, tiene algún que otro secretito, estos son principalmente para conseguir dos cosas: materiales de mejora o ídolos de resurrección. Cosa que aún no he comentado, son los ídolos de resurrección, que es la moneda para marcar un punto de control. A lo largo del juego hay unos altares, donde ofreciendo uno de estos, se convierte en punto de control y, a su vez,  nos permite mejorar nuestro armamento gastando los materiales de mejora.

Lo más curioso de estos ídolos de resurrección, es que tiene doble función. Cuantos más acumules, más vida y energía tendrá nuestro personaje para gastar, pero claro, activar un punto de control puede convenir según nuestra habilidad.

Valfaris
Sí, también ha mechas

Para encontrar muchos de estos objetos secretos, tampoco hace falta ser un gran genio. Aunque el diseño de niveles es muy bueno, los secretos son ligeramente obvios a poco que miremos el nivel. Muchos son de romper una pared, simplemente un camino secundario o activar un interruptor. El problema de esto está en que en nuestra primera partida, no sabemos cuál es el camino correcto, por lo que igual avanzamos dejando atrás un secreto, pero estos se pueden ir repasando con el NG+.

Una brutal experiencia

Valfaris tiene todos elementos conjuntados de una manera excelente. El estilo visual pixel art, con una importante carga de efectos, tanto a nivel de VFX como de iluminación, junto al «extremo» gore, es una delicia visual. Pero es que la banda sonora, compuesta por Curt Victor Bryant (Celtic Frost), es una genialidad en todo momento. Tanto la música de ambiente, como las pistas en los combates de jefe, te dan un subidón muy importante.

Esto junto a la jugabilidad, fluida, clásica y moderna a la vez, hace que Valfaris haya sido una de las mejores experiencias que he tenido este 2019 en cuanto al género respecta. Y lo mejor de todo, es que puede que acabemos viendo más juego en algún momento.

Conclusiones

Si te gusta el Heavy Metal, el gore, las plataformas y disparar a todo cuanto se te ponga por delante, tienes ante ti un juego que estás obligado a incorporar a tu biblioteca. Todo el conjunto funciona a la perfección, no llega a ser la excelencia en su punto más alto, pero es un juego que no debería pasar desapercibido. En lo personal entra en lo mejor que he jugado a lo largo de este año, y pongo la mano en el fuego, diciendo que si lo compráis no os vais a arrepentir en absoluto.

Nota: 9/10

*De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este título ha sido analizado gracias al envío de una copia de prensa por parte de BIG SUGAR mediante Keymailer.

Blansi

Blansi

Co-Administrador de PowerUps. Jugón desde bien pequeño y amante de los Survival Horror y RPG. Puedes leerme en Twitter o verme jugando por Twitch. Contacto: blansi@powerups.es

Publicidad

Juegos buscando financiación

Publicidad